Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El Partido Popular arrolla según el CIS

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Las Vegas de Europa, corredor Mediterráneo, Madrid-Barça

Barcelona. Preocupante afirmación de Rajoy: “Meteré la tijera a todo, menos a las pensiones, sanidad y educación”. Recortes, que si más no, afectarán a esos intocables sectores, ¡promesa electoral!, por lo de los vasos comunicantes de la economía. Tijera, significa paro, y paro… más crisis y más impuestos. Pero ante ese ilusionante panorama tenemos una llamada ‘izquierda’, de enriquecidos dirigentes, prometiendo lo que no han cumplido jamás, y además de imposible cumplimiento en su arrasado país. Y en Cataluña la desgracia de una derecha que no es más que el señor Pujol y sus muchachos, corrupción durante 30 años, y que tras recortar, y ¡más que deberán!, sueñan con sentarse en Madrid para su interesado chalaneo. ¡Qué panorama!

Si Rajoy nos promete sangre, sudor y lágrimas, Zapatero se muestra contento porque en el G-20 se han preocupado por Grecia, y más por Italia que por España

Olvidadas pues las promesas tradicionales, los políticos nos lanzan al enredo y la desinformación. Si hace cuatro días tuvimos el ‘Corredor Mediterráneo’, enfrentando Madrid-Barcelona, donde ha habido un empate, lo que significa ‘corredor para todos’, ahora los Medios (lo escribo en mayúscula porque a menudo parece que se trata de uno solo) pasean a un multimillonario (ficción o realidad no importa) que propone a Madrid o a Barcelona pegarles al lado nada menos que Las Vegas de Europa. Aquello de Disneylandia pero multiplicado, sin niños, sin cuentos, con una Diagonal o Castellana entera de casinos y diversión, explotando a tope la realidad española de drogas y prostitución. Otro rey Midas parecido al John Rosillo, amigo de los Pujol, con 100.000 millones de las pesetas de los 80 para Diagonal Mar, arruinado y muerto en un hotel de cinco estrellas en Panamá, donde residía habitualmente.

La idea real o inventada no es nueva. En Zaragoza aún se comenta las Vegas en los Monegros. Y aparte de que sea un imposible plantar de golpe en cualquier lugar relativamente cercano a las dos capitales, más allá de dos o tres casinos, unas discotecas y etc., parece evidente que la noticia se dirige a llenar papel y peregrinas discusiones a lo Messi y Ronaldo. Incentivar la diferenciación, o prometer inversiones (por lo tanto desarrollo y trabajo) que al igual que el Corredor Mediterráneo a diez años vista… pura tomadura de pelo.

Si Rajoy nos promete sangre, sudor y lágrimas, Zapatero se muestra contento porque en el G-20, cuenta y nos cuentan, se han preocupado por Grecia, y más por Italia que por España. Hasta el FMI y Banco Mundial ampliará créditos para todos. Y colofón a otro de los cuentos mediáticos, el sonriente Zapatero dijo: “Al menos, ya no nos rescatan siendo yo presidente”.

Por lo visto las únicas alegrías de nuestros políticos radican en que otros están igual o peor, y que habrá dinero para todos. Dinero que interpretando bien la campaña electoral no llegará a la calle: solo garantiza la supervivencia de este nefasto y deficietario régimen.

Por lo visto las únicas alegrías de nuestros políticos radican en que otros están igual o peor, y que habrá dinero para todos

Y Durán “pide a Catalunya que no se suba a ‘la ola españolista’ del PP”, según publica La Vanguardia, que en el otro diario del poder catalán, El Periódico, titulan: “Durán pide que Catalunya no suba a la “ola ultraderechista” del PP ni sea la única autonomía pro-PSOE”, cuando a hipócritas ultraderechistas no les gana nadie… y a corruptos andan empatados con los del PSC con quien tantos ‘negocios’, recalificaciones y créditos, más quiebra de caixas, han consumado.

La única recomendación que se me ocurre: apagar el televisor hasta el día 20, y encenderlo el 21 para enterarnos del chaparrón que a cada día que pase alimentará un incontrolado huracán.

Futuro: paro… y sueldos asiáticos con contratos basura y despido libre y barato.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario