Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El Partido Popular, el gran beneficiado de las disputas de PSOE e IU

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El enfrentamiento que mantienen Tomás Gómez y Gregorio Gordo recuerda al ‘tamayazo’, ocurrido hace ahora cinco años

No es idéntica la situación, pero deben pararse y asumir cada cual los errores que pueda haber cometido. Me refiero al proceso culpabilizado que están sosteniendo Tomás Gómez (PSOE) y Gregorio Gordo (IU). Si no se hace, la historia de nuevo beneficia a la derecha popular madrileña.

Han pasado los años y sin embargo los madrileños y madrileñas progresistas de izquierdas, mantenemos en nuestra mente la traición que la izquierda madrileña padeció en la primavera de 2003. En aquellas elecciones autonómicas la suma de los diputados y diputadas de izquierdas era mayoría para gobernar en la Comunidad de Madrid. Fueron dos diputados del PSM los traidores que no asistieron a la investidura del candidato socialista, Rafael Simancas.

Así empezó la victoria de la derecha y cómo la presidencia de la CAM, la consiguió Esperanza Aguirre (PP).

El enfrentamiento ha sido provocado por el desalojo de la alcaldesa socialista de Velilla de San Antonio por parte de PP e IU

Después de aquel episodio, se monta una comisión de investigación con luz y taquígrafos que desvelaron todas las miserias que la política a veces está obligada a realizar. El resultado fue un desastre para la izquierda.

He querido rememorar el hecho, debido al enfrentamiento y reproches que mantienen en sus respectivos medios de comunicación Tomás Gómez y Gregorio Gordo. La espoleta que provoca la explosión es el desalojo de la alcaldesa de Velilla de San Antonio. Los concejales del PP e IU suman sus votos y arrebatan la alcaldía al PSOE.

Muy sibilinamente, el Sr. Granados (PP) se encarga de atizar el fuego, con lo cual, Secretario general y Coordinador general de Madrid, descubren ante la opinión pública todas sus diferencias y tropelías. Esto, sino es exactamente igual que en 2003, sí que puede tener el mismo beneficio electoral para la derecha madrileña que representa, y de que manera, Esperanza Aguirre (PP).

Con sensatez y serenidad deben parar y sentarse en privado para analizar severamente la situación. Hay que recordar que ambas formaciones políticas forman muchos gobiernos en municipios de la Comunidad de Madrid, y no se puede cometer la gran torpeza, con el aliño del Partido Popular, de poner en peligro modelos estables de gobiernos progresistas.

La parada festiva de estos días puede ayudar a calmar las aguas y las personas afines a una y otra formación política. Estamos obligados a llamar la atención sobre el comportamiento y la racionalidad de los argumentos. Es posible que se hayan cometido errores, pero ellos no pueden hipotecar el proyecto del futuro. No se puede proporcionar argumentos al adversario político.


Titular, subtítulo, destacado e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario