Jueves 08 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El Patio Maravillas contesta al ofrecimiento de Gallardón: “No”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El Alcalde de Madrid pidió al colectivo que “entren en el sistema” y les ofreció presentarse a concursos públicos. Ellos han contestado hoy: “El Patio no le pertenece a la administración pública ni a la propiedad privada, sino a la sociedad civil de Madrid”

Ni un paso atrás, sino todo lo contrario. Ese parece ser el espíritu de los integrantes del colectivo que durante varios años ha dado vida al famoso Patio Maravillas, radicado en un edificio ruinoso de la calle del Acuerdo, nº 8, de Madrid.

Este Centro Social Ocupado (CSO) se convirtió en un espacio catalizador para la cultura y el activismo cívico del barrio de Malasaña hasta que el pasado 5 de enero, víspera de Reyes, los antidisturbios del Ayuntamiento de Madrid ‘llamaron’ a su puerta. El colectivo abandonó entonces el edificio (propiedad de un arquitecto ligado a la especulación urbanística de Madrid y sobrino de un ‘santo’).

Ese mismo día, apenas 12 horas después, ya habían trasladado el alma del Patio Maravillas a otra calle mítica del barrio. Desde el número 21 de la Calle Pez (ver en mapa), el colectivo recibió a través de los medios de comunicación la propuesta del Alcalde de Madrid, Alberto Ruíz-Gallardón, quien les conminó a que “entren en el sistema” y pidan subvenciones para sus proyectos, dando a entender que el Ayuntamiento está deseoso de concedérselas con tal de que entren en la madriguera de la burocracia administrativa.

La respuesta de las personas que llevan adelante el Patio Maravillas a la propuesta de Gallardón se ha producido hoy. La reproducimos íntegra a continuación:

[blockquote]

Carta abierta del Patio Maravillas al alcalde de Madrid

Madrid, 11 de enero de 2010

Lo primero es que nos alegra oírle hablar de nosotros y nosotras en los medios de comunicación tras dos años y medio de silencio. Así que finalmente es la presión social, y no su buen talante y disposición, lo que hace que los políticos hablen.

Dice que nos habla para “animarnos” a presentar el proyecto del Patio Maravillas a concursos públicos.

Cuando la empresa Triball y su ayuntamiento empezaron a trabajar en la llamada remodelación del “triangulo de Ballesta” -aumentando con ello los alquileres en el barrio de Malasaña, maquillando de “cultura emergente” lo que no es más que una operación especulativa, desplazando al vecindario y acabando con los pisos de renta antigua- ¿qué concurso público ganaron?

“Para  conquistar derechos civiles y sociales, la ciudadanía madrileña no necesita presentar una solicitud en ningún registro”

¿Qué modelo de participación ciudadana propone su ayuntamiento que convierte el diálogo social en un formulario? ¿Ahora va a venir usted a defender lo público? ¿Después de entregarle la renta de la ciudadanía de Madrid a la iniciativa privada para construir infraestructuras que no necesitamos y jamás solicitamos?.

Por último, ¿qué concurso público le otorgó al propietario de Acuerdo 8 el derecho a una dotación social privada, la cual ha mantenido cerrada durante más de diez años? ¿Qué defensa de lo público ha llevado a cientos de antidisturbios a la Calle Acuerdo el pasado 5 de Enero?

No. El Patio Maravillas ya ganó su propio concurso hace dos años y medio. El Patio Maravillas no le pertenece a la administración pública ni a la propiedad privada, sino a la sociedad civil de Madrid. Solo a ella, que le ha dado vida estos años. Para  conquistar derechos civiles y sociales, la ciudadanía madrileña no necesita presentar una solicitud en ningún registro.

Para rellenar proyectos y formularios que legitimen su modelo de ciudad busque en otra parte. Tenemos otra corazonada. Pueden, como han hecho hasta ahora, intentar “desintegrarnos”, y hacernos desaparecer, pero sepan que la sociedad civil madrileña, la ciudadanía rebelde que anda las calles de esta ciudad ya ha decidido. Y en cuanto a hacernos desaparecer… no se ofenda, pero creemos que, por el momento, vamos ganando.

“No okupamos para que el Ayuntamiento nos deje participar en su modelo de ciudad, sino para construir en común otras vidas y otra ciudad”

Nosotros y nosotras no okupamos el inmueble de la Calle Acuerdo nº8 y el de la calle pez 21 para limitarnos a alzar nuestra voz y que se nos oiga con la esperanza de que el ayuntamiento repare en nuestra presencia y nos deje participar en su modelo de ciudad, sino para construir en común otras vidas y otra ciudad. Sufrimos diariamente el paro o la precariedad laboral, la desintegración de los mínimos espacios de defensa colectiva que crearon nuestros padres y madres, abuelos y abuelas. Vivimos la violencia en forma de fronteras de todo tipo o a través de la privatización sistemática de los servicios, la cultura, etc. Sabemos perfectamente lo que es estar “integrados” en su mundo. No nos habéis dado ninguna alternativa al respecto. Lo que se nos ofrece desde el ayuntamiento no es nuevo, es la canción que cantáis cada mañana y la nana que nos ofrecéis cada noche antes de dormir. Y nosotros y nosotras estamos aquí para cantar otras canciones y bailar otros bailes. Así que a su propuesta de “seguir como hasta ahora” nosotros y nosotras decimos que no.

Así no. Sin respetar nuestra autonomía, sin respetar nuestras formas de organización, pretendiendo reducir esta experiencia a la de un centro cultural público no hay negociación ni acuerdo posible. Si quieren hablar de cómo garantizar la permanencia del proyecto del Patio Maravillas tal y como las gentes de esta ciudad lo viene demandando desde su apertura, aquí nos tiene para sentarnos y hablar. Sería una bonita forma de empezar a hacer lo que cualquier miembro de la administración debería hacer: “Mandar obedeciendo”

Asamblea del Patio Maravillas en la Calle Pez 21.

www.patiomaravillas.net

[/blockquote]

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Periodista y emprendedor social. Co-fundador de Bottup.

5 Comentarios

  1. Anónimo 17/01/2010 en 18:25

    perdon, no es al señor castellano a quien me dirigía, más bien era a ki

  2. Anónimo 17/01/2010 en 18:24

    Hombre, que el patio no es ni un partido político, ni pertenece a ninguno, el patio es un conjunto de personas con diferentes ideas políticas, eso es muy diferente sr Castellano.

  3. Anónimo 12/01/2010 en 14:47

    Es justo que si el Patio Maravillas ofrece servicios públicos cuente con dinero público. Es obligación del estado ofrecerlos, para eso recauda impuestos, y el procedimiento de conecesión intenta ser transparente y objetivo. ¿No existe una forma de que la gente del patio reciba apoyo para ofrecer los servicios que organizan sin traicionar a sus ideales? Si acaso es que son un partido político que cobren cuotas y alquilen un local.

  4. Anónimo 12/01/2010 en 13:54

    bueno, bueno , no digamos que el Patio Maravillas pertenece a la sociedad civil de Madrid, porque parece que le queda muy muy grande esa “sociedad civil”

    Digamos más bien que pertenece a unos intereses políticos definidos, según he oido a Izquierda Anticapitalista, no? un partido político que se creó allí y que + o – dirigió el Patio por donde quiso, no?
    igual estoy equivocado
    pero es algo que viene siendo normal en los CSO`s, y los movimientos libertarios, que tienen un componente político claro que no se corresponde con lo que piensa la totalidad de la sociedad civil.
    Así que menos faroles y no estaría mal plantearse otros sistemines menos politizados.

  5. Anónimo 11/01/2010 en 19:44

    Bien por el Patio. Los políticos se creen que todo se compra con dinero y/o promesas. Gallardón no se da cuenta (o quizá sí, y por eso actúa así) de que lo que propone el Patio no es participar en el modelo de ciudad que él quiere, sino hacer algo tan al margen de eso que pone en peligro la concepción que esa gente (los políticos en general) tienen de las ciudades.

    Y eso asusta, no, Alberto?

Participa con tu comentario