Domingo 22 de octubre de 2017,
Bottup.com

El Reyno de Navarra

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Repaso de los principales acontecimientos políticos acaecidos en el viejo ‘Reyno de Navarra’: el traumático divorcio UPN-PP y el posible desenlace en forma de elecciones anticipadas en el verano del 2009, escrito en forma de tragicomedia en cinco actos.



El acuerdo tácito logrado entre el Urdidor Mayor de la Corte Castellana, Pepe Blanco, y el nuevo Maestro de Ceremonias del Reyno de Navarra, Antonio Catalán, para entronizar a Miguel Sanz como Virrey de Navarra pasará a los anales del maquiavelismo político, convirtiendo de nuevo el Reyno de Navarra en un gigantesco escenario donde se representará la siguiente tragicomedia en cinco actos:

Disputa por la custodia de la heredera al trono navarro (Yolanda
Barcina). Ésta acabará en los brazos protectores de su nuevo tutor
(Miguel Sanz), dada la minoría de edad de la princesa

1.– Aparecen banderías dentro de las filas beaumontesas al autoproclamarse Miguel Sanz Virrey de Navarra, haciendo añicos el hermanamiento entre los beaumonteses (UPN) y sus tradicionales aliados y fiadores en la Corte Castellana (PP). El proceso de ruptura suscitará un inusual eco mediático en los mentideros y pregones de la capital del Reino de Castilla y, tras mutuas acusaciones y descalificaciones, y a pesar del regreso apresurado del venerable Maestro de Ceremonias Jaime Ignacio del Burgo de su retiro en el Monasterio de Leyre y de sus intensas gestiones, desembocará en un traumático divorcio y posterior disputa por la custodia de la heredera al trono navarro (Yolanda Barcina). Ésta acabará en los brazos protectores de su nuevo Tutor (Miguel Sanz), dada la minoría de edad de la princesa.

 

El nuevo Virrey proclamará a la princesa (Barcina) como heredera legítima al trono de Navarra y caudilla de los beaumonteses, designación que provocará la aparición de una corriente disidente entre las huestes riberas, partidarias del nombramiento como caudillo de los beaumonteses del respetado infanzón de Corella Alberto Catalán, y de la designación de la princesa Barcina (a la que prestarán juramento de fidelidad) como heredera al trono. Por ello, se iniciará un intenso debate interno que tendrá su resolución al final del Tercer Acto, tras la celebración en la capital del Reyno de las Juntas Generales del bando beaumontés.

Los socialistas osarán criticar duramente a la
heredera al trono, Barcina, por sus coqueteos con la Intrigante Mayor
de la Corte Castellana, De Cospedal
2.-

Satisfacción entre las huestes socialistas (facción escindida de los beaumonteses por antiguas disputas de facerías y comunales en la Ribera y Zona Media), al verse convertidos en árbitros de la contienda debido a la división de las huestes beaumontesas, dedicándose en adelante a apoyar sin ningún tipo de complejos al nuevo Virrey de Navarra en la aprobación de las Cuentas del Reyno. En realidad, serán sus propuestas las que serán apoyadas por el poder en un espléndido ejercicio de ventriloquismo escénico y participando en el entreacto en una sistemática política de marginación de Nafarroa Bai (grupo agramontés tolerado por el Poder) en los pregones oficiales y en el quehacer político diario. En la altivez de su nueva posición, osarán criticar duramente a la heredera al trono, Barcina, por sus coqueteos con la Intrigante Mayor de la Corte Castellana, De Cospedal, acusándole abiertamente de trama conspiradora contra su tutor y entronizado Virrey Sanz.

 

3.-Aprovechando sus viajes institucionales a la Corte de Castilla y a la Corte Francesa, la princesa Barcina se reunirá en secreto y con la complicidad de los conventos con la Intrigante Mayor De Cospedal, e irá preparando el terreno para lograr la defenestración del Virrey Sanz y su retiro de la vida política activa en las Juntas Generales del Bando Beaumontés. El Virrey asumirá finalmente su derrota y recibirá como pago por sus inestimables servicios en defensa de la integridad y gobernabilidad del Reyno de Navarra la Presidencia de la Cámara de Usura de Navarra. Saldrá elegido el Infanzón de Corella Alberto Catalán como nuevo Caudillo de los Beaumonteses (Presidente de UPN) previo acuerdo secreto con la princesa Barcina.

Tras la sutil jugada de Pepe Blanco y Antonio Catalán, la Embajadora
Plenipotenciaria de los Agramonteses Moderados ante la Corte
Castellana, Uxue Barcos, se verá privada de la amistad de la
Regente Castellana Fernández de la Vega

 

Barcina logrará asimismo imponerse a los indecisos y anunciar la convocatoria de elecciones anticipadas a las Cortes de Navarra ,con la esperanza de ser investida como nueva Reina de Navarra por mayoría absoluta tras la absorción de los beaumonteses centralistas del PP huérfanos de su caudillo carismático (Cervera), que tendrá que huir de Navarra para evitar ser apresado por el Virrey y buscar refugio en las filas de la Oposición en las Cortes de Castilla (PP) y de los beaumonteses del CDN (bandería surgida de una primitiva escisión de UPN por disputas de caudillaje con Miguel Sanz y liderada por el sibilino Señor de Torres de Elorz).

4.-Tras la sutil jugada de Pepe Blanco y Antonio Catalán, la Embajadora Plenipotenciaria de los Agramonteses Moderados ante la Corte Castellana, Uxue Barcos (pretendiente secreta al trono de Navarra al llevar en sus venas sangre real), se verá privada de la amistad de la Regente Castellana Fernández de la Vega y verá reducido su impacto mediático en los mentideros de la capital al tener que compartir carruaje y escaño con el nuevo Embajador Plenipotenciario de los Beaumonteses en Madrid (el Salvador de UPN). Será llamada de urgencia a la capital del Reino para reunificar las huestes agramontesas, intentando aglutinar en sus filas a los restos de IU (bandería próxima a los agramonteses pero discrepantes sobre las enseñas) y a los disidentes de ANV (agramonteses declarados fuera de la ley).

5.-Intensificación de la persecución iniciada en años pretéritos de las facciones de agramonteses levantiscos (papel representado por ANV con fuertes dosis de dramatismo y dignidad), siendo declarados fuera de la ley, detenidos y encarcelados sus infanzones más relevantes y viendo debilitarse paulatinamente el eco de sus voces en el Reyno, por lo que irán surgiendo grupúsculos que intentarán un acercamiento a los agramonteses moderados (Nafarroa Bai). Continúan mientras tanto las correrías del bandolero agramontés montaraz (papel asignado a ETA), quien tras ser acusado de múltiples desmanes y fechorías (asalto con nocturnidad y alevosía al mismísimo corazón de la ‘Universitas Navarrensis’) y ser ordenada su busca y captura en rebeldía, será perseguido por incansables mesnadas de mercenarios hasta acabar acorralado en el último Acto de la Tragicomedia en su guarida de Ultrapuertos.

6.– Inicio de las representaciones teatrales en las lenguas propias del Reyno (romance y vascuence), siendo progresivamente sustituida la lengua vernácula (euskara) por la lengua de Shakespeare para hacer realidad su frase : “Navarre shall be the wonder of the world “.

El bandolero agramontés montaraz será perseguido por incansables mesnadas de mercenarios hasta acabar
acorralado en su guarida de
Ultrapuertos

Para ello, no dudando en desembarcar a centenares de actores nativos de las Islas Británicas para representar la obra y emprendiendo la descomunal tarea de formar vasallos bilingües (castellano e inglés), al percatarse los gobernantes de la incapacidad del pueblo llano para entender tan excelsa lengua, destinarán ingentes recursos de las maltrechas arcas a la formación de Profesores de la Lengua Inglesa y a la apertura de nuevos centros Educativos (British y TIL).

Las representaciones en vascuence (Modelo D) sufrirán un progresivo estancamiento y posterior decadencia debido a las trabas administrativas impuestas por el Poder (Ley del Vascuence) y al cierre de teatros por la falta de ayudas para su mantenimiento, condenando a la inanición laboral a la mayoría de los actores euskaldunes y quedando restringidas las representaciones a los tradicionales feudos agramonteses del Noroeste, Valles Pirenaicos y pequeños escenarios instalados en las diferentes aldeas y villas del Reyno con un mínimo asentamiento agramontés.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario