Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El rock de la calle Feria

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Portada del libro

Lieratura: crítica

Hacia el final de la novela estamos tan identificados con la
historia que desearíamos intervenir en la trama a través de su protagonista.

‘El Rock de la calle Feria’ es una buena novela generacional y
de carretera, cuya trama principal gira en torno a un viaje a Ámsterdam. En
ella, Paco Gallardo, retrata con inteligencia y humor melancólico los rasgos
que identifican a una generación a través de un puñado de jóvenes sevillanos de
finales de los setenta.

Esos chicos de veinte años descubren el
mundo a la vez que se descubren a sí mismos; y no se sabe qué les sorprende más
(si el mundo o ellos)
Paco Gallardo sabe tratar en todo momento
a sus personajes con cariño e indulgencia, lo cual nos dice mucho
sobre él

Por la edad y las circunstancias de los protagonistas, el
viaje a Ámsterdam se vuelve iniciático. Esos chicos de veinte años descubren el
mundo a la vez que se descubren a sí mismos y no se sabe qué les sorprende más
(si el mundo o ellos). Es uno de los aciertos del autor, que en todo momento
sabe tratar a sus personajes con cariño e indulgencia, lo cual nos dice mucho
sobre él.

Los creadores pueden utilizar más o menos materiales biográficos -en
este caso lo desconocemos-, pero no pueden evitar proyectarse en el modo que
tratan a sus personajes. En el modo en que Paco trata a sus criaturas se
advierte que es una buena persona.

La trama se desarrolla a un buen ritmo. Los lectores
asistimos en directo al curso de los acontecimientos identificándonos con las
vicisitudes de los personajes. Y no sólo los que por edad pertenecemos a esa
generación, sino cualquiera, ya que la novela no se queda en la superficie de
las cosas ahondando en los elementos comunes, míticos, que posee toda
generación.

Quizá lo mejor de todo sea la tensión que se crea entre el
rigor prosaico al que el autor somete voluntariamente el relato y el fondo
poético y melancólico de la historia de amor.

Hacia el final de la novela estamos tan identificados con la
historia que desearíamos intervenir en la trama a través de su protagonista,
pincharle para que abandone un poco su prudencia -esa hermana elegante de la
cobardía, como la define el narrador-, claro que, bien pensado, mejor así, ya
que de otra manera quizá los lectores no estaríamos disfrutando hoy de su
lectura y quien sabe si de la amistad de su autor.

 

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario