Miércoles 16 de abril de 2014,
Bottup.com

El silencio del más débil: la mujer maltratada

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Muchas veces, por desconocimiento o miedo a represalias, algunas mujeres se abstienen de pedir ayuda y no denuncian el maltrato, permanecen en silencio junto a su agresor arriesgando sus vidas. Para conocer más sobre el tema, visitamos el Centro Emergencia Mujer de Chiclayo

En nuestra visita recogimos la siguiente información:

¿Qué tipo de denuncias son las que mayormente se registran?

Los índices de violencia contra la mujer en Chiclayo son alarmantes, durante el año 2009, registramos 147 denuncias por maltrato psicológico, 32 por violencia física y 19 por abuso sexual, haciendo un total de 198 denuncias.

¿Cuál es la causa principal por la que estas mujeres son agredidas?

La mayoría de las agresiones contra las mujeres son realizadas por parte de su pareja. Solo una pequeña parte son denunciados

La mayoría de los casos registrados son por parte del esposo o conviviente y la causa principal es el alcohol, la incompatibilidad de caracteres, los celos y los problemas económicos. La violencia sexual aparece en un discreto sétimo lugar.

¿Qué secuelas deja en la mujer?

Ocasiona serios daños físicos y psicológicos, que incluso puede acabar con su vida. Asimismo, suelen padecer trastornos emocionales, problemas de salud mental, e incluso limitaciones para disfrutar de una vida sexual sana y satisfactoria.

¿A nivel nacional se tiene una cifra específica de casos?

Aún es difícil contar con estadísticas que reflejen las dimensiones reales de este problema, ya que solo una pequeña parte denuncia los hechos.

¿A qué se debe que algunas mujeres no buscan ayuda y denuncian el maltrato?

La ausencia de denuncias obedece a muchas razones, la más frecuente es el considerarlo como no necesario. Otras razones importantes son: no saber a dónde acudir, vergüenza, asumir que la mujer tiene la culpa, el miedo a mayor agresión y no querer hacer daño a su pareja. También están presentes las razones fatalistas: ‘nada sirve’ o ‘cosas de la vida’, ‘que no hacen más que agravar el problema’, etc.

_______________________________________

Es por eso que debemos ser valientes y denunciar el maltrato, basta ya de callar, recuerden que junto al agresor, todo es un círculo vicioso, si callan el abuso, en algún momento volverá a ocurrir.

Empecemos por amarnos a nosotras mismas, somos mujeres, amiga, madre, esposa, hermana, en el fondo una sola.

Artículo también publicado en:
Maltratando una rosa

Fotografía (CC): starmanfunk


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario