Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El tijeretazo da comienzo al crac español

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El día 13 con el anuncio por parte del Presidente del Gobierno del recorte del gasto público, no ratificado legalmente, se inicia el crac español. El tijeretazo o crac, efecto y causa de la ‘gran corrupción’

Pero en el BOE aún no se ha escrito nada, y los ministros o Montilla se han desgañitado en las teles con lo bueno que ha sido el PSOE y lo malos que son los del PP. El griterío de la confusión, al tiempo que suben los impuestos, aumentan paro y quiebras, y la Zona Euro amenaza, pero suelta dinero. Nos pretenden aturdir, y quizá no solo al simple ciudadano, sino incluso a la Europa que por el momento no permite que España protagonice el escándalo financiero más sonado de su historia.

Hubo otros crac, por el mercado del libro viejo de San Antonio se encuentran títulos de deuda del Ayuntamiento de Barcelona de cuando la República, o valores públicos y privados de entonces, papel basura. Una réplica en pequeño, aunque por diferentes motivos, del 29, cuando en Nueva York el papel voló por las ventanas y tantos se suicidaron. De repetirse con la magnitud de la España actual, no me cabe duda sería el final del euro y, con toda seguridad, el de ese supuesto ‘Estado del Bienestar’ tan predicado. Nunca la avaricia y corrupción de unos pocos acabó con tanto. Y ni de lejos nadie piensa en suicidarse, aquí nadie es culpable de nada, y sus fortunas a buen recaudo.

De repetirse con la magnitud de la España actual [el crac del 29], no me cabe duda sería el final del euro y, con toda seguridad, el de ese supuesto ‘Estado del Bienestar’

Ni el guirigay televisivo montado este fin de semana, demagogia a raudales y ninguna medida concreta, ni los anunciados recortes salariales a los funcionarios públicos, congelar pensiones, cheque bebé, o detener las inversiones públicas menos necesarias, solucionan nada. Antes al contrario, empujarán la bola de nieve.

Los ministros y Montilla, tanteando repercusiones, juegan a la imposible cuadratura del círculo. Blanco elige La Noria de Telecinco, populismo de baratillo, para defender lo indefendible, por ejemplo, ellos subieron las pensiones de 300 a 400 euros mensuales, el sueldo base interprofesional, y tonterías por el estilo. ¡Y la casa ardiendo! Y Montilla en el Parlament, más la legión de vividores del Socialismo, hablando de esfuerzo colectivo, arrimar el hombro, y demás tópico-chorradas, justificando la única medida contundente que entrará en vigor, la subida del IVA, de los impuestos.

El país ha llegado al marasmo, sin vislumbrarse la más mínima intención de los políticos, sean del PSOE, PP o CIU, por las reales reformas estructurales que taponen el pozo sin fondo del Sistema Financiero, incapaz de generar crédito y progreso, alimentando con masivas inyecciones de euros desde el 2008 su ‘quiebra fraudulenta’. El avestruz con la cabeza en la tierra.

Y rematando telediarios en Cataluña, Baltasar Garzón vitoreado (los corruptos suelen serlo, me recuerda a Jordi Pujol ante 300.000 de sus admiradores cuando intentaron procesarlo por la estafa de Banca Catalana) o el Ayuntamiento de Barcelona anunciando la participación del 10%, 140.000 votantes, en su multimillonaria consulta por la Diagonal. Me pregunto si habrán acudido ni siquiera los funcionarios municipales y beneficiados del tinglado socialista, temerosos de represalias.

El crac está servido. Y entre el humo de las palabras, cada semana o cada día, los más desfavorecidos, lo serán más, y esa gran clase media, a la que se sumó la obrera, lograda con sangre sudor y muchas lágrimas desde aquel 1940 en que nací, verá mermarse su capacidad adquisitiva, y lo que es peor, aumentar la clase de los desfavorecidos, y sin nulas soluciones o ilusiones de futuro.


Titular y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario