Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El torpedo político y mediático contra el 15M

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El primer consenso del 15M siempre fue: resistencia pacífica hasta el final

La clase política y la mayor parte de la industria mediática comienzan a quemar sus últimos y peligrosos cartuchos contra el movimiento democrático, pacifista y regenerador de la ciudadanía

En juego, una segunda transición hacia una democracia más justa, abierta y participativa o el enrocamiento en el status-quo actual

[blockquote]”Por supuesto que había ‘mossos’ infiltrados entre los indignados. No imagino una policía eficiente sin infiltrarse en ETA o en las células yihadistas”. Josep A. Duran i Lleida, Portavoz de CiU en el Congreso, hoy.

“La policía tiene que ejercer la fuerza”. José Bono, Presidente del Congreso de los Diputados, ayer.

“Había unas ganas feroces de batalla campal por parte de los indignados”. Felip Puig, Conseller d’Interior de Catalunya, hoy.[/blockquote]

No importa que haya pruebas de que la violencia vivida ayer en Barcelona no fue iniciada ni secundada por el 99,99% de los ciudadanos (vea este vídeo, por favor), que pacíficamente acudieron a protestar contra el mayor recorte social de la historia de la democracia en Catalunya (más de un 10%, sobre todo afectando a Sanidad, Bienestar Social y Educación). No importa que dicho recorte no fuera en el programa del partido ganador de las recientes elecciones catalanas, CiU. No importa que entre los 121 heridos en la carga de los Mossos a las puertas de la Ciutadella no hubiese ni un solo diputado.

El 15M gozaba de más apoyo popular que cualquier intención de voto, que cualquier share televisivo, que cualquier circulación de periódico

Lo que parece importar ahora es hacer piña para criminalizar un movimiento horizontal, pacífico y ejemplar al que no pueden controlar por la sencilla razón de que no hay líder por dónde cogerlo. Ya saben: si no puedes reconducir un movimiento de protesta, entonces desvirtúalo para que pierda el apoyo popular. El 15M goza (¿gozaba?) de un respaldo popular en ningún caso menor al 60% de la población. Algunas encuestas hablaban de hasta un 80%. Más que ningún otro movimiento, no digamos ya partidos o sindicatos. Más que cualquier cuota de ‘share’ televisivo. Porcentajes infinitamente superiores la circulación de cualquier medio escrito, al número de usuarios únicos de cualquier medio digital, al cupo de oyentes de cualquier radio.

Tanto era así que la mayoría de medios de comunicación, tras unos inicios en los que trataron de obviar el movimiento, no tuvieron más remedio que acogerlo en sus portadas, en sus ondas, en sus pantallas. Se rompió la espiral del silencio, aquella por la cuál uno no comparte sus pensamientos más verdaderos si estos no coinciden con los de la opinión pública por temor a quedar excluido socialmente. Y la opinión pública era un negociado de los medios de comunicación desde finales del siglo XIX. No sólo los políticos y sus estructuras verticales de gestión de intereses -llamadas ‘partidos’- tenían mucho que perder con un 15M en auge. También los medios de comunicación tradicionales.

Hace un mes se rompió la ‘espiral del silencio’ y ahora parte de la industria mediática trata de coser el roto con la oposición de los periodistas de base

Y así llegamos a un día, hoy, en que por fin muchos de éstos (no todos) han visto la agarradera, y raudos han cogido aguja e hilo para tratar de coser el roto de aquella espiral del silencio. No son pocos los que han sucumbido, una vez más, al grito en el cielo sin ni siquiera contrastar, sin preguntarse quiénes son estas personas que salen en este vídeo, por qué los propios manifestantes los apartaron y por qué los propios Mossos d’Esquadra acudieron en su rescate. No se preguntan qué llevan en sus mochilas, ni se preguntan cómo es posible que estuvieran en el acceso al Parlament para insultar y pintarrajear a los diputados catalanes cuando la Ciutadella -que circunda enteramente al Parlament- estaba cerrada a cal y canto por los propios Mossos desde la tarde anterior. ¿Para qué? Diriáse que esperaban con ganas la ocasión de poder poner la picota a un movimiento al que no les había quedado más remedio que ponerles media sonrisita falsa desde sus tribunas o micros de tertulianos sabelotodo hasta entonces.

Y no son pocos los que se frotan las manos ante lo que pueda pasar este domingo 19 de junio. Ya circulan rumores de que vamos a vivir la segunda parte y que se generará violencia para acabar de hundir el 15M.

La primera transición nos trajo medios para entonces ‘revolucionarios’ como ‘El País’. En esta, la ‘revolución’ es que cada ciudadano es un medio y un político en sí mismo

Pero no importa. No importa porque la espiral del silencio no se cose con el único hilo decimonónico y férreo que ellos conocen. No importa porque, aunque hayan conseguido asestar un duro golpe a las esperanzas de un pueblo decidido a conquistar una democracia nueva, los ciudadanos van aprendiendo cómo funcionan las tácticas de estos políticos, de estos periodistas. Mientras ponen en marcha sus tácticas de siempre, no se dan cuenta de que se desnudan en un streptease digital. Y no importa porque, por suerte, son muchos los antisistema violentos que con el 15M han descubierto que las vías pacíficas son mil veces más efectivas, y sobre todo, porque son también bastantes los periodistas a los que ya hoy les puede su dignidad y, conocedores de lo que hablan, se la juegan por decir la verdad. Y dando ejemplo, mañana serán más. Hay cada vez más ruptura en las redacciones entre reporteros y editores, entre trabajadores y empresarios, una vez más.

No será cosa de hoy, ni de mañana. Esto es una transición. La primera duró 7 años y nos dejó una democracia oligárquica, quizá la única posible en aquellos delicados momentos, en los que lo revolucionario era que pudieran aparecer nuevos medios como ‘El País’, por ejemplo. Ésta que empezó justo hace un mes no sabemos cuánto durará, pero aquí lo revolucionario es que cada ciudadano, cada indignado, es un medio en sí mismo. Hasta un político en sí mismo.

Dignidad, voluntad, paciencia, perseverancia y manos pacíficas. Contra eso no hay receta mediatico-política que valga.

Fotografía (CC): protozoo

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Periodista y emprendedor social. Co-fundador de Bottup.

12 Comentarios

  1. Pau 18/06/2011 en 16:38

    Muchas a gracias a todos por vuestros comentarios, una actualización importante:
    http://youtu.be/b45OX4NCTyM

    Es un vídeocomunicado de Democracia Real Ya Madrid llamando a todo el mundo a llevar cámaras y estar atentos para desenmascarar a los posiubles violentos. Si todos estamos atentos, no nos la podrán volver a colar.

    Nos vemos en las calles en paz, armonía y con ilusión.

    pau

  2. Anónimo 17/06/2011 en 17:18

    el día 19 de junio todos y todas a la calle a luchar por nuestros derechos fundamentales y la constitución del borbon al paredón junto con el pp y psoe y iu todos los partidos al paredón .y un rey no es rey por condición divina sino porque sus antepasados se lo montaron divinamente .el primer deber de un pueblo no es acatar las leyes sino hacerlas

  3. Anónimo 17/06/2011 en 11:11

    Ante la posibilidad de que mediante actuaciones politico-policiales intenten desacreditar el movimiento, provocando altercados violentos con policia secreta o utilizando otros medios. El día 19 se deberían de crear grupos de seguimiento dentro de cada manifestación para grabar en todo momento a los sospechosos de tener estas intenciones, sería nuestra defensa ante los medios y la denuncia más flagrante de que nuestros políticos en vez de hacer los deberes y escuchar a su pueblo que es quien los legitima, lo que intentan es callarnos con métodos represores, más propios de otras épocas duramente criticadas, sobre todo en Catalunya.6yA3y

  4. Anónimo 17/06/2011 en 11:03

    Bravo Pau!
    Esto solo nos da la razón que tenemos,somos el autentico poder,saben que si nos movemos caen y se aferran al poder como lapas.Yo a estos tres personajillos les diria:

    Felip Puig,se cree todo poderoso por tener un privilegio que no se merece,el que con dinero publico ejerce contra el propio pueblo,utilizando a sus mossos descerebrados,eso es fascismo puro.

    A el (Sr?) Bono,le diría que se decida ya por la carne o el pescao,a ese si que se le ve el plumero,en todos los sentidos,es un facha reprimido,deseoso de callar el pueblo como sea,bono no vales nada.

    A Josep A. Duran i Lleida,si hay infiltrados en ETA o en las células y ihadistas,me parece fatal que un representante público los delate y una absoluta desfachatez si se piensa que diciendo esto, compara el movimiento pacifico con terroristas,empiezo a dudar que exista la ETA y la células….

    ESTOY SUPERINDIGNADA!
    TODOS A LA CALLE!

  5. Anónimo 17/06/2011 en 9:54

    respondiendo a #5, si los 6000 (como tu dices) concentrados ante el parlament hubieran sido violentos, ten por cuenta que no se habria quedado solo en pintaditas…

  6. Anónimo 17/06/2011 en 8:13

    Muy buen artículo!

    @tv-sucks la tv no es un instrumento de “posible” educación, sino que es EL instrumento de educación; de media, cada persona, recibe 120 impactos diarios de los medios de comunicación.
    No existe institución que adoctrine tanto como los mass media.
    ¿Qué madre ofrece 120 consejos al día? Es que ni un cura, vamos..

    Pero ya lo dijo Gill Scott Heron: “The Revolution will not be televised”

    Dignidad, voluntad, paciencia, perseverancia y manos pacíficas son nuestra salida.

    Saludos!

  7. Anónimo 17/06/2011 en 8:07

    ¡¡No podrán con nosotros!!
    Hay que seguir.

  8. Anónimo 17/06/2011 en 7:36

    Ultimas noticias: los 6000 concentrados en BCN eran todos malvados policías ¿infiltrados?. Los miembros del 15M estaban adoptando gatitos y dando de comer a enfermos de Parkinson… Venga ya no me jodas!

    Este movimiento se está volviendo “rogue” y va quedando como un triste remedo, mediatizado por los grupúsculos de ultra-izquierda, (SI los hay, y son violentos y son intransigentes).
    Más examen de conciencia y menos bobadas, es lo que tenemos que hacer.

  9. Anónimo 17/06/2011 en 2:57

    por una acampada lei en un cartel “por que si ves television no vives la misma realidad que nosotros”

    y asi es.. la tv es algo que se ha pervertido hasta niveles exacervados. Instrumento de comunicacion y de posible educacion … ha sido usado para la manipulacion y deseducacion o desinformacion.
    No son las armas quienes matan si no la persona que la empuña. lo mismo con la tv.

    Concienciemonos del poder que tenemos como individuos. individuos ya no tan ciegos! no permitamos que nos muestren el mundo a traves de una pantalla.. el mundo esta ahi fuera…no dejemos la comunicacion en sus manos… comuniquemonos sin filtros.

  10. Anónimo 17/06/2011 en 1:35

    Me parece un alegato perfecto. Ese, pienso, es el camino ¡al fin una revolución sin armas (digo, en manos revolucionarias), pero hay que llegar adentro del Parlamento. Hace unos días he expuesto en público un Manifiesto bajo el nombre de Grupo irregular http://www.elpoetadeinternet.es/blog_es/?page_id=68 Es cierto que la idea está muy encorsetada, pero mi intención es hacer una dibujo gráfico de lo que debe ser un Parlamentario o Parlamentaria: parte del Pueblo, con vida de cualquier miembro de la ciudadanía común ( te cito textualmente: “pero aquí lo revolucionario es que cada ciudadano, cada indignado, es un medio en sí mismo. Hasta un político en sí mismo” La coincidencia me temo que no es sola tuya i mía sino de millones de indignados por no tener una democracia real Ya.

  11. Anónimo 17/06/2011 en 1:21

    Muy bien dicho, la verdad que se acerca una era de la información a la que tenemos que reaccionar y articular en acciones.
    Los medios mas populares sienten un rechazo por parte de muchos ciudadanos y se estila mas la prensa independientes que no esta sujeta a intereses particulares o empresariales, cuestión de insistir y generar contenidos de calidad para encontrar el placer en el contenido y su jugo, no en la abundancia e indigestión.
    salu2 dsd Barcelona.

  12. Víctor J. 16/06/2011 en 22:21

    Fenomenal artículo, Pau. Se puede decir más alto pero no más claro. Sí, ahora empieza una nueva transición que quizá (esperemos que sí) nos lleve a una “democracia real”, a una democracia en donde la información no esté manipulada y sea el propio cidadano el que, con total libertad y sin manipulaciones de ningún tipo, pueda crear su propio criterio.
    Hoy, tras ver todo el despliegue mediático y propagandístico ejercido por el gran poder, he recordado en cierto modo a Mubarak, a Ben Alí y a todos esos personajes que trataban de desprestigiar a todos aquellos que expresaban su malestar. Pero, sinceramente, hoy también he sentido por un momento aquella horrible sensación que sentí cuando, con 17 años, vi a través del televisor entrar a Tejero en el Congreso. Sí, aquella floreciente democracia de 1.981 estaba a punto de resquebrajarse, y hoy, lo vuelvo a repetir, desgraciadamente he sentido aquella desagradable sensación al comprobar que “el gran poder” nos quiere arrebatar definitivamente una democracia real.
    Tal y como has dicho, Pau, DIGNIDAD, PACIENCIA, PERSEVERANCIA Y MANOS PACÍFICAS, es lo que debemos mostrar este próximo domingo 19 de junio a partir de las 19’00 horas.

Participa con tu comentario