Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El velo de la polémica

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La polémica con los velos en los centros escolares pone en el punto de mira la Ley de Libertad Religiosa. Representantes de partidos políticos, alumnas y sacerdotes dan su opinión

Hace tiempo que en España hay una polémica que cobra vida con regularidad. El tema del uso del velo musulmán o hiyab en las aulas ha sido nuevamente reabierto a raíz del caso de Najwa, la niña musulmana de Pozuelo de Alarcón.

Este asunto sigue suponiendo un debate entre la normativa interna de los centros y la libertad religiosa. Un debate que en gran parte los políticos han dejado que libren los directivos de los centros sin tomar directamente cartas en el asunto, lo cual deja a los colegios la responsabilidad de decidir si permiten el uso del hiyab o no. “Más que polémica de libertad religiosa es una polémica de normativas internas de los centros”, afirma Don Mariano Cañabate, sacerdote católico de profesión, actualmente vicario parroquial.

Pero, mientras los centros se ven sumergidos en tal conflicto, ¿qué hacen los políticos? El mensaje del PSOE es que no hace falta hacer ninguna ley en especial; concretamente, la diputada socialista Mercedes Cabrera declaró el pasado mes en los pasillos de la cámara baja que son los centros educativos los que tienen que decidir, ya que una ley general puede generar más conflictos. Otra voz conocida de la política española, como es Esperanza Aguirre, defiende la postura de que no se permita llevar el velo en las aulas, pero es solo su opinión, ya que respeta la autonomía de los centros y declara que son los institutos los que deben elaborar sus propios reglamentos y sus normas de convivencia. Sin embargo, en opinión de Cayetano Jaime Moltó, coordinador de IU en Cartagena, indica que “El Estado no puede dejar a los centros decisiones de esta naturaleza, eso no es democrático”.

En Francia se está ultimando la ley para prohibir el velo integral. Esto ha llevado a manifestaciones de islamistas y a una separación más radical entre los que están a favor o en contra. En España, inevitablemente, todas las miradas se giran hacia la ley de libertad religiosa, esa ley con la que se ha conseguido quitar cruces de centros educativos y que, a la vez, está permitiendo que las estudiantes musulmanas lleven puesto el velo en clase, y es precisamente este hecho un punto más del conflicto. “Me parece mal que quiten las cruces y a las musulmanas les permitan llevar el velo, España es de tradición católica y considero que está bien que se mantengan los símbolos en los colegios públicos, no creo que eso ofenda a nadie”, dice un miembro del comité ejecutivo de las nuevas generaciones del Partido Popular que no quiso dar a conocer su nombre. “Lo que se ponga en el espacio común es una cosa y lo que lleve cada uno es otra”, declara Antonio Martínez Bernal, secretario general del PSOE de Cartagena.

En la Constitución española pone que tengo libertad religiosa, hay gente que no le gusta que lleve el velo, lo entiendo, pero ellos deben de entender también que yo no le he dicho a nadie que se quite ninguna cruz

Aquí aparece de nuevo un escalón importante, una idea que resurge cada vez que se nombra el tema de los velos, ¿habría que modificar la ley de libertad religiosa? El sacerdote don Mariano asegura que “modificar esta ley es un retroceso, si se toca es justo para lo contrario, hacer que esa libertad no exista”. Sin embargo, la libertad religiosa en España es algo relativo, ya que en muchos actos que no tienen nada que ver con la religión se realiza una ceremonia religiosa católica, indica el coordinador de IU en Cartagena, “la ley tiene que desarrollar lo que pone en la Constitución, un respeto a todas las creencias”.

Al ver todo este tema de forma general hace pensar en si España es un país realmente tolerante. “No somos un país racista”, afirma el secretario general del PSOE de Cartagena, “España ha dado un salto importante en todos estos temas, hasta hace poco éramos un país cerrado, hemos avanzado, aún nos falta, pero vamos en buen camino”. Realmente España ha ido abriendo sus brazos poco a poco pero de forma continua, sin embargo, ¿qué es lo que pensaría una de esas chicas que asisten a clase con el velo?. “Tengo mi derecho a llevar el hiyab”, dice Hana, una joven musulmana estudiante de laboratorio de química, “en la Constitución española pone que tengo libertad religiosa, hay gente que no le gusta que lleve el velo, lo entiendo, pero ellos deben de entender también que yo no le he dicho a nadie que se quite ninguna cruz. Sé que hay una norma en los colegios de no llevar las cabezas tapadas, pero no llevo una bomba aquí dentro”.

Al preguntarle si cree que España es un país tolerante expresa que aún le queda bastante a los españoles, pero que como ahora hay más inmigrantes musulmanes, el velo se ve con más normalidad que antes.

El asunto de permitir o no el velo en las aulas, queda, tanto para bien como para mal, bajo responsabilidad de los centros, y se piense lo que se piense acerca de la tolerancia de España, lo cierto es que lo único que nos queda es el entendimiento mutuo, y debemos usarlo para solucionar un conflicto cultural como es el que se nos presenta.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario