Martes 21 de febrero de 2017,
Bottup.com

El victimismo es un negocio con Facua.org

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El calvario que supone pasar al realizar una reclamación de cualquier producto de consumo es la franja de negocio de esta asociación

Opinión

Desde la perspectiva del ciudadano, cualquier reclamación suele tener
un coste -temporal, económico y psicológico- tan grande, que una simple
devolución de una factura en que nos cobran de más pasa de la noche a
la mañana, de ser un odioso papeleo, a ser un auténtico calvario. Ésa
es la franja de negocio de FACUA.org, pero ¿tiene ese monopolio los
días contados?

Para muestra, un par de botones, publicados por la propia organización:

El INC castiga a FACUA por su posición crítica e independiente y vuelve a ponerla a la cola de las subvenciones a las asociaciones de consumidores. Recorta las subvenciones a más de la mitad de las asociaciones y aumenta en un 17% las de UCE, vinculada al PSOE. (8/5/2008)

-FACUA cree que la absorción de Yoigo por Orange eliminaría la poca competencia que existe en el sector del móvil. Considera que la posible compra de TeliaSonera por France Telecom sería negativa para los consumidores españoles. (18/4/2008)

Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Denuncia

Image


Image

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

2 Comentarios

  1. tupperver 27/05/2008 en 0:03

    Como dicen por Andalucía,
    “no jefe”, lo que funciona es ese modelo de negocio que usurpa una franja de DERECHOS del consumidor, y al cual el sector púlico no presta la suficiente atención.
    Los motivos son obvios, pero los enumero por si acaso:
    -El dinero manda
    -El dinero manda
    -El dinero manda

    Corolarios del asunto:
    -No es prioritario presupuesto para oficinas de reclamación públicas (si les digo que en mi término municipal, con más de 40.000 habitantes, hay una, sí 1, persona dedicada en exclusiva a atender reclamaciones en la Oficina Municipal de Información al Consumidor, ya pueden ustedes ver que no me creería nadie, por eso generalizo).
    -Aunque hubiera voluntad política de defender los derechos ciudadanos, vaya, no hay dinero para ese concepto; hay otros más “importantes”.
    -La libertad de empresa permite hacer legalmente un cobro abusivo de un servicio que, de ser público, sería totalmente gratuito. He ahí la franja de mercado de FACUA.org (en una época de consumidores insatisfechos, ¿qué mejor que cobrarles por la “liberación” que supone reclamar sus derechos y cobrarles por ello?)
    -Sólo falta que abran una empresa dedicada en exclusiva a la desatención al cliente. “3×2 en enfados”, “estamos que lo tiramos, me quitan los abusos de las manos, oiga!”, “Jo-Tienda”: “le cobramos menos que la competencia por indignarle lo mismo”. [Y que tenga un concierto interempresarial con FACUA, para que te hagan descuento cuando vayas a reclamar a cualquier filial de Jo-Tienda.]

    -No, señor mío, a mí no me funciona. Y lo peor es que a usted tampoco. Ojalá tenga la suerte de no tener que reclamar nunca porque no han violado ninguno de sus derechos como consumidor.
    [Supongo que no ha lugar a decir que darse de baja de Ono, que vende una imagen impoluta y sin letra pequeña, me costó 200 euros de más -que no me correspondían pero me facturaron- y un trámite tan ridículo como un fax con 15 días de antelación. Menos mal que una persona anónima me informó de que seguían cobrándome el recibo del ADSL… le aseguro que no se lo deseo a nadie.]

  2. Anónimo 24/05/2008 en 7:50

    sinceramente, no sé si la mezcla del tocino con la velocidad a ti te da un buen resultado, pero hacía tiempo que no leía un texto más extraño que éste.

Participa con tu comentario