Viernes 04 de abril de 2014,
Bottup.com

El Wall Street Journal cree que España debe encontrar su unidad bajo la patata brava

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Este prestigioso medio del emporio Murdoch dedica un reportaje a alabar el rol de esta típica tapa

Image
Una tapa de bravas

(Servimedia) El diario financiero “The Wall Street Journal” considera que, en medio
de las habituales disputas internas entre los españoles, las patatas
bravas “bien podrían jugar un nuevo papel como símbolo de unidad”,
aprovechando el tirón que tienen en todo el territorio nacional y que
se trata de un plato cuyos ingredientes proceden de “diferentes
regiones”.

Esta es la conclusión a la que llega el diario
norteamericano en un reportaje titulado ‘Spain’s Hot Potato‘ (la ‘patata caliente’ de españa), que hace un encendido canto a las “patatas bravas”.

“Algunas disputas (…) se remontan a la Guerra Civil. Pero las bravas pueden
jugar un nuevo papel como símbolo de unidad, con cada elemento
derivando de diferentes regiones” (sic)
“Las bravas mezclan las culturas muy diferentes de España en un
solo plato”

“Las próximas elecciones de marzo y la
posibilidad de una ralentización de la economía”, señala el autor del
reportaje, “han revelado, nuevamente, diferencias de opinión sobre la
dirección que debe seguir el país. Algunas disputas, tales como las
relativas a más autonomía para las regiones frente a los poderes del
Estado central, se remontan a la Guerra Civil. Pero las bravas pueden
jugar un nuevo papel como símbolo de unidad, con cada elemento
derivando de diferentes regiones”.

A este respecto, el
periodista de ‘The Wall Street Journal’ avala su diagnóstico con el
testimonio de Antonio Betorz, a quien presenta como el propietario del ‘Bar Tomás’, ubicado en el barrio barcelonés de Sarriá, quien destaca
cómo “las bravas mezclan las culturas muy diferentes de España en un
solo plato”.

Según el rotativo, “con sus numerosos bares para
trabajadores, Barcelona es una de las mejores ciudades para probar las
bravas”, aunque ya hay hasta sitios especializados en Internet, añade,
con información sobre cientos de bares de toda España que ofrecen esta
tradicional tapa.

A este respecto, y para subrayar la
españolidad sin barreras de la patata brava, el diario complementa su
crónica barcelonesa con la recomendación de cinco bares que ofrecen
patatas bravas, uno en la propia ciudad condal y el resto en Bilbao,
Navarra, Madrid y Sevilla.

Del local barcelonés destaca,
además de la calidad de las patatas, la “rapidez mental” de los
camareros; del navarro, que las patatas van acompañadas de enormes
jarras de cerveza; del sevillano que los camareros cantan a voz en
grito los encargos; del bilbaíno que las patatas van acompañadas de
mejillones picantes, y del madrileño que, pese al nombre (‘El Museo de
la Patata’), el local no es ninguna pinacoteca para contemplar algún
Picasso.

El diario financiero señala que, a primera vista,
las patatas bravas parecen sólo patatas fritas “glorificadas”, pero la
realidad es que, jugando con las distintas especias y salsas, los
maestros en el arte de prepararlas aseguran que ofrecen “un millón de
posibilidades”.

Además, con el desarrollo económico de
España, ahora resulta que estas antaño humildes tapas de bares de
barrio están siendo sometidas a “reinterpretaciones” por parte de
grandes chefs cargados de estrellas Michelin. En sus manos, y
adecuadamente “reinterpretadas”, las patatas bravas habitualmente
saboreadas ante la barra de un bar y tomadas con palillos se convierten
en una exquisitez a 20 dólares (14 euros) el plato, advierte el
principal diario de negocios del mundo.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

4 Comentarios

  1. Anónimo 13/01/2011 en 20:11

    La España vertebrada por la patata brava

    España tiene ciertamente una realidad en aspectos como la patata brava, la uva de fin de año o los Reyes Magos. Quizá podría construirse un marco compatible a partir de lo que nos une pero dejando que cada nación se gobierne a sí misma sin ninguna otra limitación, con plena soberanía. Algún consorcio cogestionado podría velar por estos activos compartidos y en los cuales nos podemos identificar.

    Desde otros lugares del mundo ya también lo ven así, como el wall street journal.

  2. marcelau 20/03/2009 en 12:46

    En Patatabrava.com lo tenían claro!
    Ya en agosto lo contaban los medios: http://www.iptours.com/ipblog/?p=19

  3. Anónimo 22/01/2008 en 14:00

    Eso la patata brava y el toro de osborne.

    Zapatero de tancredo y Pepe Blanco de torero.

    Que país, que raro que no hablen de las castgañuelas y la pandereta.

  4. Anónimo 22/01/2008 en 5:31

    Eo! Que también hablan de patatabrava.com, el portal de los Universitarios

Participa con tu comentario