Martes 22 de abril de 2014,
Bottup.com

El Yin de Yang: lesbiana desde siempre

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Yang SánchezNunca antes había escuchado un nombre tan peculiar como Yang, probablemente quien no la conozca pensaría que es hombre, pero no es así.

Su nombre es Yang Sánchez o Yani, como sus amigas le dicen de cariño. Mientras esperaba para la entrevista, me imaginaba como sería, pero grande fue mi sorpresa cuando la vi, llevaba puesto una blusa morada y un jean ajustado que dejaba notar su figura. Tiene el cabello lacio, enormes ojos negros que inspiran confianza, algo agraciada pero sin una pizca de maquillaje, supongo que en fondo no se siente femenina.

Algo emocionada me explica que Yang significa fuerza, pues ella cree mucho en eso que llama complemento o Yin, en la cultura china. Precisamente esa fuerza que presagia su nombre es lo que le ha permitido seguir con su labor de activista lésbica, según nos cuenta.

Me invita a pasar a su oficina, un poco desordenada, pero me explica que se acaban de mudar porque en otro local le cobraban mucho en alquiler, y que recién están ordenando sus cosas, en otras palabras que disculpe el desorden. En fin, me acomodé a la situación.

Una vez sentada, me explica:

¿Para ti, qué significa ser activista?

- Yo diría que ser activista significa manifestar y asumir tu orientación sexual como una política de vida, más allá de negar lo que eres, debes aceptarte y gritarlo al mundo entero.

“Ser activista significa manifestar y asumir tu orientación sexual como una política de vida”

¿Cuándo te diste cuenta que eras lesbiana?

- A los 18 años, cuando sentí curiosidad por besar a una mujer, cuando me di cuenta que me gustaban más que los hombres, luego conocí a quien sería mi primera enamorada, una profesora en Piura.

¿Alguna vez pensaste en ocultar tu lesbianismo?

- Nunca, nunca he pensado en esa posibilidad, siempre he sido muy abierta en ese sentido. Incluso antes me vestía de hombre y todo, pero ahora dejé de hacerlo no por vergüenza sino por un tema personal.

Por un momento, una llamada interrumpe la entrevista, dice ser importante por eso me pide parar por un minuto para contestar, mientras habla por teléfono no puedo evitar observar en un rincón de su oficina un montón de carteles, pancartas y afiches, todos alusivos al orgullo gay, con lemas que exigen desde respeto e igualdad de derechos hasta la aprobación del matrimonio gay.

¿Qué tan grave es el nivel de homofobia en el Perú?

- Yo diría que en el Perú tenemos una cultura homofóbica, por los prejuicios que la gente carga sobre nosotros, se niegan a conocernos, socialmente no somos aceptados por nuestra opción sexual. Te diré que la más mínima expresión de la homofobia es el silencio, intentar ocultar que existimos pero lo más crudo lo más fuerte, son los crímenes de odio, matar con intención y alevosía a gente inocente solo por su orientación sexual. Lamentablemente, se concentran más en las personas transfemeninos, es decir un hombre que construye una identidad de género de mujer.

Indignada nos relata:

Hace un par de meses en la plazuela Elías Aguirre, a un amigo abiertamente gay, un hombre sin razón alguna en estado de ebriedad se le acercó y le reventó una botella en la cabeza, solo por ser gay. Imagínate hasta que punto hemos llegado.

¿Qué le dirías a los homofóbicos?

- Que vayan a un psicólogo, porque esas actitudes hay que aprender a cambiarlas, tenemos que ser tolerantes, convivir en paz con todas las personas.

Hay miles de parejas que viven años de convivencia y con todo ese tiempo no se reconocen sus derechos

LESBIANA DESDE SIEMPRE

Yang Sánchez Farfán, nació en Piura. Es la última de 3 hermanas y recalca que en su familia es la única lesbiana, en un principio sus padres no aceptaron su opción sexual, fue un proceso difícil, pero con el tiempo tuvieron que aceptarlo.

Perseverante, belicosa, temperamental, desordenada, así es Yang. Licenciada en Educación Primaria y se conside

ra lesbiana desde siempre, se define idealista al cien por ciento y anhela un futuro de inclusión para la comunidad gay.

DISCRIMINACIÓN

Recuerdo que una vez, sentí en carne propia la discriminación. Fue cuando me votaron del último colegio donde trabajé por año y medio, como tutora del 5 y 6 grado de primaria, simplemente un día el director se acercó y me dijo que por reducción de personal iban a sacar gente pero lo curioso del asunto es que me sacaron solo a mí. Me dio mucha tristeza dejar el colegio porque estaba muy vinculada con los alumnos y porque estaba segura que fue una decisión arbitraria, ya que unos días antes el director me vio de la mano con mi enamorada. A raíz de ese incidente fue que decidí tomar parte activa en la lucha por establecer nuestros derechos y exigir respeto a nuestra dignidad como personas.

¿Tú te quisieras casar?

- Yo no, pero la mayoría de

la comunidad gay si lo anhela. El problema del matrimonio gay va mas allá de casarse de blanco y todo eso; para nosotros es un tema legal, porque hay miles de parejas que viven años de convivencia y con todo ese tiempo no se reconocen sus derechos, simplemente porque la ley no la ampara, lo que no ocurre en el caso de las parejas heterosexuales; otro problema es el tema de la seguridad social, ya que a tu pareja (mujer) no puedes asegurarla, así tengas 30 años viviendo con ella, nosotros intentamos cortar todo esto con el tema del matrimonio, para nosotros es el reconocimiento de derechos legítimos.

¿Estás de acuerdo con la adopción?

- Yo si estoy de acuerdo. Siempre nos dicen desde el colegio que una familia es solo el papá, la mamá y los hijos, y no es así. Pienso que un niño criado por parejas homosexuales generalmente reciben mucho amor y dedicación, justamente porque cuesta tanto ir en contra los prejuicios morales de esta sociedad, que cuando finalmente se logra se valora mucho más.

¿Cómo te ves de aquí a 10 años?

- Con una maestría, publicando un libro y con una hija de 5 años. Esperando haber conseguido logros importantes para la causa, ver lesbianas jóvenes que se expresan libremente sin miedo a prejuicios, que no haya necesidad de salir a las calles a protestar con letreros a exigir respeto, poder ver que la gente como nosotros es feliz.

Foto y destacados

 

Foto: Bitácora Piurana

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. maritza la itza bogota 19/08/2013 en 0:27

    ES UNA PENA TU SITUACION AMIGA,PERO AUN PUEDES SER FELIZ,FUI COMO TU PERO AFRONTE LA REALIDAD .AHORA TENGO UN HOGAR FELIZ,CON HIJOS Y UNA BEBITA HERMOSA.SABIA Q COMO LESBIANA NUNCA LLEGARIA A SER FELZ..
    AUN PUEDES LOGRAR VENCER Y SER FELIZ CON ESPOSA E HIJOS COMO MANDA LA LEY DE DIOS Y DE LOS HOMBRES BORRATE Y LUCHA POR SER FELIZ AMIGA.

Participa con tu comentario