Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Empresas de toda España incorporan la figura del trabajador acompañante

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Finaliza la I edición del curso impartido por la UNED que permite a las empresas aumentar su valor social y el grado de cohesión de sus trabajadores

En contextos de crisis como la actual las empresas han de experimentar procesos de actualización que deben resultar positivos no sólo a nivel interno, sino también a nivel externo y en el entorno social. El emprendedor social de la Fundación Ashoka y ex director gerente de Valnalón, José Manuel Pérez, prevé como consecuencia de la crisis un acercamiento de los ámbitos social y económico, y manifiesta que la actualización de la empresa pasa por tratar de copiar la vena social e integrarla en su estructura económica. Para el empresario asturiano ya jubilado, impulsor del espíritu emprendedor en España, la figura de acogida, acompañamiento y/o de facilitador de los procesos de inclusión en la empresa resulta fundamental.

Empresas de toda España han participado en un curso que ha facilitado la integración e inserción de personas a las mismas

De esta forma, empresas de toda España han participado de la I edición del curso ‘Formación del trabajador acompañante de personas en riesgo de exclusión’ impartido por la asociación Nittúa, con sede en Valencia, y la Universidad de Educación a Distancia (UNED). Este curso ha permitido a las empresas aumentar su valor social, así como el grado de cohesión y vinculación de sus trabajadores. La formación ha facilitado la incorporación sin costes de este perfil laboral que mejora la integración e inserción de personas en la empresa, así como la Responsabilidad Social Corporativa de la misma.

A través de esta formación iniciada el pasado mes de noviembre y finalizada recientemente, los alumnos han obtenido un diploma de actualización profesional que les acredita como Trabajador Acompañante. El programa del curso se ha estructurado en tres grandes bloques temáticos que han introducido a sus participantes en el ámbito de la empresa y de los problemas de exclusión social, así como en los posibles itinerarios de inserción social en la empresa. En el tercer y último bloque de contenidos los alumnos han profundizado en los recursos básicos de esta nueva figura laboral del Trabajador o Trabajadora Acompañante, que viene a ser un profesional que genera valor económico, social y financiero como tutor del personal de inserción sociolaboral.

Se trata de un trabajador de plantilla que facilita la integración al resto de compañeros, especialmente a aquellos sobre los que se plantean objetivos durante su estancia en la empresa. Facilita el logro de objetivos planificados en relación a la empleabilidad de determinadas personas que se incorporan a la empresa e interviene para que la empresa facilite los procesos de inserción y desarrollo personal.

Una de las entidades que ha participado de forma activa en el curso ha sido Cartonajes Vir, una empresa familiar asturiana que este año cumple su 80º aniversario y cuya dirección está a cargo de un miembro de su cuarta generación, Inaciu Iglesias. La directora financiera y el responsable de Recursos Humanos de Cartonajes Vir han participado de la I edición del curso.

El curso introduce a los participantes en el ámbito de los problemas de exclusión social y los itinerarios de inserción social en la empresa

Para Inaciu Iglesias generar empleo seguro y a largo plazo es el primer valor social de la empresa: “Nuestros valores fundamentales son dos: la gestión profesional y el crecimiento sostenible. Pero cuando hablamos de profesionalidad no hablamos sólo del trato con accionistas, sino con proveedores, trabajadores y el resto de la sociedad en la que nos inscribimos”. Iglesias aclara: “No somos empresa que tiene preocupaciones sociales, sino que tenemos preocupaciones sociales porque somos una empresa”.

En ese sentido, el empresario asturiano ha manifiestado: “la empresa posee herramientas para gestionar los conflictos laborales y acompañar a las personas, pero todo depende del modelo de empresa y del modelo de persona, y aquí -apunta- la figura del trabajador acompañante nos pareció muy interesante, porque al final uno aprende por ósmosis y resulta muy importante que la cultura de empresa no la tenga únicamente la dirección sino todos los compañeros que trabajan en ella”.

La apuesta por la formación continua de todo el equipo dentro del horario laboral, así como la imagen comprometida de Iglesias con el tejido social más cercano son otras características que distinguen a Cartonajes Vir.

Por su parte, para la directora financiera de la empresa asturiana, Beatriz Rodríguez Arango, el curso ha servido para profundizar en los distintos itinerarios de inserción social y en el trato con personas con bajo perfil de empleabilidad, así como para resolver desde una perspectiva profesional algunas acciones relativas al acompañamiento que desde la empresa ya se venían realizando.

Según Rodríguez Arango, esta nueva figura es de fácil aplicabilidad en todo tipo de empresas y ámbitos profesionales porque “trata cuestiones de la vida real y ayuda a mejorar las relaciones humanas en la empresa”.

Instituciones, entidades, empresas y agrupaciones empresariales de Asturias y Catalunya ya han manifestado su interés en participar en la segunda edición del curso ‘Formación del trabajador acompañante de personas en riesgo de exclusión’ que Nittúa iniciará el próximo mes de febrero en colaboración con la Universidad de Educación a Distancia.

Puedes saber más sobre la figura del Trabajador Acompañante en este vídeo:

[important color=green title=video]

[/important]

Nuestro especial agradecimiento a Nuria Tendeiro, de Valencia Social, y a Nacho Sirera creadores del artículo, vídeo y campaña de comunicación del Trabajador Acompañante.

NITTÚA


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Mariano Cabrero 02/10/2012 en 9:46

    Siempre es bueno estar informado…

    La Coruña( España), 2 de octubre de 2012
    Mariano Cabrero Bárcena
    —original message—

Participa con tu comentario