Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

En México sólo existe la transparencia de la corrupción

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Este acto es habitual en la administración mexicana

La nueva figura de un Contralor o fiscal de cuentas en las instituciones públicas mexicanas no acaba con las corruptelas

Denuncia

Hace algunos años en México se empezó a hablar de ‘Transparencia’ porque, supuestamente, en nuestro país los ciudadanos no teníamos acceso a
cierta información de lo que algunas instituciones y funcionarios
hacían con el dinero que manejan.

En
muchísimos casos se sabe que estos Contralores Internos no están
cumpliendo con sus funciones, pues acatan las disposiciones de los
jefes a quienes les deben el cargo, protegiéndolos
la ‘Transparencia’ lo que permite
actualmente es que podamos observar de forma mas clara y nítida como se
llevan a cabo los actos de corrupción

Es irónico y me sorprende el
cinismo tan grande al que hemos llegado tanto los políticos, los
funcionarios y los mismos ciudadanos; pues se crea una disposición como
la transparencia en la que se gastan millones de pesos y que al final
no sirve para nada; volviendo a confirmar que en México la corrupción
no parece tener fin.

Ahora somos corruptos ‘transparentemente’,
y no es que los ciudadanos no estuviésemos enterados de lo que sucedía
con nuestra economía manejada por los que están en el poder, es que
durante muchos siglos se creó una sociedad que “no habla, no demanda,
no denuncia, tolera y acepta” las injusticias y los actos de
corrupción; y peor aún, una sociedad que también los lleva a cabo, como
algo que forma parte de su diario vivir.

Una de las últimas disposiciones de la contraloría para la efectividad de la transparencia es el nombramiento de un Contralor Interno
en las instituciones (equivalente a un fiscal económico en España), que será encargado de vigilar y regular las
funciones tanto de la institución como de los directivos en sus manejos
de la misma. Lo ilógico en este caso es que es una persona que no cubre
un perfil designada por el mismo director de la Institución de quien
recibe el sueldo; dejando claro que no trabaja para la Contraloría.

En
muchísimos casos se sabe que estos Contralores Internos no están
cumpliendo con sus funciones, pues acatan las disposiciones de los
jefes a quienes les deben el cargo, protegiéndolos y usando su posición
para perjudicar a otros, gozando al final de privilegios injustos y
fuera de la ley. ¿En dónde está la transparencia?

Esto
solo es un pequeño ejemplo de que la transparencia se convirtió en una
disposición corrupta que no está para beneficiar a los ciudadanos, sino
a los que tienen el poder. Si en una pequeña institución no se
puede controlar la corrupción y los empleados tienen que callar por
miedo, aceptando que se lleve a cabo, imaginémonos lo que sucede a
niveles mas grandes, donde nos venden la idea de que la Transparencia
fue un cambio beneficioso, Más bien la Transparencia lo que permite
actualmente es que podamos observar de forma mas clara y nítida como se
llevan a cabo los actos de corrupción.

La verdadera modalidad en
cuestión de Transparencia, sería que los ciudadanos demandáramos y
denunciemos con la garantía de protección sin represalias, y que
entendiéramos de una vez por todas que en manos de la sociedad está el
que la corrupción termine y que dejemos de pensar que es la única
opción de vida en nuestro país para lograr beneficios y bienestar.

{mos_sb_discuss:2}

Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de:  Denuncia

Image


Image

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario