Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Energías renovables: un consejo con trampa

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Aunque ciertamente las fuentes alternativas a los combustibles fósiles ganarán relevancia en las próximas décadas, hoy en día prescindir por completo de fuentes como la energía nuclear es una idea más propia de un pensamiento radical que de la planificación diversificada y racional de largo plazo

Opinión

Image
Lamentablemente, no hay una sola fuente capaz de abastecer la demanda actual de energía, y la transformación del modelo energético acaba de comenzar a aplicarse con el uso balbuceante de motores de hidrógeno líquido, pero siguen siendo necesarios los aportes combinados de las distintas tecnologías “de toda la vida”.

Por si fuera poco, las autoridades hacen campaña para culpabilizar en la medida de lo posible al consumidor, retratándolo como un derrochador energético más que como un actor más de todo el escenario de conversión y consumo de la energía.

En el mejor de los casos, las compañías privadas obtienen descuentos al invertir en investigación y desarrollo de nuevas aplicaciones, pero nunca o casi nunca orientan sus esfuerzos a la raíz del problema.

ImageSi hubiera que ser estrictos, desde luego el consumo energético debe ser moderado, pero corresponde a los poderes públicos la responsabilidad de hallar nuevas fórmulas de sostenibilidad y dejar de cargar con el lastre de la ignominia a las personas que, casi impotentes, tienen que soportar que las miren mal si no reciclan por sus propios medios aquello que utilizan.

Esas personas que en ningún momento tienen -tal como se las pinta- la intención de acabar con el planeta a base de consumir kilovatios-hora y tirar toneladas de basura que, en buena parte son herencia de la cultura del plástico, un detestable derivado del petróleo que, considerando en su conjunto, costes ecológicos incluidos, ya no sale tan barato como parecía.

“Las personas no tienen todo el poder, sólo una parte. Por ejemplo regular su consumo para obligar a las compañías distribuidoras a mantener un precio asequible en las facturas energéticas”

Las personas no tienen todo el poder, sólo una parte. Por ejemplo regular su consumo para obligar a las compañías distribuidoras a mantener un precio asequible en las facturas energéticas.

Mientras tanto, que no nos vendan un futuro inmediato lleno de energía solar, hidráulica, eólica y “no contaminante”, porque eso no va a pasar mañana, y tampoco pasado mañana.

Ténganlo claro a la hora de desdeñar una fuente como el Uranio, tanto como a la hora de entusiasmarse por las células fotovoltaicas.

*Los artículos de Nodo Libre sólo representan el punto devista de su autor. Bottup es una comunidad de centenares de periodistas ciudadanos con su propio criterio, que la Redacción nunca puede coartar

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario