Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Erwin Schrott: “Hay que quitarle el almidón a la ópera”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Schrott y Netrebko representando juntos ‘Don Giovanni’ en el Covent Garden

La soprano rusa Anna Netrebko entrevista a su marido, el barítono uruguayo Erwin Schrott:

“La ópera es para gente rica,
así fue siempre en todas partes, pero nosotros, los nuevos actores, no queremos
eso”

Image
Anna Netrebko

Marido y mujer en la vida real, y a punto
del debut en el rol más trascendente de sus vidas: ser padres, Erwin  y Anna forman una de las parejas más
queridas, simpáticas y talentosas de la lírica actual. Pese a su juventud ambos
tiene carreras profesionales largamente exitosas y aplaudidas por el gran público
y la crítica en los grandes teatros de la ópera mundial y a través de la
industria musical.

Anna Netrebko nació en Rusia y sus
principios en la ópera fueron como Fregatriz en el teatro Mariinsky de San
Petersburgo. Por su asistencia perfecta y su laboriosidad, llamó la atención de
Valerie Gergiev, quien la audicionó e, impactado por la gran calidad de su voz,
fue su  mentor y quien le abrió las
puertas hacia el éxito que ella supo conseguir. Debutó  como Susana en el Mariinsky.

En 1995 debutó en Estados Unidos y a partir
de ahí es aclamada por los roles principales del repertorio ruso, belcantista y
romántico para su cuerda.

El Metropolitan Opera House le abre sus
puertas en el año 2002, siendo  a partir
de ese momento y hasta la actualidad  ‘Guest
Star’ de ese teatro y de todos los teatros de primera línea de la ópera del
mundo. Anna posee una voz extraordinaria, que por momentos nos rememora a la
gran María Callas, por  la gran extensión
de su voz, que va de soprano lírica a spinto, lo que le permite abordar gran
diversidad de roles con riqueza vocal y comodidad de registro.

Anna se ha ganado ser diva por derecho
propio y es uno de los pilares del repertorio operístico dentro de la lírica
actual.

El gran ingenio y la divertida
personalidad de Anna permitió dar originalidad a este comentario al entrevistar
a Erwin Schrott. A sus 34 años, Erwin es un barítono de hermosa voz, indiscutible
talento interpretativo, y una seguridad escénica sorprendente.

Atlético, apuesto, inteligente, Erwin es
un hombre  responsable con su carrera
profesional y su compromiso con el arte. Muy trabajador  y estudioso, se considera muy feliz de poder
dedicarse a su gran amor: el canto y la música.

A los seis años de edad debutó en una ópera
en Montevideo, República Oriental del Uruguay, cuando estudiaba con su madre música
y canto.

En la República Argentina,  Renato Sassola fue su primer maestro, quien
prontamente vio en él su potencial como cantante. Luego viajó a Italia,  donde continuó estudiando. Su debut
profesional fue en su Uruguay natal   a los 22 años. Al poco tiempo es ganador de ‘Óperalia’,
concurso organizado por Plácido Domingo, saltando a la fama.

En su repertorio, prominentemente mozartiano,
también está presente el bel canto.

Y ha tenido gran éxito en los roles  del verismo pucciniano. Egresado del Plan Lindemman  para jóvenes artistas,  Erwuin es un artista  integral que une a sus cualidades vocales un
real talento como actor.

Ante su presente exitoso se abre un futuro prometedor en los grandes teatros
del mundo. En estos momentos, Anna y Erwin 
preparan un CD  donde cantarán juntos
y que esperamos con gran expectativa.

Y ahora leamos a Erwin a través de Anna Netrebko:

 


El amigo de mozart

¿Cómo se siente en el rol de Fígaro?

Schrott: “Mozart es amplio, y pienso a partir del año 2011 dedicarme nada más
que a él”
“Yo voy con jeans a la ópera, pero cuando abro
la boca, mis jeans, se convierten en terciopelo”
“Yo creo que la
gente de mi edad y de menor o mayor edad gustan de la ópera, el problema son
los precios de las entradas, el poder adquisitivo”

Me siento muy conectado con Mozart, soy
amante de los tres libros de Beaumarchais –‘El barbero de Sevilla’, ‘El mariage
de Fígaro’ y ‘La madre culpable’-. Amo hacer de Fígaro en las bodas, expreso
con mi voz una realidad total, mis sentimientos humanos, es algo fácil, muy fácil.
Yo amo a Mozart y a todos sus personajes.


¿Cómo hace usted para representar el
personaje que le toca cantar?

Simplemente, cada vez que subo al
escenario, canto. Para mi es sencillo, yo 
soy Fígaro y canto como él, soy Fígaro en la calle, en el bar, en el
supermercado, siempre Fígaro, definitivamente, así represento el papel en el
escenario.


¿Estudia usted mucho el papel?

Yo creo que se debe estudiar siempre,
hacer un buen repertorio para poder trabajar bien en el teatro. Yo trabajo
mucho junto a mis amigos. Para Fígaro me preparé con varios actores, dado que
esta es mi tarea. Hay que trabajar el carácter del personaje, el siglo, la
situación; desde el principio hasta el fin hay que estudiar, hay que respetar
lo que el director me marca, dicen que tengo un repertorio muy limitado, pero
no es así, Mozart es amplio, y pienso a partir del año 2011 dedicarme nada más
que a él.

¿Cómo ve usted a la actual audiencia, está
interesada en la ópera?

Es difícil capturar la atención de esta
nueva generación que compra ticket para ver ópera, para eso hay que popularizar
la ópera, quitarle el almidón, ese es el trabajo de Peter Gelb. Yo creo que la
gente de mi edad y de menor o mayor edad gustan de la ópera, el problema son
los precios de las entradas, el poder adquisitivo. La ópera es para gente rica,
así fue siempre en todas partes, pero nosotros, los nuevos actores, no queremos
eso, por eso nos entendemos con Gelb. Yo voy con jeans a la ópera, pero cuando abro
la boca, mis jeans, se convierten en terciopelo. La gente no va por cuestiones
económicas, pero está interesada en la ópera.

Usted es de Uruguay; Flores, de Perú; Álvarez,  de Argentina; son tres expresiones de talento
operístico, es una nueva tanda de voces. ¿Qué piensa de esto?

Yo creo que no importa dónde se nace, el
talento es talento, se puede nacer talentoso en cualquier parte del mundo, el
problema es cómo lo mira el resto del mundo a uno y cómo se hace notar el
talento que uno tiene, a veces no es fácil hacerse incluir en una prueba en Nueva
York. Yo tuve que luchar mucho pese haber ganado ‘Óperalia’, mi madre y mi
padre no querían que dejara la universidad, pero yo tomé la decisión y lo hice y
creo que Marcelo y Diego también, para los que venimos de Sudamérica  es más difícil por la barrera idiomática y
por la falta de conexiones.

¿Qué piensa usted de los cantantes que
viene de Sudamérica?

Yo en especial soy un ‘latin lover’, pero
muy moderno, muy trabajador y estudioso, pero pese a eso no dejo mi buen gusto
por las mujeres, me encantan.

¿Cuál es su ópera favorita?

No sólo escucho ópera, me gusta el jazz, blues,
música brasilera, flamenco y tango. Toda la música es hermosa, en mi casa hay
música de todo tipo, aunque también amo el silencio. Yo soy  muy musical, por eso amo a Mozart. No tengo
músca favorita. Me gusta la música.

 

Muchas gracias, Anna.

Rita Antonia Amoidei Quiroga.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

2 Comentarios

  1. Anónimo 11/02/2011 en 17:56

    Erwin es un grande no solo en el escenario yo tuve el privilegio de tener una masterclass con el y me sorprendio lo sencillo de su personalidad y aunque muy joven muy sapiente y sabio en el arte lirico.
    Como dijo el la voz es el 60% la inteligencia un 35% y lo demas es lo demas.

  2. Anónimo 25/08/2008 en 11:59

    Debut para Anna, y reestreno para Erwin.
    Erwin ya tiene una hermosa hija de su pareja anterior y es la princesa de sus ojos.

Participa con tu comentario