Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Es tiempo de regenerar las políticas actuales y guiarse por el respeto hacia todos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / Realmente la crisis de valores en los políticos actuales denigra el ejemplo que debe regir a la juventud de hoy

El clérigo católico francés y escritor Jacques Benigne Bossuet dijo la siguiente frase, que es una realidad: “La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir”.

Como entonces, cualquier político es capaz de juzgar el proceder de la juventud actual que busca superarse y busca oportunidades de desarrollarse en sus diferentes áreas del arte para dar a conocer sus inquietudes y talentos. Y los políticos de hoy simplemente van de la mano de la inmoralidad.

Si un joven comete un error es juzgado por el resto de sus días, sin la justa oportunidad de enmendarlo, y quizás de encontrar una salida productiva para no volver a repetirlo. Pero si, por el contrario, es un político el que comete ese error, rápidamente buscan salvaguardar sus espaldas de forma que caen aún más en lo denigrante.

Si un joven comete un error es juzgado por el resto de sus días, mientras que si un político comete ese error, rápidamente busca salvaguardar sus espaldas de forma denigrante

El pasado mes, Esperanza Aguirre acentuaba ese denigrar que muestra la crisis de valores existente en el PP, y del que su Presidente actual no está logrando un control establecido en sus filas, y esta semana, una muestra más de ello lo representa el ex Presidente de España, José María Aznar, quien, en medio de lo que supone sea una democracia respetada, infunde su acostumbrado proceder de prepotencia faltando al respeto a los estudiantes de Oviedo.

Me pregunto yo si estos son los supuestos ‘ejemplos a seguir’ que deben tener los jóvenes de hoy que aspiran a ser los políticos del mañana, ejemplos que denigran a los que han luchado toda una vida por levantar el partido al cual representan y que hoy día gracias a sus actos, ensucian esas buenas memorias.

Hace unos meses, presentaba un reportaje similar por este medio, Bottup, reseñando el disgusto inmoral del Secretario de Justicia de Puerto Rico, que se vio envuelto en un altercado algo similar, o quizás más violento, verbalmente hablando, que el de Esperanza Aguirre y que es igual de deplorable.

En Europa Press se presentó el video que dio la vuelta al mundo en segundos. Un ex Presidente se ve envuelto en un desagradable acto con los estudiantes de Oviedo, olvidando que son figuras públicas y, sobre todas las cosas, que viven en una democracia (Ver video: http://www.youtube.com/watch?v=dWitx-z2n_E&feature=player_embedded).

Así que, como bien dijo el poeta y ensayista mejicano Octavio Paz: “Sin democracia la libertad es una quimera”.

Realmente, si continuamos permitiendo que actos como éste sean los que gobiernen en nuestras naciones, realmente en nada lograremos cambiar. Pienso que es tiempo de regenerar las políticas actuales y buscar enfocar sus caminos hacia una genuina democracia, inspirada en el respeto y la lealtad hacia aquellos políticos que habitan en todos los partidos y que calladamente trabajan por hacer realidad lo que un día prometieron realizar en sus desempeños, trabajos de justicia social, y respetar a todos por igual, siendo verdaderos servidores públicos, pasando a servir y no a ser servidos, como lamentablemente hoy día sucede.

Esperemos que actos como este no se repitan.

Peter Pantoja Santiago
Juncos, Puerto Rico

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario