Sábado 21 de enero de 2017,
Bottup.com

Escritores cubanos se unen en apoyo y denuncia por el escritor golpeado

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image

Varios escritores cubanos firman una carta pública en repulsa a las agresiones sufridas por el escritor Ángel Santiesteban

Después de la trascendencia adquirida por la noticia que publicaba esta mañana Bottup, varios escritores cubanos han firmado la siguiente carta de denuncia pública:

Colegas, amigos:

Image
El cubano Ángel Santiesteban

Hemos sabido que en La Habana, este domingo 17 de mayo, el escritor
Ángel Santiesteban fue provocado, amenazado y golpeado por dos
desconocidos. Como resultado de esa agresión, Santiesteban tiene un
brazo fracturado, heridas de la navaja con la cual fue agredido,
numerosos hematomas a causa de los golpes, y hasta el momento en que se
redacta esta carta anda escondido previendo nuevos ataques.

  Cualquier otro cubano, como cualquier ciudadano de este mundo, tiene
derecho a escribir su blog, y todos los que quieran, a replicar y responder

Basta un simple análisis de los detalles de esa agresión,
especialmente del intercambio inicial de palabras entre el agredido y
los agresores, para concluir que esta es la respuesta de ciertos
espacios del poder político y militar en Cuba a la decisión de Ángel
Santiesteban de, además de escribir sus libros, hacer uso de sus
derechos ciudadanos a través de un blog llamado “Los hijos que nadie
quiso
”, para dar sus opiniones sobre la realidad cubana de hoy.

 

Nótese que me refiero a “ciertos espacios del poder político y
militar en Cuba”. Quienes hemos seguido los escritos de Ángel
Santiesteban en su blog, hemos podido comprobar que esos escritos
(especialmente uno titulado “Los muchachos se despiden”, sobre la
participación de escritores cubanos en la Feria del Libro de Mazatlan)
fueron respondidos por varios de los escritores que participaron en esa
Feria, sintiéndose atacados por Ángel Santiesteban en unos casos, o
para aclarar sus posiciones en relación con lo que consideran un error
y hasta mala fe en el escrito de Santiesteban. No hay derecho a juzgar
ni a uno ni a otros. Las respuestas de esos colegas, fueran cual fueran
su tono y sus argumentos, son un derecho que tenemos que defender.
Porque aunque nos cueste trabajo entenderlo: Ángel Santiesteban (y
cualquier otro cubano, como cualquier ciudadano de este mundo) tiene
derecho a escribir su blog y todos los que quieran replicar, responder,
atacarlo incluso con el poder de la palabra, tienen derecho a hacerlo.
Es una lección que los cubanos debemos aprender de una vez por todas.

Todos, en la isla o
en el exilio, nos debemos unir para que quien
quiera expresar lo que piensa en Cuba, sea quien sea, jamás sea
agredido en su integridad física

 

Pero estamos convencidos de que jamás ninguno de esos que
respondieron a Ángel Santiesteban, incluso los más indignados y
ofensivos, se rebajaría a ser parte de estos ataques físicos. Aunque
hemos sido testigos cientos de veces de polémicas cortadas por la
oficialidad, los escritores cubanos estamos acostumbrados a responder
la palabra con la palabra, nunca con los golpes.

El mal precedente que sienta la agresión a Ángel Santiesteban no debe ser pasado por alto.

Por eso, con esta sencilla carta abierta, estamos apelando a la
unidad de los escritores cubanos, conozcan o no a Ángel Santiesteban,
estén de acuerdo o no con sus ideas y posiciones personales e
intelectuales, piensen lo que piensen sobre el actual sistema que
impera en nuestra isla: lo que importa aquí es que, todos, en la isla o
en el exilio, nos unamos para recordarles a quienes pretenden esgrimir
esas posiciones de poder contra el pensamiento intelectual, que quien
quiera expresar lo que piensa en Cuba, sea quien sea, jamás debe ser
agredido en su integridad física; para recordarles a quienes pretenden
esgrimir esas posiciones de poder contra el pensamiento intelectual que
no estamos dispuestos a seguir esperando para entender que tenemos que
respetar el diálogo entre cubanos, incluso aunque sea a gritos (pero a
través de las palabras y de las ideas). Es uniendo y no dividiendo cómo
vamos a resolver nuestros problemas, simplemente porque cada división
crea nuevos problemas, nuevas heridas, y nuevas divisiones, en una
cadena infinita.

Firmar o no firmar esta carta es un asunto de la conciencia de cada
cual, un derecho que respetamos. Pero creemos que la unidad de quienes
se oponen a este tipo de comportamientos es el único modo de evitar que
agresiones como la que ha sufrido ahora Ángel Santiesteban se
conviertan en la respuesta común, cotidiana, de los enemigos de las
libertades de expresión y de pensamiento en Cuba.

Firmantes:

Amir Valle, escritor, Berlín.

Ladislao Aguado, escritor, Madrid.

Gumersindo Pacheco, escritor, Miami.

Luis Pérez-Simón, escritor y profesor universitario, París.

Jorge Luis Arzola, escritor, Colonia, Alemania

NOTA: PARA FIRMAR ESTA CARTA PUEDE ENVIAR EL MENSAJE DE ADHESIÓN A: prensa@amirvalle.com

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 28/05/2009 en 16:08

    respuesta sin censura
    Estimados(as) todos (as).
    Aquí les envío la respuesta al artículo de Ernesto Sierra, que por razones de

Participa con tu comentario