Jueves 03 de abril de 2014,
Bottup.com

Esos locos bajitos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image

Tanto la
educación como la psiquiatría están empeñadas en la socialización a
cualquier precio, aunque éste sea drogar a los niños ‘especiales’


Opinión




Image

El pasado martes, la edición digital del diario EL PAÍS publicó un demoledor artículo sobre los niños con trastorno de hiperactividad (TDAH).

Estos escolares hiperactivos, normalmente, son tratados con
psicofármacos para paliar sus síntomas. Éstos suelen consistir,
básicamente, en que el niño no se adapta a las normas y hace cuanto le
viene en gana. Ignoran tanto a sus padres como a sus profesores, adultos
obstinados en reprimir sus excesivamente individualistas impulsos
(aunque ahora los llaman pulsiones, para que suene peor).

La medicación
se ha convertido en la panacea rápida y eficaz para que estos niños,
tanto en casa como en el colegio, dejen de molestar. Sus sufridos
padres, desesperados por la conducta rebelde de estos niños, acaban
viéndose obligados a aceptar lo que la psiquiatría les dice: “Su hijo
tiene un trastorno mental y por su bien hay que medicarlo”.

Ya a tan tempranas edades se les trata como
enfermos mentales. Pero no es de extrañar en una sociedad que aniquila
a todos los que se atreven a no ser “como todo el mundo”. Tanto la
educación como la psiquiatría están empeñadas en la socialización a
cualquier precio, aunque éste sea drogar a los niños ‘especiales’.

Cualquier sospecha de individualidad es debidamente
tratada, para así evitar que alguien reclame ser ciudadano y no
súbdito
Si en el 2008 surgiese un Joan Manuel Serrat, (…) por supuesto no pasaría
ninguno de los castings televisivos creados para mofarse del personal y
divertir a su feliz audiencia
Ya sabéis, locos bajitos: si
queréis hacer felices a padres y profesores, así como al conjunto de la
sociedad, no olvidéis tomaros vuestra dosis diaria de soma

No
hay que olvidar que los Estados tienen un objetivo fundamental: que el
individuo encaje en la sociedad que han diseñado para dominarlo. Es
decir, que tenga su cónyuge, sus hijos, su nómina, su coche, sus
tarjetas de crédito, su hipoteca… Un ciudadano ejemplar,
vamos.

Por ello, cualquier sospecha de individualidad es debidamente
tratada, para así evitar que alguien reclame ser ciudadano y no
súbdito. Podemos estar orgullosos de que hoy prime el rebaño sobre el
individuo, la uniformidad sobre la transgresión, y la mediocridad sobre
la genialidad.

Pero a veces, pese a lo que opinan muchos
especialistas de salón, es bueno no adaptarse a la sociedad si uno
todavía desea preservar la poca cordura que le quede. Sin embargo, al
basarse en transmitir información sin plantearse en ningún momento la
salud emocional de los escolares, el sistema educativo considera
trastornados e inadaptados a los niños hiperactivos. Un sistema, por
otra parte, concebido estrictamente para fomentar la inteligencia
académica, apisonando por omisión la inteligencia emocional.

Así les va
a estos niños y a los demás, y al mundo en que malvivimos, claro.
Porque para mayor escarnio, el nivel de exigencia académica está a ras
de suelo, premiando la mediocridad y castigando el talento. Por ello,
si en el 2008 surgiese hipotéticamente un Joan Manuel Serrat, vendería
la centésima parte de discos que Melendi, y por supuesto no pasaría
ninguno de los castings televisivos creados para mofarse del personal y
divertir a su feliz audiencia.

Así que ya sabéis, locos bajitos: si
queréis hacer felices a padres y profesores, así como al conjunto de la
sociedad, no olvidéis tomaros vuestra dosis diaria de soma. No vaya a
ser que os dé por ser libres y perseguir vuestra propia felicidad.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

20 Comentarios

  1. Anónimo 06/08/2009 en 2:52

    sds
    concha

  2. Anónimo 06/08/2009 en 2:52

    calulon
    calulitito

  3. Anónimo 25/03/2008 en 14:13

    Pertenezco a una asociación de asperger que apoyamos la anterior proposición del dr. atienza sobre la especialidad, así como hemos sido invitados a apoyar también esta plataforma. ¿que es lo que realmente les ha molestado a Javier y Felipe, que no les invitaran a ellos?, la verdad es que se pueden adivinar los motivos. Felipe y Javier, que les preocupa más ¿conseguir la especialidad o quien se apunte el tanto?, porque leyendo su comentario es fácil de adivinar, entiendo perfectamente que no les avisaran, sino no estarían tan molestos.

    Sres. guardensé el rencor, y sean más solidarios, aquí lo que importa es que se consiga, no que vd. se pueda hacer la foto que le hubiera gustado.

  4. Anónimo 25/03/2008 en 12:19

    Conozco esta plataforma. Soy presidenta de una asociacion de tdah española.
    Estas personas han invitado a absolutamente TODAS las asociaciones tdah de este país y a todas las asociaciones de diversos trastornos mentales.
    Doy fe puesto que conozco muchas de ellas.
    Se pueden revatir argumentos, pero sin mentiras. La calumnia salpica en la cara.
    Un saludo

  5. Anónimo 17/03/2008 en 11:48

    Esto pinta raro. Han hechado a muchas personas y asociaciones de niños TDAH que ya habian trabajado antes luchando e iniciando esta lucha junto con el Dr. Joaquin Diaz Atienza que estas que se autodenominan Paltaforma de Familias por la especialidad aprovechandose de todo el trabajo iniciado por ellos en internet y fuera de el y ahora se suman otras dando nombre y apellidos retomando todo el esfuerzo que hicieron otros pare después darles de lado.

    Ni que decir que se han sumado a las publicaciones que ya estaban escritas, tambien han tomado partido de las asociaciones que se habian unido al Dr. Atienza, para después iniciar por su cuenta propia la misma lucha aprovechandose de todos los que inicialmente pusieron en marcha todo esto.

    Asi va este pais señores.

  6. Anónimo 23/02/2008 en 15:31

    No todo está dicho sobre la ayuda a nuestros hijos.

    Asociación de Niños con Hiperactividad y/o Déficit de Atención

    http://www.anhida.org/ index.php

    PLATAFORMA DE FAMILIAS PARA CREACION ESPECIALIDAD PSIQUIATRIA INFANTO JUVENIL.

    Queridos amigos:

    Somos un grupo de padres y madres de niños con diferentes discapacidades, que desde un foro hemos impulsado el inicio de este proyecto. Queremos invitaros a participar en la formación de una Plataforma para demandar la inexistencia de la especialidad médica de Psiquiatría Infanto-Juvenil.

    Os llamamos a la movilización a todas las asociaciones españolas de niños y jóvenes con trastornos psiquiátricos de una u otra índole como, como asperger, tourette, down, tdah (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), trastornos alimentarios, síndrome x frágil, trastorno autista, trastornos generalizados del desarrollo, etc…

    Nuestras Razones son las siguientes:

    Como sabéis, España es junto a Rumanía, Letonia y Malta, los únicos países de la UEE que no tienen reconocida la Especialidad de Psiquiatría Infantil y juvenil, especialidad que en Europa y EEUU se cursa de entre 5 a 7 años de duración.

    En pleno 2008, podríamos contar con los dedos los especialistas en psiquiatría infanto-juvenil que se dedican a tiempo completo a los problemas de la infancia, y lo mismo nos ocurriría con los Servicios o Unidades de los servicios públicos que tienen cierta especialización en éste área. De hecho lo que se ha venido haciendo en los últimos años es segregar dos o tres camas en cada Servicio de Psiquiatría de los hospitales públicos y ponerles el “letrero”: Psiquiatría Infantil, siendo atendidas estas “rápidas” unidades por psiquiatras y psicólogos de adultos que han hecho algún curso no menos rápido de ésta especialidad. Existen muchas carencias en la atención a la salud mental infanto-juvenil en todo el territorio español y continúa incumpliéndose el art. 763 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que especifica “que los menores de edad tratados por motivos de enfermedad psiquiátrica deben de tener recursos específicos asistenciales para estas edades”.

    Las patologías mentales en el niño requieren de una especialización y una formación que actualmente no tienen la mayoría de profesionales que atienden a nuestros hijos, esto conlleva graves déficits que les afectan directamente, errores de diagnóstico, escaso seguimiento de sus tratamientos, años y años de sufrimiento de la familia hasta llegar a un diagnóstico certero y un tratamiento adecuado, esto se traduce en años de retraso en sus tratamientos y el consiguiente perjuicio en la evolución de sus trastornos, algo decisivo a la hora de una normalización en sus vidas, tanto a nivel emocional, social como escolar. Los perjuicios que hoy día sufren nuestros hijos no se pueden cuantificar, debido a la falta de esta especialidad.

    Por lo tanto, después de muchos años de vicisitudes , lucha, frustraciones, y dejadez del tema por parte de las autoridades sanitarias, hemos decidido hacer una llamada a la movilización a todas los padres y asociaciones que sufren esta circunstancia, para que se unan a nosotros en una protesta, del todo pacífica pero rotunda ante el Ministerio de Sanidad en Madrid.

    Nuestra intención es redactar un escrito que se leerá públicamente en dicho ministerio, congregando allí al mayor número posible de padres y madres, con la asistencia de la prensa, y con la esperanza de que se empiecen a dar pasos firmes para la instauración de Psiquiatría Infanto-Juvenil en nuestro país, tan necesaria para la mejora de todos los trastornos y enfermedades que todos, como padres, desgraciadamente conocemos. En esta movilización queremos implicar no ya solo a los padres y a las asociaciones, sino a educadores y profesionales de la salud mental. Ha de ser una voz rotunda que diga con firmeza a las autoridades de nuestro gobierno, la gran carencia que sufren nuestros hijos, por esto es una movilización general y a nivel nacional.

    Os rogamos que toméis en consideración esta llamada a la unión entre padres, por la exigencia de uno de los derechos básicos de nuestros hijos, el derecho a una asistencia Sanitaria adecuada, y os penséis el participar junto a nosotros en esta Plataforma.
    Si así lo decidís, poneos en contacto con nosotros en la siguiente dirección:

    donde os recibiremos con agradecimiento y
    cordialidad, y os mantendremos informados de todas las iniciativas y adhesiones que al respecto vayan surgiendo.

    Os Agradecemos de antemano vuestra cooperación.

    Por nuestros jóvenes, por su futuro y su bienestar.

    PLATAFORMA DE FAMILIAS PARA CREACIÓN ESPECIALIDAD PSIQUIATRÍA INFANTO-JUVENIL.

    Portavoz: Ana Medina

    http://www.plataformafamilias.org/page/2/

  7. Anónimo 19/02/2008 en 15:31

    Creo que no está todo dicho sobre este tema, o mejor dicho, no deberíamos conformarnos con lo que sabemos.
    Para seguir aportando puntos de vista y datos, que no polemizar, sugiero estos sitios:
    “No todos son hiperactivos” http://www.adn.es/ciudadanos/20080215/NWS-3369-hiperactivos-infancia-diagnostico-tdah.html
    “Medicamentos para el Déficit de Atención no sirven” http://www.noticias24.com/salud/?p=400

  8. Anónimo 20/01/2008 en 2:34

    No tiene ni idea de lo que está exponiendo, porque no tiene ni idea de lo que es el TDAH por lo tanto no sabe de lo que es este trastorno.

    Sus comentarios sobran y su titulo del articulo asi como sus palabras están pensadas desde la Cienciologia que sin saber nada de lo que son los trastornos mentales o enfermendades se atreven a opinar libremente como usted lo hace.

    Por lo tanto no tome partido de lo que no sabe si desea opinar libremente y como hace le sujiero que antes se informe de la realidad de estos niños, de sus necesidades, de sus cormobilidades que muchos tienen y de la falta de información que tienen sobre este tipo de trastornos.

    Tambien deseo aclararle que la medicación , no crean dependencia física.

    La ayuda es farmacologica, familiar y psicologica.

    En los niños que no quieren recibir medicación, un programa de terapia familiar multifactorial, puede a lo mejor, ser tan eficaz como el tratamiento habitual pero eso es para los niños DA. Sin embargo es importante resaltar que hasta el momento se ha encontrado que los mejores resultados se obtienen con el tratamiento farmacológico y apoyo conductual. Pero aun faltan estudios que cumplan los criterios estadísticos necesarios para sacar conclusiones que determinen la eficacia de la terapia familiar sin tratamiento farmacológico.

    Tambien decirle que no es lo mismo un niño DA que un niño TDAH.

    La realidad es que un niño TDAH necesita de la medicación, así como de las otras alternativas y ayudas.

    Un cordial saludo Señor Fernando Solera.

    Atentamente.

    Una Mamà que ha aprendido a querer mucho este trastorno y que nunca se dará por vencida en ayudar a estos niños sobre todo por informar a esta sociedad la nuestra que pienso que en cuestiones de salud mental Infanto Juvenil deja mucho que desear por parte de sanidad, por parte de los politicosy parte de esta sociedad.

  9. Anónimo 14/01/2008 en 13:43

    En principio de cuantas me dejaron con lagrimas por que no habia escuchado esa canción, y los que tenemos a hijos o hijas con este problema sabemos de los constantes rechasos a causa de este problema. Seguire muy de cerca los comentarios que hagan sobre el tema.

  10. Anónimo 14/01/2008 en 11:42

    Me parece que el artículo no andaba desencaminado, el problema es que al autor se le ha ido de la mano pasado la mitad del mismo.

    Apoyo a Solera en el hecho de que el modo en el que funciona el cerebro es aún muy complejo…el límite entre lo que denominamos enfermedad mental y algunas reacciones \”normales\” a ciertos estimulos de nuestro entorno que podamos calificar como extrañas o exageradas (sin que implique ningún tipo de patología) no están muy claros. Tenemos que recordar que los especialistas en cualquier materia no son gurús infalibles. Evidentemente habrá casos muy claros en lo que el dialogo y el abordaje de los problemas de ese niño en todos los frentes no resolverá nada y nos encontraremos ante un diagnóstico claro ante el cual sólo nos queda recurrir a la medicación. Podemos poner un ejemplo en los enfermos que sufren níveles de Li bajo. Las depresiones y o trastornos causados por este motivo no se pueden resolver recurriendo digamos a la \”psicología\” y el tratamiento es inevitable. Sin embargo, dependiendo del grado de gravedad del trastorno este podría llegar a revertirse abordando los problemas de raiz que han llevado al individuo a esa situación. Evidentemente esto no es siempre así y en algunos casos los propios padres, amigos y/o entorno son parte del problema y éstos no se pueden modificar… o por que éstos no son conscientes, o porque no quieren serlo. También creo que hay cierta desistencia a la hora de continuar en el tratamiento de los asuntos de raíz. En este punto creo que es donde Solera critica que se recurra a los fármacos en lugar de hacer un esfuerzo de localización e intento de resolución del problema, sin embargo esto no es un proceso rápido y mientrastanto la medicación puede ser útil para calmar al paciente y facilitarle la vida. Aún así le doy la razón al autor en el hecho de que muchos profesionales tienen la visión simplista de que hay un fármaco para cada trastorno y éste debe ser el punto fuerte del tratamiento. En mi opinión si no se solucionan los problemas de base en estos casos (lo cual no es siempre posible) la medicación no resolverá nada a largo plazo aunque pueda ser útil para padres, profesores, y digamos el “sistema” en general.

  11. Anónimo 14/01/2008 en 4:37

    Desde la Redacción queremos agradecer a tanto los lectores como al autor por establecer este debate y, lo que es más importante, con argumentos por ambas partes.

    Recordamos a cualquier lector que puede escribir un artículo cómo éste aportando su punto de vista sobre este asunto o cualquier otro, registrándose como periodista ciudadano.

    Un saludo a todos.

  12. Fernando_Solera 14/01/2008 en 0:19

    Santos: Suscribo de principio a fin su opinión. No puedo estar más de acuerdo con usted. Ojalá sus deseos se hagan realidad. Muchas gracias por su opinión y le deseo toda la suerte del mundo.

  13. Fernando_Solera 14/01/2008 en 0:15

    Merce: No, por supuesto que no insinúo eso, porque doy por sentado que los padres quieren lo mejor para sus hijos. Parto siempre de esa base. Lo que pasa es que sé que los padres están más que desesperados, y no saben qué hacer. Sé que harían cualquier cosa por el bien de sus hijos, pero desgraciadamente el problema radica, como muy bien han comentado algunos internautas, en que la sociedad y sobre todo el sistema educativo, no están preparados para esa clase de niños, y les trata como apestados cuando realmente no lo son. Usted como madre lo sabrá perfectamente.

    Pero, vuelvo a repetir, no está tan claro que la medicación sea lo mejor para los niños. Hay un gran debate en torno a ese tema, y yo lo he querido sacar a la luz porque, desgraciadamente, no se suele hablar de él.

    Muchas gracias por su aportación y le deseo de todo corazón que la situación mejore.

  14. Fernando_Solera 14/01/2008 en 0:08

    Celebro que en bottup se esté hablando de este tema, pues afecta a muchísimos niños españoles. El mero hecho de que se abra un debate me parece muy importante. A continuación paso a responder uno por uno vuestros amables comentarios.

    VADRIA: Cada caso es un mundo, evidentemente, porque todos somos diferentes. Una hepatitis, por ejemplo, no se trata exactamente igual a todo el mundo porque, insisto, no hay dos seres humanos iguales. Con lo de socializar a cualquier precio me refería a intentar por todos los medios que estos niños o adolescentes sean “como todo el mundo”. A eso me refería.

    Desde el poder siempre ha existido un deseo imparable por la alienación, por conseguir que todos seamos ciudadanos ‘modélicos’. A lo mejor los ‘normales’ somos los que podemos estar equivocados. Y en cuanto a lo de que pienso en el niño, me refiero a que no sé a quién tranquiliza más el tratamiento farmacológico, si a los niños o a su entorno.

    E insisto, hay especialistas que consideran que los psicofármacos, desgraciadamente, no son la mejor solución, y que se recurre muy alegremente a ellos en muchos casos. Pero, claro está, cada caso es distinto, y el de su hijo seguramente necesitará medicación.

    Muchas gracias por su aportación y mucho ánimo para salir adelante.

  15. Anónimo 13/01/2008 en 15:38

    Como padre de un niño con deficit de atencion y posiblemente yo tambien sea un adulto con hiperactividad, siento que realmente tenemos todos una gran confusion. Todos queremos lo mejor para nosotros y nuestros hijos, pero al respuestas son escasas y mas confusas. La medicacion es una herramienta, puede ser aveces util otras no (el especialista lo dira). La sociedad es poco permisiva y poco solidaria (me incluyo) queremos uniformidad. Los niños se dan cuenta que no tiene referencias claras, y los que los rodeamos al estar confusos los liamos mas.
    Conclusion, 1) mi hijo es lo que es (maravilloso), 2)utilizare las herramientas que vea que le hace sentirse mejor,3) esta sociedad es una gran mier…. 4)y aprendamos a reirnos de sus grandes cosas ingeniosas y a pasar de sus patalentas. 5) presionemos para que se siga estudiando con mas recursos y gracias a lo que nos toca, nos movilicemos para mejorar esta sociedad en todos sus pilares.
    Un abrazo a tod@s

  16. Anónimo 13/01/2008 en 10:01

    primero señor fernando,no se que contacto tendra usted con ese familiar al que se refiere, pero dudo mucho que sea un hijo, porque si no no hablaria de esa forma.usted dice que lo que le preocupan son los niños.¿insinua con ello que a nosotros sus padres nuestro hijos no nos importan?.Dice que les hacemos perder su libertad ¿que libertad?.Que les aparten en clase a un rincon para que no molesten a los demas niños, que los hagan copiar cien veces no me movere en clase,que los padres de otros niños no los inviten a los cumpleaños,que nosotros los padres tengamos constantemente que castigarlos aun sabiendo que ellos no lo hacen por que quieren.Acaso a usted su hijo le ha llegado a decir llorado desesperadamente\”por favor mama no me hagas ir al colegio, no puedo controlar mis impulsos y me volveran a castigar\”.es muy facil escribir y opinar de un problema sin tenerle cercano.Digame tambien esos especialistas criticarian las medicaciones en niños con epilepsias,esquizofrenias,diabetes,alergias,vacunas,…Señor fernando por favor no nos insulte de esa manera ni ponga en duda nuestro amor hacia nuestros hijos.

  17. Anónimo 13/01/2008 en 9:06

    La verdad, no le entiendo Fernando. Si usted conoce de primera mano el TDAH y sabe como funcionan los que sufren este trastorno sin una terapia multidisciplinar adecuada, no entiendo su artículo. ¿Qué le lleva a expresar alegremente que únicamente piensa en los niños?
    Soy una madre con un adolescente de 17 años recientemente diagnosticado. En la actualidad, además de su terapia particular, apoyo con pedagogo particular y psciquiatra particular, está medicado. Insisto, y creo que es fácil de entender porque con 17 años ya no se es un niño, está medicado por voluntad propia. ¿Cree Ud. que mi hijo en plena adolescencia, con los problemas propios de su edad (que no han sido ni son fáciles) estaría medicándose voluntariamente sino lo considerara efectivo y bueno para él mismo?
    Hemos pasado 17 años, con muchos problemas y sin soluciones. El tratamiento le ayuda, no a ser más normal ya que mi hijo es normal con o sin pastilla, sino a no sufrir tanto. A realizar cosas que a otros le resultan de lo más normal y que él no es capaz de hacerlas. Ni es un enfermo mental ni se le trata como tal.
    La medicación no es una panacea rápida y eficaz como Ud. decía. El tratamiento, repito, debe ser multidisciplinar y si Ud. está tan familiarizado con el tema debería saberlo.
    Por último le diré una cosa, el sistema educativo por desgracia no está preparado para los niños con trastornos. La ley recoje y establece medios pero la práctica diaria es otra cosa. Es más fácil en el caso del TDAH de tildarlos de vagos, desinteresados, impulsivos, despitados, mentirosos, agresivos… y acabar aconsejando el cambio de centro. Es más fácil no realizar adaptaciones curriculares y ocuparse de los que sí son igulaes o los que no tienen problemas?
    ¿Es esto a lo que Ud. se refiere cuando habla de “socialización”?.

  18. Fernando_Solera 13/01/2008 en 7:36

    En primer lugar, gracias por las opiniones. En segundo lugar, quiero decir que sí sé de lo que estoy hablando, aunque discrepe de ustedes. El trastorno de hiperactividad es muy complejo, efectivamente, pero algunos especialistas, con los que yo estoy de acuerdo, no creen que los psicofármacos sean la panacea para esa clase de niños. Tengo un familiar que sufre ese problema y les puedo garantizar que me hago cargo de la complejidad de la situación, pero habría que discutir si los fármacos son lo mejor para los niños o sobre todo para su entorno familiar y escolar. Quizá mi único error sea pensar sólo en el niño. Qué le vamos a hacer.

    Un saludo y gracias por sus educadas palabras

  19. Anónimo 13/01/2008 en 7:08

    S. Fernando, es fácil escribir pero escribir y expresar boberias es aún más fácil. Lo mínimo que debería hacer es informarse sobre lo que es la hiperactividad, el TDAH y su consecuencias y problemas que se derivan.
    Es una patología reconocida por la OMS, tiene calificación en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV). Le adjunto un enlace a una explicación de lo que conlleva esta patología http://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_por_d%C3%A9ficit_de_atenci%C3%B3n_con_hiperactividad simplemente para que se ilustre. Por otro lado decirle, que no todo los niños se medican. Que una pastilla no es la panacea que acaba con el problema, que el tratamiento es mucho más largo y complicado. Que es multidisciplinar, se necesita la colaboración de padres, piscólogos, y profesores y desgraciadamente esta úlltima colaboración apenas existe o es nula completamente. El gasto económico como padres es elevado y no tenemos ayudas, ya que la sanidad española en este tema TDA H es pésima. Que no existen especialistas infantojuveniles por que esta especialidad (y valga la redundancia ) no existe. En el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía. Capítulo 16 se reconce esta situación como discapacitante y se obtiene certificado de discapacidad superior al 33% minimo exigido.
    Por todo ello, le ruego como padre rectifique su escrito por que me parece pésimo de mal gusto y no expresa una realidad que estamos viviendo dia a dia.
    Es como decirle a un asmático no tomes tu ventolin por que eres un vicioso.

  20. Anónimo 13/01/2008 en 4:03

    Qué barato es opinar. La ignorancia es atrevida, ya me lo decían de pequeño. Hay que ser necio o malintencionado para confundir entre la propia personalidad y lo que es un trastorno. Se nota que quien ha escrito el artículo no es la persona que debe pagar los platos rotos. Se nota que no ha sufrido la expulsión de un hijo del colegio o colegios, que no ha recibido la acusadora mirada de su entorno por no saber educar a ese hijo/a tan impertinente, que no ha visto a un hijo recurrir a la droga para calmar su ansiedad.
    Si no fuera porque es usted un insensato pensaría que es usted un imbécil.

Participa con tu comentario