Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Estadísticas falseadas, paro y venta de Viviendas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Si a ‘okupar’ viviendas y obligar a los parados a unos cursillos se le llama ‘vender pisos’ o ‘bajar el paro’, ¡estamos aviados!

Barcelona. La perversión viene de lejos. Ya escribíamos los antipatriotas o catastrofistas en 2007 y 2008 que el anuncio de ‘desajustes’ de Zapatero, o echarle la culpa a los americanos con el cuento de sus ‘hipotecas ninja’, era puro cretinismo. Ver (si pueden) www.lagrancorrupcion.com.

Si la banca y caixas absorben todo el mercado inmobiliario y siguen con ventas ‘forzadas’, o las listas del paro se maquillan con cursos la llamada recuperación es pura falacia

La Burbuja Inmobiliaria revienta no porque en el mercado sobren uno o dos millones de pisos, o los otros ‘vendidos’ dos o tres millones más (un gran porcentaje de la total producción de los seis años anteriores) lo sea con ‘hipotecas ninja’ o precios burbuja a insolventes totales, sino porque las cajas y bancos (más caixas que bancos) agotan sus recursos, crédito interior y exterior, por lo que es imposible seguir hinchando el globo, provocando el desmoronamiento de la fraudulenta pirámide inmoviliario-financiera.

Y si la banca y caixas absorben todo el mercado inmobiliario y siguen con ventas ‘forzadas’, o las listas del paro se maquillan con cursos (al estilo de los que asistí de ofimática en 2004 en la cárcel de Brians organizados por el CIRE, Trabajos Penitenciarios, y financiados por la UE, donde unos dos o tres acudíamos y el resto, hasta unos veinte, eran extranjeros casi analfabetos que la mayoría de los días no asistían) la llamada por Zapatero, Montilla y el Gobernador del Banco de España, recuperación (como aquellos ‘desajustes’) es pura falacia.

Si añado a esos cursos varios que compraron pisos con pasaporte o DNI falsos, con nóminas (chungas, decían) o precarias, el conjunto o mi torcida visión del tema se puede comprender. Y todo se agrava por el enorme gasto que suponen inútiles cursos y mantener inmobiliarias en quiebra, o sea, utilizar mal los euros conseguidos a Europa.

Hace siete meses que suben las ventas de pisos, dicen las noticias. Si esas ventas fueran reales subiría el sector del mueble, que sufre la depresión más aguda de su historia, y sin perspectivas. Y en cuanto al paro, Zapatero dice que hay que tener una “visión distinta” de lo que es empleo y desempleo como consecuencia de la crisis económica, y ha asegurado que los desempleados que estén recibiendo formación no deben ser considerados parados porque están “trabajando para el país”.

El desempleo en la UE: España (20,3%) ‘versus’ Austria (3,8%)

Hace siete meses que suben las ventas de pisos, dicen las noticias. Si esas ventas fueran reales subiría el sector del mueble, que sufre la depresión más aguda de su historia, y sin perspectivas

Sobre las interpretaciones de vicepresidentas y ministros entramos en el puro esperpento… La subida del desempleo en agosto es inferior a la registrada en el mismo mes de 2009, cuando subió en 84.985 personas, por lo que la cifra no es mala, dicen. En los últimos doce meses, el paro ha aumentado en 340.581 desempleados, un 9,3% más, de los que 152.938 son varones y 187.643 mujeres, con incrementos del 8,4% y del 10,3%, respectivamente. En agosto se suscribieron 1.010.216 contratos (65.393 más que hace un año) y de ellos, 66.846 fueron indefinidos, lo que supone 1.889 menos respecto al mismo mes de 2009. Sin comentario.

Le pregunto a un allegado en paro (sector mueble) sobre la crisis y recuperación, y me contesta que consulte los portales de ofertas de trabajo, apenas las hay para decenas de miles de solicitudes por cada una. Y si lo hago a mi conocido ‘intermediario inmobiliario’ de Pueblo Nuevo, me dice que ya no se considera vendedor de pisos, sino “rellenador de formularios” a los que contestará otro de una caixa otorgando la ‘venta’.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario