Lunes 25 de septiembre de 2017,
Bottup.com

“Están esperando que vayamos a la guerra para incluirnos en su lista de organizaciones terroristas”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)



Entrevista a Maima Mahamud Nayem. Secretaria de Estado de Asuntos Sociales y Promoción de la Mujer del Frente Polisario. Es la creadora de la Escuela de Mujeres de Dajla



Image
Maima (Hernán Zin)

Ingeniera en Telecomunicaciones y Electrónica, fue elegida como miembro de la UNMS en el IV Congreso de la UNMS. Creó en 1999 la Escuela de Mujeres de Dajla, un proyecto piloto que sería replicado en los demás campamentos de refugiados saharauis.


Una mujer emprendedora, luchadora, defensora de la educación y de la libertad.



“Dependemos del 100% de la Ayuda Internacional pero sí que es verdad que el verdadero logro lo tienen las mujeres por estimularnos a seguir en nuestro proyecto y conseguir el reto de obtener la confianza en nosotras mismas para adquirir conocimientos y formación”
Maima, ¿Cómo surgió la idea de la Escuela de Mujeres en Dajla?


Surgió a raíz de la fuerte demanda de formación que tenían las mujeres desde los primeros años de su exilio en los campos de refugiados y después para dar formación a las jóvenes que por distintas razones no han podido continuar sus estudios, así que la idea de esta escuela nació de las propias mujeres.


Durante todos estos años el logro que habéis conseguido en la escuela es evidente. No sólo se han graduado 679 mujeres, sino que además ¿os autogestionáis por vuestra cuenta…?

Bueno autogestionarnos… no mucho, ya que dependemos del 100% de la Ayuda Internacional pero sí que es verdad que el verdadero logro lo tienen las mujeres por estimularnos a seguir en nuestro proyecto y conseguir el reto de obtener la confianza en nosotras mismas para adquirir conocimientos y formación ya que antes ellas preferían ser enseñadas por el más ignorante de los hombres que llegar a ser la más brillante de las mujeres.

¿Qué significado tiene para ti Maima, ser mujer musulmana en el siglo XXI?

Ser musulmana y mujer en este siglo no vende y muchas veces se nos mira mal por el pañuelo que llevamos o por color de nuestra piel. Para mí y para cualquier mujer musulmana, el verdadero reto y objetivo es cambiar la imagen del mundo musulmán en las mentes de los occidentales. No todos somos terroristas ni somos sumisas, ni debemos pagar los platos rotos de otras personas que tienen pensamientos extremistas. Recordar que el Sáhara es un país laico y el lugar de las mujeres saharauis es un lugar muy privilegiado comparado con las demás mujeres del mundo árabe y de Europa. Sólo para haceros una idea somos las únicas mujeres que no sufrimos el maltrato físico y nuestra sociedad ha impuesto la Ley de rechazar a cualquier hombre que levante la mano a una mujer.



Image
Maima (Hernán Zin)

¿Te has encontrado con alguna dificultad que son provocadas por los hombres saharauis?



Importantes dificultades digamos que no me he encontrado, pero sí desconfianza en nuestros proyectos por ser una iniciativa gestionada por mujeres y se pensaba que por ese motivo no tendría continuidad.


En el Sáhara o en cualquier país del mundo a las mujeres nos cuesta más trabajo tener éxito y demostrar nuestra valía que a los hombres. Desgraciadamente esto es así. Además tenemos que trabajar el doble ya que nuestro proyecto no es muy prioritario con tantos otros proyectos que hay preferentes en los campamentos como es la educación de los niños y niñas, la alimentación de los refugiados o de la sanidad.




“Todos los saharauis tenemos una fuerte educación que nos une a nuestra familia, tanto así que es imposible ver que alguien pueda vivir sólo o que esté abandonado”
¿De qué forma abordáis la prevención, seguimiento de enfermedades asociadas a la mujer junto con el control de embarazo, parto y puerperio?



Damos mucha importancia a la prevención. Hacemos conferencias cada 15 días sobre enfermedades como hepatitis, VIH y otras enfermedades. También cuidado durante el embarazo y puerperio. Todo lo que hacemos es a nivel teórico en nuestra escuela.


El Ministerio de Sanidad tiene un programa para que cada mujer embarazada tenga un seguimiento para ellas y su bebés recién nacidos pero tenemos la dificultad añadida de la falta de medios y de personal especializado lo que hace que muchas mujeres opten por las técnicas tradicionales, tanto así es que la mayoría de las mujeres dan a luz en sus jaimas en compañía de la familia.




“No hay palabras que puedan describir nuestra decepción, con España y con la Comunidad Internacional. Les estamos ofreciendo una resistencia pacífica que nadie valora. Están esperando a que vayamos a la guerra para incluirnos en su lista de organizaciones terroristas.”
Muchos niños y niñas viajan a España para pasar sus vacaciones de verano con diversas familias españolas. ¿Cómo se adaptan posteriormente estos niños a las duras condiciones del desierto después de ver la opulencia y el consumismo de Occidente Maima?


Todos los saharauis tenemos una fuerte educación que nos une a nuestra familia, tanto así que es imposible ver que alguien pueda vivir sólo o que esté abandonado. Esta educación es la que permite que todos los niños quieran volver encantados a su hogar, a sus taimas con sus padres naturales aún después de ver las comodidades y el consumismo de Europa.


Para estos niños es una experiencia muy positiva porque les da un conocimiento profundo de lo que significa la vida moderna. Recuerda que todos han nacido en campos de refugiados, no tienen idea de lo que es la vida de Occidente, ni qué es el agua corriente, ni la electricidad, así que para mí esas vacaciones les da una oportunidad además de las revisiones médicas, un cambio en la alimentación, etc. Es un complemento educativo también y es lo mínimo que podría hacer España por todos nuestros niños y niñas víctimas directos de este conflicto.


Image
Alumnas en clase de español

Se les puede preguntar a las familias españolas acogedoras si los niños quieren quedarse en España o irse con su familia en los Campamentos de Refugiados.



Los largos años de exilio, el olvido de la Comunidad Internacional y del Gobierno español… ¿cómo afrontáis vosotras el día a día este abandono?


El día a día de nosotras es lo más incómodo que hay. Soportamos una incertidumbre y una enorme inestabilidad psíquica y emocional desde hace más de treinta años. Aquí no podemos planificar más allá de un día. Es tremendamente duro, que no lo puede imaginar nadie que no lo sienta en primera persona.


No hay palabras que puedan describir nuestra decepción, con España y con la Comunidad Internacional. Les estamos ofreciendo una resistencia pacífica que nadie valora. Están esperando a que vayamos a la guerra para incluirnos en su lista de organizaciones terroristas. Eso es muy triste porque hay personas que están sufriendo este olvido, generaciones que van pasando de unas a otras con el único testigo del olvido.


Se escuchan voces de que el pueblo saharaui puede pasar a la lucha armada para que reaccione el mundo…¿Cual es tu postura frente a la guerra?.

Personalmente no me gusta la guerra y pienso que al final las guerras sólo traen penas, desgracias, huérfanos, viudas…en fin para qué sumar más sufrimiento al pueblo saharaui.


¿Acaso treinta años en el exilio no son suficientes para demostrar sus buenas intenciones?. Soy pacífica como cualquier saharaui de naturaleza, pero entiendo también más que nadie la rabia que sienten los saharauis por la debilidad de la Comunidad Internacional por resolver un conflicto clarísimo como es el nuestro. Y entiendo porqué quieren ir a la guerra cómo única solución a este conflicto interminable que ha costado muchas vidas y muchas pérdidas a todos.




¿Qué nuevos proyectos tienes para la Escuela de Mujeres y sueños para el pueblo saharaui?



Estamos en un campo de refugiados y en una situación inestable donde lo único que podemos hacer es invertir en el conocimiento y en el bienestar de los refugiados. No tengo solución política porque no estoy en el lugar de la toma de decisiones y miro con incredulidad como tratan los medios y los países a nuestra gente, como tratan de hacer invisible a todo un país, a su gente y cómo su dolor y el sufrimiento no importan a nadie.


Por lo tanto, lo que podemos hacer es seguir en lo estábamos haciendo, continuar en la formación, en el empleo y emancipación de las mujeres saharauis. Hacer la vida un poco menos difícil para las mujeres del campamento de Dajla, mediante la dotación de herramientas, para que puedan vivir con más dignidad y puedan colaborar en sus economías familiares y ayudar en la resistencia de los saharauis para la consecución de sus objetivos. Mi único sueño es que haya un rincón en este infinito mundo para los y las saharauis, que puedan vivir en paz ya que hasta los pájaros tienen un lugar en el cielo.


{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 30/12/2009 en 15:31

    En primer lugar quiero felicitar a las mujeres musulmanas por soportar tanta desigualdad, tanta ira, la cual aun no entiendo y me encantaria poder conocer mas de su cultura y su historia, ya que en este mundo solo se puede aprender y valorar lo que el gobierno norte americano manda, por que no hay gobernantes capaces de decirle que no sirven para nada, que son seres indeseables y que no va a ver lugar en el mundo que los acepte, por arrogantes por asesinos y por querer ser los dueños del mundo, de la verded y de las personas, solo les digo fuerza y no se rindan que no estan solas en argentina y mas presisamente en coronel suarez hay un hombre que las apolla y defiende, les mando un saludo y exitos para el 2010

Participa con tu comentario