Viernes 20 de enero de 2017,
Bottup.com

ETA e Irlanda: ecuaciones con solución

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El acuerdo de paz y formación de gobierno conjunto entre los enemigos “irreconciliables” -unionistas y republicanos- en Irlanda del Norte pone a ETA en una situación perentoria: para lograr un acuerdo -aun inicial- de paz, necesita pasos que retiren sin dudas las sombras que acabaron con el incipiente proceso tras el atentado de Barajas en enero.

Opinión

Image
El ‘Abrazo de Vergara’

El ejemplo de Irlanda del Norte pesa como una losa para el independentismo vasco, la rotura abrupta y paradójica de la tregua con el atentado del pasado 30 de enero, en Barajas, dio al traste con una esperanza que muchos teníamos y nos volvió a enseñar la cara de la serpiente: mentirosa y asesina.

 

Ahora y ante la sombra alargadísima del periplo, largo, homérico, de los republicanos y los unionistas norirlandeses, que llevó a fotos comunes de Alec MacGuiness por los primeros y el Reverendo Ian Paisley por los segundos en la formación del gobierno común, los vascos más radicales se ven, se miran, y aborrecen su impaciencia, radicalismo o miopía.

El Estado español, y en su nombre el Gobierno, ha derramado unas dádivas de legitimidad a los asesinos, se ha plegado ante malabarismos ególatras de la vedette De Juana y ha soportado una presión de la oposición, en su clima habitual de tierra quemada, que le ha tocado seriamente.
 
En estas vísperas de elecciones municipales cualquier movimiento “sísmico” de los abertzales solo puede entenderse en la letrina incognoscible de la lógica electoral, por lo tanto y con esta estadística burda la resolución “mesa mediante” se hace imposible por el daño que ocasionaría al gobierno. Sin embargo, algunos no acabamos de perder la esperanza. Pero matizada y con apoyo indubitado ¿Cómo deberían de actuar los grupos abertzales para arribar, al menos, al lugar anterior al mes de enero de 2007?

 

Image
Reverendo Ian Paisley y Alec Mc Guiness

La respuesta es sencilla “obligando” a su matriz ETA a un comunicado claro, diáfano, meridiano a favor de la paz, sin ambages, sin dobles lecturas y desentrañando cualquier resistencia que hubiera. El mensaje debería ir en tres dimensiones claras: renuncia efectiva e inmediata a la violencia, incluyendo también extorsiones “alimenticias” para su aparato y la formación y captación de nuevos militantes, entrega, aún testimonial, de algún arsenal o arsenales y, por último, el acogimiento de la hoja de ruta que dirigía el paso lento hacia la paz sesgado con los dos asesinatos en Barajas.

Un mensaje claro, sin intermediaciones espureas de Otegui u otros correveidiles que ni son ni dejan de ser, un mensaje claro que abogue, busque y facilite la resolución de la vía política. Esta vía política ha sido intentada por parte de ETA mediante misterio renacido de las listas de ANV, subterfugio escandalizante pero ingenioso. Esa trampa no vale, si ETA quiere “volverse política” debe aceptar las reglas del juego democrático y eso solo es posible con las premisas enunciadas en el apartado anterior.

 

Debido a que un número grueso de las listas del caballo de troya ANV se encuentran impugnadas, es dificil que muchas de ellas se salven de la ilegalización con lo que se consagrará, a partir de mañana viernes, una campaña electoral donde ETA no estará. La resultante general es que ETA y su entramado perderán la representatividad y las dotes económicas, nunca lo olvidemos, para su subsistencia. 
“ETA en crisis ideológica, política, de apoyo, social y económica necesita desentrañar dudas, lograr un punto que, sin duda será aprovechado por el partido del gobierno con fines electorales pero resolverá una situación grave”

 

Como coda última recordemos que en Irlanda del Norte ahora y con la paz habrá un desembarco de millones en ayudas y colaboración tanto desde la madre patria británica como desde la tía querída de Dublín, quizás esa sea la gran sonrisa de unionistas y católicos, la superación de una crisis por medio de una mejor vida

 

ETA en crisis ideológica, política, de apoyo, social y económica necesita desentrañar dudas, lograr un punto que, sin duda será aprovechado por el partido del gobierno con fines electorales pero resolverá una situación grave. Mientras tanto el PP que clama y grita en cada lugar donde se le convoca contra esta aparente claudicación se acerca, con términos electorales, al PNV por mor de una gobernabilidad futura en el país vasco. 

 

Es decir la escena política se mueve, nadie es tan radical ni tan flexible como parece pero en esta sopa, el ingrediente menos cocinado, menos apetecible y peor macerado es ETA: necesita politizarse y para lograr eso ha de desmilitarizarse. La ecuación es sencilla.

 

 {mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario