Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Europa contra los políticos españoles

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

o reformar la Ley Electoral y de Partidos

Barcelona. La gran manifestación de ayer me obliga a repasar mis postulados políticos, y me afianza en ellos:

Europa y los españoles tenemos el mismo problema: los políticos españoles. Esa casta que desde la Guerra Civil gobierna, que absorbe a quien se le enfrenta repartiendo cargos, que juega con el concepto Democracia, pareciendo que se renueva, pero que engloba política, finanzas y grandes empresas, transmitiéndose el poder, los empleos funcionariales ‘en propiedad’, como si de una herencia se tratara, o “por la Gracia de Dios” al estilo de las monedas franquistas. Y de guinda el cuarto poder, la prensa o tele, comprados con créditos, capital, o publicidad y concesiones. Ahora intentan con la Ley Sinde y ciberataques controlar su único enemigo Internet.

Estoy convencido que ayer los millones de ‘indignados’ que invadieron las calles pretendían acabar con la Democracia Vertical, pero no va a ser fácil, diría que imposible

Sus grandes luchas internas o externas se dirimieron cuando murió Franco comprando con cargos y sueldos, incluso concediéndoles generosas pensiones, a los cabecillas de la llamada izquierda, la Transición, sumándose los ‘nacionalismos’ duplicando la administración. Tras repintar la fachada cerrarían filas en los llamados partidos de derecha e izquierda o ‘nacionalistas’, a base de unas elecciones con listas cerradas, que a la postre consigue que los profesionales de la política vivan toda su vida y se enriquezcan con y en ella. Cumplida la Ley de Peter de acceso a la casta, por endogamia, amigocracia o mafiosa adhesión, el sueldo o coche oficial son para siempre, hasta más allá de la jubilación. Y ante la disyuntiva ‘plata o plomo’ siempre ‘plata’… pero sin desechar el ‘plomo’.

Tenemos pues los más sagaces de los políticos europeos, los más profesionales, curtidos en su profesión, hechos a base de la puñalada trapera o zancadilla en sus luchas internas, gentes casi imposible de sorprender, capaces de ajustar a sus intereses todas las adversidades que la turbulenta historia española les ha deparado. Y como buenos letrados o charlatanes, con un absoluto dominio de la lengua para ajustar cualquier situación a sus eslóganes. La culpa la tiene América o Europa según convenga, con Franco la tenía Rusia. Ahora le toca a Europa, pues sus pretensiones de que cada Estado se ha de mantener con sus ingresos, pudiera acabar con infinidad o todos sus privilegios.

Aquella Transición con su Constitución marcó el hasta hoy, primero asegurando las fortunas franquistas, a pesar de una crisis y revuelta social que pudo barrerlos con violencia, y después repartiéndose el poder entre unas camarillas o partidas llamados partidos políticos.

Estoy convencido que ayer los millones de ‘indignados’ que invadieron las calles pretendían acabar con la Democracia Vertical, pero no va a ser fácil, diría que imposible. Y solo depende de una Ley Constitucional, que ninguno de los políticos desea retocar; la Ley de Partidos, obligando primarias sin avales, listas abiertas, limitación de tiempo en los cargos electos, y libertad de voto según su conciencia e intereses de sus representados. A partir de esa Ley, la división de poderes vendría por añadidura. Fin de la casta, el cambio sin embustes.

Ese cambio es imposible porque no menos de la mitad de los dirigentes acabarían en prisión

Pero los europeos quieren cobrar su inmensa deuda con España, a la par que salvan el Euro, y los políticos españoles les marearán con un solo objetivo: que sigan entrando euros para mantenerse en el poder. ¡Que se ha de recortar! Se recorta todo lo habido y por haber menos su estatus y privilegios.

Y ese cambio es imposible porque no menos de la mitad de los dirigentes acabarían en prisión. Insisto, ¿alguien se imagina a Narcís Serra detenido por alguna de las muchas corrupciones en Caixa de Cataluña?


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 20/06/2011 en 22:25

    Imposible, amigo.
    Nada más tiene Ud. que ver un ejemplo. Durante la transición, un político español criticaba los cuerpos paramilitares de la derecha y reclamaba el estado de derecho. Cuando él llegó al poder, creo un cuerpo de ésta naturaleza, al margen por completo del Estado de derecho, y para repartir miles de millones entre sus amigos. Hoy ése político, en vez de haber desaparecido de escena, su partido le ha promovido al estatus de Sabio europeo y lo pasea por todos sus mítines y lo lleva bajo palio como tal vaca sagrada. En qué pais de Europa se ven cosas como ésta?? VIVA LA DEMOCRACIA ESPAÑOLA.!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Participa con tu comentario