Domingo 28 de mayo de 2017,
Bottup.com

Euskadi conmemora el 60 aniversario de los DDHH preguntándose: ¿Y si no existieran?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Se suma así al llamamiento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos hizo para que el lema de este año sea ‘Dignidad y justicia para todos y todas’

Image
Logo de la campaña

Hace 60 años la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos del bayonés René Cassin. La práctica totalidad de los estados la tienen aprobada e incorporada a su legislación. Sin embargo, estos Derechos son frágiles y se ponen en riesgo en cuanto se ven envueltos en contextos de injusticia, desequilibrio o desigualdad. Por ello, la simple aprobación resulta insuficiente. Para esta campaña se exigen tres requisitos: conocerlos, tomar conciencia de su trascendencia y comprometernos con ellos.

El manifiesto al que se ha adherido hoy el Gobierno vasco fue elaborado por el Centro por la Paz Baketik, fundado por Jonan Fernandez, ex coordinador de Elkarri
Citando a Kant, se menciona: “Cada persona es un fin en sí mismo, único, irreemplazable y con capacidad de elegir”

El manifiesto al que se ha adherido hoy el Gobierno vasco fue elaborado por el Centro por la Paz Baketik, fundado por Jonan Fernandez, ex coordinador de Elkarri. El manifiesto lo promovieron, allá por el mes de mayo, diversos agentes politico-sociales; Txaro Arteaga, Bernardo Atxaga, Nestor Basterretxea, Garbiñe Biurrun, Gurutze Irizar, Mikel Laboa, Gorka Landaburu, Anjel Lertxundi, Ramón Múgica, Dora Salazar y Joan Mari Torrealdai.

El manifiesto, pone el acento en aquellos derechos que “en nuestro propio contexto y en el mundo, son más vulnerables”. Los diez puntos de ‘El compromiso vasco con los Derechos Humanos’ comienzan con un primer compromiso de “solidaridad sin distinciones con todas las víctimas”, resaltan que “ni una causa política o ideológica, ni la razón de Estado legitiman su vulneración”.

“Nadie es quién para quitar la vida de otro semejante”, condenan la tortura como “uno de lo más deleznables hurtos de la dignidad humana”, ante la discriminación de las mujeres acentúa “pesado lastre histórico que todavía arrastra secuelas de injusticia y violencia”, se hace referencia a las exclusión, a la libertad de expresión, a las guerras, “a la empatía con las minorías y los emigrantes para lograr su integración en igualdad de derechos y deberes”, a la sostenibilidad del planeta desde “nuestro propio barrio”.

Con un rotundo “nos comprometemos” se van detallando uno a uno todos los derechos y se destaca que “los derechos humanos son indivisibles, interdependientes y universales” y citando a Kant, se menciona: “Cada persona es un fin en sí mismo, único, irreemplazable y con capacidad de elegir”.

La campaña de conmemoración del 60 aniversario contempla varias iniciativas que culminaran en un acto que se celebrará el día 11 en Arantzazu. Al representante del Alto Comisionado para los DDHH de la ONU, Elio Tamburi, se le hará entrega del manifiesto elaborado por Baketik.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario