Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Exijo comunicadores con pantalones, pero sobre todo humanos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Es fundamental tener en cuenta que el principal objetivo de un comunicador debe ser el de mediar para poder actuar en función de las personas y su bienestar

De este modo, su rol o papel en la sociedad debe ser el de intervenir o generar procesos que favorezcan el desarrollo social. Generando así, políticas en las cuales se cuente el mayor número de cabezas, exista una verdadera democracia y las personas junto a sus necesidades sean tomadas en cuenta.

De esta manera, como lo menciona el texto ‘Colectivo de comunicación de los Montes de María’, la comunicación debe ser entendida como ese “lugar de encuentro que tiende lazos entre las personas y que permite que se fortalezcan, a través de un descubrimiento de sí mismas que les da el poder ‘contar’, ‘narrar’, ‘expresar’, ‘mostrar’ su mundo individual y colectivo”. Ese lugar, donde el comienzo hacia el cambio social es posible.

Nuestra sociedad necesita comunicadores, líderes, humanos, personas que se involucren y participen con la sociedad

El verdadero comunicador no es aquel que piensa sólo en su bienestar y reconocimiento. El verdadero comunicador tiene muy claro la palabra colectivo, sabe que la verdadera riqueza de un país esta en su gente y que su función primordial es trabajar con ésta y para ésta.

Nuestra sociedad necesita de comunicadores, líderes, humanos, personas que se involucren y participen con la sociedad. Comunicadores que generen cambios en pro del desarrollo social. Se necesita personas de mente amplia, tolerantes, dispuestas a escuchar y establecer diálogos. Por esto, exijo comunicadores ‘con pantalones’, que no se dejen presionar por un cargo, que sean concientes que, para generar cambios se necesita de procesos y que todo proceso toma su tiempo. Comunicadores que sean concientes de que no existe producto sin gestión, y que la gestión no es exitosa si no se involucra a la comunidad.

De este modo, entiendo la comunicación como ese campo o disciplina en la cual el principal actor es la comunidad y el objetivo puntual es el cambio social. Donde existe “un proceso de diálogo, privado y público, a través del cual los participantes deciden quiénes son, qué quieren y cómo pueden obtenerlo.”

Estoy plenamente convencida, que el buen comunicador no es aquel que trabaja bajo el término eficacia, entendiendo este como resultados a corto plazo y óptimos. Resultados que de un modo u otro serán temporales y efímeros, ya que no se han realizado según un debido proceso, acompañados por un trabajo riguroso y participativo. De esta manera, el buen comunicador, es aquel que entiende que el éxito de un producto o acción se encuentra en su proceso, procesos que dejan huella, logrando una apropiación y sentido de pertenencia de la comunidad hacia estos. Lo que los hace perdurables en el tiempo.

Por la relación y cercanía que tiene la comunicación con el cambio social es necesario la consolidación de comunicadores íntegros, con pantalones y sobre todo humanos.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario