Sábado 12 de abril de 2014,
Bottup.com

Falleció Sandro, el Gitano de América

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Nos abandona el cantautor argentino Sandro, el primer latino en cantar en el Madison Square Garden

Lloran sus nenitas en el Salón de los Pasos Perdidos…

Hijo único, con bisabuelo húngaro de apellido Papadopulus, que en España se cambio a Sánchez, el fantástico artista que su padre no pudo anotar en el Registro Civil argentino como querían, o sea, como Sandro, se llamaría Roberto como el hermano de su papa y moriría ayer justo en el día de San Roberto.

Lo habían operado en Mendoza y efectuado un trasplante en bloque de corazón y pulmones. Él había rechazado cualquier privilegio en las listas del INCUCAI argentino. Según C5N le habían sido donado esos órganos de un joven, que había intentado matarse varias veces, hasta que finalmente lo consiguió: de un disparo en la cabeza; como mostraba en un expediente judicial el periodista Feinman, quien reprochaba que eso estaba en contra de la Ley de Trasplantes de órganos.

Sandro había sido sometido a un doble transplante de corazón y pulmones

Hoy los Pasos Perdidos del Congreso argentino…verán llegar los restos del cantante que lloran las ‘nenas viejitas’ y no tan viejitas que lo amaban.

Yo, cuando supe la noticia, amén de llenárseme los ojos de lagrimas por ese amante que nos dijo ayer adiós (‘tengo que decirte adiós…’ recitaba él en sus versos de El Amante), me puse a cantar mentalmente ‘Así…’: como se arroja de costado un papel viejo… te deje ir sin meditar…

Y mientras limpiaba el cuarto de mi marido encontré en su dormitorio como si Sandro me respondiera, y diera gracias a mis plegarias para que se recuperara un papelito de caramelos y en el pequeño patio de atrás un coyuyo muerto, ese pequeño pero grande animalito, parecido a las cigarras que canta en las siestas calurosas del norte argentino en los algarrobos.

Tanta vida…tanta muerte.

Te vamos a extrañar Sandro.

El Amante (de todas sus nenitas)
Tengo que decirte adiós
En silencio y sin nombrarte
Pues yo no puedo arrastrarte
A pagar tan duro precio…
Sabemos que fuimos necios
Que todo fue una locura
Que no pocas amarguras
Ya llevamos compartidas.
Que si lo dicto la vida
Que si fue nuestro destino
Solamente es el camino
De aquel que siempre camina
Se que tu amor he quitado
A un hombre que es tu marido
Y hasta hoy he compartido
Lo que tú me has regalado.
Mas todo cuanto he llorado
En tus ausencias en mis noches
No son causas de mil reproches
Por que sabes que te quiero.
Que lo abandones no quiero
Que ello es causa perdida
No causemos mas heridas
Que ya bastantes tenemos
Pues si de hoy en adelante
Te llevase a vivir conmigo
Seria peor el castigo
Que la gente nos depare
Pues mujer que se separe
Del legitimo marido
Por otro que haya elegido
Para darle sus amores
Es causa de mil rumores
De calumnias humillantes
Aunque siempre por delante
Te trataran de señora
Te recibirán sonriente
Te preguntaran tus cosas
Pero sus lenguas curiosas
No preguntaran por mi
Pues cuando hablen de mi
Aquellos que te conocen
Habrán de bajar las voces
Para que tú no te enteres
Sobre todo las mujeres
Dando a su voz forma oscura
Y envidiando tu locura
Lo gritaran en silencio
Dirán que fuimos dos necios
Absurdos, crueles, malvados
Y que tu este paso lo has dado
Porque te tengo hechizada
Pero veras ello no es nada
Por que delante de ti
Nunca te hablaran de mi
Ya que no podrán nombrarme
Tan solo podrán llamarme
Por un nombre que te daña
Palabra que lleva saña
Si se dice por lo bajo
Y que será como si un tajo
Te causaran al oírlo
Y que de tanto repetirlo
Lo dirán familiarmente
Nunca oirás que la gente
Diga que yo soy tu esposo
Y ello para mi es hermoso
Pero nunca lo dirán
Es mas no me nombraran
Mi nombre lo habré perdido
No dirán es su marido
Dirán de mi: ¡es su amante!
Por ello voy a dejarte
Manchar tu vida no quiero
Sin ti ya sé que me muero
Pero ello es culpa mía
Tal vez quizás algún día
Y en forma muy confidente
A alguna amiga le cuentes
Que tuviste un amante
Mas esto aquí finaliza
Un botón basta de muestra…
Los demás a la camisa!


Subtítulo, destacado e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

2 Comentarios

  1. JAQUELINE RAMOS R. 04/11/2011 en 18:51

    :sad: que pena lo del idolo se lo lloro en Bolivia. de Dios goces Sr. Roberto Sanches O.

  2. Anónimo 08/01/2010 en 7:52

    Energía, pasión, alegría, Sandro brindaba esas cosas. Mis respetos y admiracion a el!

Participa con tu comentario