Domingo 22 de enero de 2017,
Bottup.com

Federico y la nueva tabla del cero

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Los mayores detractores de Jiménez Losantos son, paradójicamente,
quienes menos lo escuchan. Sin ir más lejos, hoy mismo le hubiesen
podido oír poniendo de vuelta y media al Gobierno, a la oposición y a
la Iglesia

Image
Federico Jiménez Losantos

Ayer fue visto para sentencia el juicio por injurias que se ha
estado celebrando en Madrid contra Federico Jiménez Losantos.
Gallardón, el hombre del Grupo Prisa en el PP, ha sentado en el
banquillo a uno de los pocos periodistas, si no el único, que alza
inequívocamente la voz contra el desmantelamiento del Estado y las
aberraciones que desde sus aparatos constitucionales se están
perpetrando. El submarino centrista que el PSOE está ultimando para
dinamitar al Partido Popular, acusa al periodista turolense de la COPE
de haber atentado contra su honor, resultando la mar de paradójica
dicha acusación, pues el alcalde de Madrid es un todo experto en intrigas y
traiciones, como por otra parte están demostrando también la mayoría de
sus compañeros de partido. El propio Federico lo sabe bien, pues ha
sufrido la traición de buena parte de la cúpula del PP, a la que tanto
y tan excesivamente ha defendido. Especialmente cruel fue la puñalada
trapera de Esperanza Aguirre porque si una amiga, a la que ha estado
loando almibaradamente todas las mañanas ante millones de oyentes, le
da la espalda cuando más la necesita, poco puede esperar ya de la
presidente de la Comunidad de Madrid. Bienvenido al club.

“Para mí es con mucha
diferencia el mejor locutor de la radio española. Y no sólo por su
vastísima cultura, pues su espléndida formación académica es admirada
públicamente hasta por Gabilondo, sino sobre todo por su coraje”

Quien
escribe esta columna discrepa en parte de sus opiniones, porque desde
mi punto de vista a menudo la pasión le ciega, como se ha visto en
dicho juicio con sus amigos del PP. Pero aun así, para mí es con mucha
diferencia el mejor locutor de la radio española. Y no sólo por su
vastísima cultura, pues su espléndida formación académica es admirada
públicamente hasta por Gabilondo, sino sobre todo por su coraje. Creo
que fue José María García quien afirmó que el cuarteto formado por él
mismo, los dos Herreros y Losantos, era el ejército de Pancho Villa,
comparándolo con la colosal artillería mediática del imperio PRISA.

“Pero mientras que el hidalgo manchego veía gigantes donde sólo
había molinos, Federico ve gigantes que nos están moliendo”

Pues bien, muerto Antonio Herrero, retirado García y excedente Luis
Herrero, sólo queda Federico para encarnar al Pancho Villa español.
Aunque él, pese a su poco estilizada figura, tiene mucho más de
Quijote. Pero mientras que el hidalgo manchego veía gigantes donde sólo
había molinos, Federico ve gigantes que nos están moliendo. Por eso
cada mañana nos previene de ellos, con sus lamentos llenos de sarcasmo
y desolación, por un país en el que se le persigue como al español, un
idioma al que cuida tanto como lo ama.

Los mayores detractores de Jiménez Losantos son, paradójicamente,
quienes menos lo escuchan. Sin ir más lejos, hoy mismo le hubiesen
podido oír poniendo de vuelta y media al Gobierno, a la oposición y a
la Iglesia. No deja títere con cabeza, haciendo gala de un estilo
radiofónico inimitable porque, para hacerlo como él lo hace, por lo
pronto hay que tener un talento del que carecen el 99,999% de quienes
profesional o aficionadamente nos dedicamos al periodismo. Sus
continuas referencias históricas y su verbo aceradamente atinado, no
tienen parangón en la radio española. No me imagino yo a Francino,
Herrera, Otero, Alsina, Del Olmo, etc., dando lecciones satíricas
magistrales ante sus respectivos micrófonos. Y es que Federico está tan
sobrado, que en el fondo bien poco le importa cuanto digan de él,
especialmente algunos.

Huelga decir que mi deseo es que el periodista turolense sea
absuelto, porque para todos los que se dedican o sueñen con dedicarse
algún día a esto tan bonito y tan ingrato de contar lo que está
pasando, su condena sería un aviso a navegantes. Sí, también para
quienes hacemos periodismo en Internet. Quedaría abierta la veda contra
quienes osasen afear la conducta a la maquinaria PRI-Socialista (me
gusta este neologismo), de la que Gallardón es pieza indispensable.
Tendríamos que seguir soportando impávidamente que un trasvase se
denomine “conducción puntual de agua” o una crisis económica equina
“leve desaceleración”. Y es que la desfachatez oficial ya está
alcanzando tan insuperables cotas, que para demostrar que el informe
PISA de educación no está en lo cierto, han cambiado sin previo aviso
la tabla de multiplicar. Como lo lees. Al menos la del cero, porque
para la fiscalía veinticinco por cero ya no es cero. Eso es lo que
parece defender el fiscal en el juicio de Gallardón contra el
periodista de la COPE, pues ha afirmado que aunque individualmente sus
críticas al alcalde preolímpico no son constitutivas de delito, en
conjunto sí lo son. Lo dicho: para nuestra justicia veinticinco por
cero ya no es cero, sino al menos uno.

Ésta es la España que no quiere este hijo de maestra y zapatero,
seguro que mucho mejor que nuestro presidente homónimo. Y yo tampoco.
Por eso, si Federico fuera seguidor de Raphael hoy le dedicaría Qué
sabe nadie. Pero conocido su amor tanto por España como por su Aragón
natal, prefiero brindarle el maravilloso Coro de repatriados, como
símbolo de su lucha contra los ceros a la izquierda, nunca mejor dicho,
que están asolando su patria y la nuestra.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

3 Comentarios

  1. Anónimo 06/06/2008 en 4:42

    Pues a mí me ha gustado mucho este artículo. Personalmente, no comulgo en absoluto con Losantos, ni con su periodismo, ni con su forma de hacerlo, y mucho menos con los insultos que suele verter a troche y moche, pero me parece de juzgado de guardia que se le lleve a los tribunales porque el faraón Gallardón se ha sentido molesto con el verbo acerado de este aragonés.

    No sé, qué quieren que les diga. A mí me encanta que alguien ponga los puntos sobre las íes como lo ha hecho Fernando Solera.

    Sr. Tupperver, más valdría que se fuese usted de estas páginas de opinión, porque no sirve más que para insultar. Aún no le he visto ni un sólo comentario constructivo.

  2. tupperver 06/06/2008 en 1:30

    Idem, eadem, idem = lo mismo, el mismo.

    ¿Quiere usted que lo cite?
    Allá voy: “el alcalde de Madrid es un todo experto en intrigas y traiciones, como por otra parte están demostrando también la mayoría de sus compañeros de partido”. ¿¡Aspira usted a que lo lleven a juicio como a su idolatrado LoSANTOS!?
    Le digo esto para que piense dos veces antes de escribir lo que escribe.
    En su caso, aprovechando la infamia de otros, consigue que los demás le atendamos, pero siempre para resultar convencidos de lo mismo:
    “para hacerlo como él lo hace, por lo pronto hay que tener un talento del que carecen el 99,999% de quienes profesional o aficionadamente nos dedicamos al periodismo”.
    Utilizaré una frase que no es mía, a ver si en este caso da resultado. Por su propio bien: “váyase, señor Solera”.

  3. Anónimo 05/06/2008 en 13:04

    menuda sarta de tonterías

Participa con tu comentario