Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Felip Puig, actual consejero de Interior, también mintió sobre Antonio De La Rosa Martí

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El hermano de Javier de la Rosa cobraba 51.000 euros de la Generalitat sin realizar ninguna función concreta

Barcelona. Continuando mi escrito de ayer sobre el fantasmal jefe-funcionario, que cobraba sin trabajar, incluyo la misma noticia ampliada en El País del 21 de enero de 2004, insistiendo que entre los que roban, mienten y encubren, ¡estamos en buenas manos!

Antonio de la Rosa cobró del Gobierno de CiU 51.000 euros anuales sin realizar una función concreta
EL PAÍS – Barcelona – 21/01/2004
Antonio de la Rosa Martí, hermano del financiero Javier de la Rosa, ha estado trabajando durante seis años para la Generalitat sin realizar una tarea concreta y percibiendo un sueldo bruto anual de 51.226 euros. En concreto, Antonio de la Rosa ocupó el cargo de responsable de la Unidad Técnica de Seguimiento del Régimen Económico de los Entes Locales, adscrito al Departamento de Gobernación, según publicó ayer El Mundo. Empezó a trabajar el 17 de febrero de 1998 y fue destituido el pasado 12 de enero.
El titular de Gobernación en aquella época era Xavier Pomés, quien ayer defendió la legalidad de esa contratación. Según el ex consejero, Antonio de la Rosa era un alto funcionario del Ayuntamiento de Barcelona que decidió dejar la Administración municipal para trabajar en la autonómica. “Existe un amplio trasvase de funcionarios entre administraciones y éste fue un caso más”, explicó Pomés a EL PAÍS. ¿Y es normal que un alto funcionario cambie tan fácilmente de trabajo? Pomés considera que sí y recordó que, al darse cuenta del parentesco de Antonio de la Rosa, se interesó por si estaba imputado en alguna de las causas que afectaban a su hermano Javier, y al saber que no, accedió a su contratación.
Pomés no pudo precisar el trabajo concreto que realizaba Antonio de la Rosa, abogado de profesión, ni siquiera si fichaba. También negó de manera tajante que su contratación le hubiese sido impuesta por Convergència i Unió (CiU).
La contratación a dedo que describió Pomés contrasta con la versión de los hechos que ayer ofreció la coalición nacionalista. Según su portavoz parlamentario, Felip Puig, el proceso para cubrir la plaza que ocupó Antonio de la Rosa se publicó en el Diari Oficial de la Generalitat (DOG), así como la adjudicación y el sueldo que percibía. Puig sostiene que la difusión de estas noticias referidas a Antonio de la Rosa “obedece a la voluntad por parte del actual Gobierno de esconder y dejar en segundo plano los nombramientos de otros hermanos como altos cargos de la Generalitat”.
Por su parte, el portavoz del Gobierno catalán, Joaquim Nadal, aseguró que esta contratación “puede ser la punta del iceberg” y anunció que este tipo de casos se evaluarán de manera “crítica”. En opinión de Nadal, “poco importa la persona” y lo realmente trascendental es que no ejerciera ninguna función. “Lo que importa es la utilización no apropiada y quizá incluso fuera de lugar y de ley de unos recursos públicos para unos encargos no satisfechos”, aseguró Nadal. El portavoz del Gobierno subrayó que “éste y otros casos no son tanto cuestiones que afecten al carácter familiar de la persona implicada como, sobre todo, a la efectividad de la utilización de los recursos”. Por su parte, el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, señaló sobre Antonio de la Rosa: “Debía de estar en mi época”, y se negó a realizar cualquier comentario sobre la contratación.”

Uno de los trabajos del topo Antonio de la Rosa consistió en 2003 en sacar de la cárcel vía Tercer Grado a su hermano Javier. Un trabajo intenso, en tres meses consiguió varios. Prevaricaciones a granel

Xavier Pomés que defendió la “legalidad de esa contratación” miente y encubre. ¡Y se interesó por las causas del hermano Javier!… y como no estaba involucrado… el “todo Barcelona” sabía que desde el Consorcio de la Zona Franca toda la familia estaba involucrada con Javier. Y sobre el comentario de Felip Puig, entonces consejero de Obras Públicas, a añadir a lo de “no se puede hablar de burbuja inmobiliaria…” ¡Mienten por naturaleza!

Uno de los trabajos del topo Antonio de la Rosa consistió en 2003 en sacar de la cárcel vía Tercer Grado a su hermano Javier. Un trabajo intenso, en tres meses consiguió varios. Prevaricaciones a granel.

Es graciosa la respuesta de Durán Lleida del tenor de la del gitano con un cordero en los hombros ante la guardia civil… no sé como se me ha subido el animalito…

Contestaciones tan dispares significan en la hipócrita Barcelona pujolista que el núcleo duro de CIU sabía perfectamente que la ‘no presencia’ del De la Rosa y otros se debía a su dedicación al mundo de los ‘negocios’. A su conexión con el hampa de la gran estafa y extorsión, de las quiebras y el blanqueo, en concreto, de quien conectaba con los ya réprobos oficialmente Javier de la Rosa, Piqué Vidal, Pascual Estevill, Folchi, Alavedra, Prenafeta, hombres de paja como John Rosillo… los que permitían a Jordi Pujol permanecer en su burbuja de santidad catalanista. Centenares de miles de millones o billones de pesetas, transformadas en euros, flotando en negro e infinitas sociedades instrumentales desde Holanda a Singapur pasando por Panamá, con presencia en la gran ‘Burbuja Inmobiliaria’… y de nuevo en sus cuarteles tras la ‘Gran Quiebra’ y vaciado de caixas.

En cuanto a Joaquim Nadal, portavoz entonces del nuevo gobierno socialista, soltó un “puede ser la punta del iceberg”…  “este tipo de casos se evaluarán de manera “crítica”… no evaluó nada, recibiría un toque de arriba porque del resto del iceberg… jamás se supo. La sociovergencia.

Una “punta del iceberg” en 2004 que de nuevo se vislumbrará en el caso Millet o el más típico caso Pretoria de 2009… sobre el que CIU y PSC intentan echar tierra, o como mínimo negar la autoría de cada uno de los suyos. Como dijo el alcalde de Santa Coloma, no hizo nada que no hicieran los otros alcaldes. Asuntos ‘sub judice’ contestan… la Justicia dirá… y la Justicia se eterniza… y tapa más que destapa.

Pero en la Generalitat que dejaron los pujolistas había más “puntas de iceberg”. Leer pág. 274-5 de ‘Barcelona, 30 años de corrupción’:

“En el Gabinete Jurídico desaparecen expedientes. Los abogados se sublevan contra el Jefe
Raventós, que dimitirá regresando al Bufete Cuatrecasas. ¿Y los expedientes desaparecidos?… fiscalía “de vacaciones”.”

Recordarles el art. 262, “la obligación de denunciar” a toda esta recua de abogados les provoca una sonrisa… ¿Qué diu aquet desgraciat? [¿Qué dice este desgraciado?]


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario