Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Felip Puig, comandante en jefe

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Sus últimas declaraciones refiriéndose a los Mossos han desatado polémica entre sus adversarios políticos y el propio cuerpo autonómico

Barcelona. De las incógnitas, o suspense de la semana, sobre rescate, detenciones espectaculares por la Operación Emperador, o la evolución de la campaña hacia la independencia de Artur Mas, se aclara lo que los políticos llaman ‘hoja de ruta’ (que en general nunca se adivina a donde conduce) sobre la unión bancaria europea, las detenciones ‘sorpresa’ no pasan de un desconocido empresario andorrano-español y otro vasco, y la campaña de Artur Mas ha cargado el suspense a límites guerreros.

Sus declaraciones se pierden en el mar de sus sandeces, pero si se le añaden las de esta semana, se puede asegurar que forman parte de un peligroso estado de ánimo

Felip Puig, dentro del contexto de los dos estados que siempre digo nos machacan a los catalanes, está claro que se siente comandante en jefe de un ejército al que por el momento ha inscrito por propia decisión a los Mossos, la Policía Autonómica. ¡No creo que se le ocurra una leva que alcance mi quinta!

Que el personaje tiene ambición política y de poder se evidenció cuando se descubrieron las decenas de cargos de la mujer de Montilla, superados por los suyos en su anterior etapa de Consellé, pero el léxico en el nuevo cargo en Interior, cuando en junio pasado los indignados tiraron algunas piedras y quemaron containers, es lapidario y digno de un examen psicológico:

La Voz de Barcelona:
“Puig denuncia que “había ganas feroces de batalla campal” utilizando métodos de “guerrilla urbana””

Esas declaraciones, al igual que todas las estupideces propias de los políticos, se pierden en el mar de sus sandeces, pero si se le añaden las de esta semana, se puede asegurar que forman parte de un peligroso estado de ánimo.

Soltar en plan mitin que la ‘policía autonómica’ en un conflicto de intereses entre su Generalitat y el Estado central defendería Cataluña, muestra la deriva de su espíritu guerrero. Aunque quizá se prepare por si la Policía Nacional o Guardia Civil, cumpliendo órdenes de algún juez, se persona en la Generalitat para su detención, o la de algún allegado o mando de CIU, por los temas oscuros o corrupciones que les rodean. ¿Ordenaría sacar las pistolas a los mossos contra la Policía Nacional?, por ejemplo en:

Oriol Pujol negoció con Tous y con un ex congresista de CiU la reasignación fraudulenta de las concesiones de ITV

Visto en mi caso la facilidad con que los mossos pueden montar una denuncia falsa y enviar una pareja de uniforme a buscar o detener a cualquier ciudadano, intranquiliza sobremanera descubrir en manos de quien está ‘nuestra seguridad’ y la de Cataluña.

Soltar en plan mitin que la ‘policía autonómica’ en un conflicto de intereses entre su Generalitat y el Estado central defendería Cataluña, muestra la deriva de su espíritu guerrero

Y ‘pa chulo él’ acusando de histerismo al Gobierno español. Publica su subvencionado Ara:

“Polémica sobre els Mossos
Felip Puig creu que el govern espanyol ha reaccionat amb “una espiral d’histerisme” a les seves declaracions
El conseller d’Interior adverteix que Madrid té “la batalla perduda” si intenta “confrontar la legalitat jurídica amb la legitimitat democràtica”

[Polémica sobre los Mossos
Felip Puig cree que el gobierno español ha reaccionado con “una espiral de histerismo” a sus declaraciones
El consejero de Interior advierte que Madrid tiene “la batalla perdida” si intenta “confrontar la legalidad jurídica con la legalidad democrática]

Soraya renya Puig i li recorda que ha de “defensar els drets dels ciutadans dins de la Constitució”
[Soraya regaña a Puig y le recuerda que tiene que “defender los derechos de los ciudadanos dentro de la Constitución]

Reiterándose y casi amenazando al enemigo. O se cree Roger de Flor con un ejército de 15.000 mercenarios almogávares, o se equivoca creándose tantos enemigos… los indignados y el Estado central… y parece que los propios Mossos.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario