Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Felipe González llega a Europa

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Pudiera tener sentido que Zapatero coloque en Bruselas al firmante de la adhesión al Euro, aunque solo sea para que no nos echen

A pantalla entera. Con ese rostro de ‘buena mesa’, lejano en tiempo y ‘filosofía de vida’ al de quien ganara las elecciones socialistas de 1982 con eslóganes obreristas y fotos de tortilla de patata campestre, me asombra su nueva aparición en los ruedos.

Por enésima vez sale o le sacan de las brumas de la corrupción… y a charlar o chalanear a toda altura que es lo suyo. “Mi impresión es que Europa vive bastante distraída“, le oigo metido a arreglador por Zapatero. Lo sabe muy bien él lo distraídos que fueron los europeos cuando firmó nuestra adhesión al ECU, antesala del Euro.

La peseta arrastrada por los desmadres socialistas se devaluaba a tal velocidad que amenazaba con una debacle financiera, pero con unas estadísticas y contabilidad nacional digna de los más preclaros contables de la ‘doble contabilidad’, los europeos se quisieron convencer de que España se parecía a la Europa

Que los ingleses publiquen que el programa español para la Presidencia es anodino es otra sandez al estilo del ‘distraída’

democrática y desarrollada, aunque comparativamente con baja Renta per Cápita y flojo Producto Interior Bruto.

Y si se aceptaba a Portugal y Grecia, que presentó una ‘triple contabilidad’, superando en falsedad a los españoles por aquello de ser la cuna de la cultura mediterránea, por qué no a España, que ofrecía un magnífico sol y buenos precios turísticos, y, de hecho, casi toda la producción industrial es un apéndice de la alemana y francesa.

Los europeos sabían por su gran presencia en todos los sectores industriales que la corrupción y, por tanto, la economía sumergida, era consustancial con un régimen continuidad del franquista, con el que convivieron a la perfección, y hasta su legislación permitía contabilizar las ‘grandes mordidas’ de los grandes políticos españoles (‘convolutos’ los bautizaron en el caso SIEMENS-AVE) y conocían bien las trampas del político firmante financiado por los socialistas alemanes, caso FLIK, pero jamás imaginaron que España pudiera degenerarse tanto que metida en el Euro pusiera en peligro la creación de la segunda moneda fuerte mundial.

Que los ingleses publiquen que el programa español para la Presidencia es anodino es otra sandez al estilo del ‘distraída’, y más astracanada lo de ‘contra el paro y por el desarrollo’, eslogan del comité de sabios con Felipe González a la cabeza, que por si alguien faltara encontramos a Pedro Solbes, el mayor fabricante de parados y quiebras de la Historia Financiera de España.

Pero entre toda esta nebulosa de pura demagogia, digo, pudiera tener sentido que Zapatero coloque en Bruselas al firmante de la adhesión a la Europa del Euro para que intente aguantarnos, que no nos echen, y el Banco Central Europeo canalice a España todo el billetaje necesario para aguantar la inmensa corrupción financiero inmobiliaria, sobre todo en las Cajas y Caixas gobernadas por el PSOE.


Subtítulo, destacado e imagen

Fotografía (CC): Presidencia Arg

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario