Miércoles 09 de abril de 2014,
Bottup.com

Ferrovial, Félix Millet, Daniel Osacar, Pedro Buenaventura…

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Continúa el Caso Palau de la Música

Barcelona. La pasada semana entre tanto ‘recorte’ y titulares casi pasa desapercibido otro caso estrella en Barcelona: el Palau de la Música. No pretendo un juicio paralelo, sino el seguimiento de lo que considero un caso de corrupción clave y tópico en la ‘Gran Corrupción Barcelonesa’. El tema desborda el entorno del Palau y forma parte del ‘normal’ modo y fórmulas para mantenerse y desarrollarse en el particular mundo de la ‘obra pública’ (Caso Pretoria, Puerto de Barcelona, GISA, etc.) tan ligado a la gran ‘Burbuja Inmobiliaria’ disparada desde 2000, el inicio del euro.

Que Ferrovial es parte de la Burbuja no cabe duda si nos atenemos a sus declaraciones en:

Cincodias.com, 2003:
“Joaquín Ayuso, Consejero delegado de Ferrovial
Descarta la existencia de la llamada “burbuja inmobiliaria”
Y venderá a Habitat-Don Piso su sección inmobiliaria”

El tema desborda el entorno del Palau y forma parte del ‘normal’ modo y fórmulas para mantenerse y desarrollarse en el particular mundo de la ‘obra pública’

Si estudiamos las listas de “los que negaron la Burbuja Inmobiliaria”, a la par que realizaban operaciones de gran pelotazo dignas de denuncia y sumario, tendremos a quienes les interesaba ‘hincharla’, o quienes sabían que la diferencia entre producción y venta de pisos acabaría en los activos de cajas y bancos. Todo lo construido hipotecado a precios ‘Burbuja’, hipotecas subprime o ninja.

En cuanto al proceso, que se retoma ante el nuevo juez Miguel Ángel Tabares con la negativa a declarar por parte de Félix Millet, se publica:

Elpais.com, viernes 15 de abril:
“El exdirectivo de Ferrovial Pedro Buenaventura también ha declarado hoy durante dos horas como imputado. Buenaventura ha asegurado que los procesos de adjudicación de obra pública que la Fiscalía considera sospechosos -la Ciudad de la Justicia, la Línea 9 de Metro de Barcelona y un pabellón de Sant Cugat de Vallès (Barcelona)- se ajustan a la legalidad.”

¡Faltaría más! ¡Y todos los que de milagro no aparecen en similares agendas a las de Félix Millet!… Siempre se ajustan a la legalidad…

Elideal.es:
“Como ya apuntó en el Parlament, Buenaventura ha afirmado que no tiene explicación a la coincidencia temporal entre la aportación de Ferrovial al Palau, la adjudicación de obra pública a la constructora y los convenios entre el Palau de la Música y la Fundació Trias Fargas, actual Catdem.
En ese sentido, ha añadido que él desconoce el destino que dieron Fèlix Millet y Jordi Montull a las generosas aportaciones de su constructora a la emblemática institución cultural catalana. EFE”

Elpais.com:
“También ha afirmado, según fuentes judiciales, que las cantidades aportadas por el patrocinio del Palau de la Música se ajustan a lo pactado por los convenios. Buenaventura ha añadido que las cifras aparecidas en algunas anotaciones (que han servido de base a la Fiscalía) no corresponden con el precio final de adjudicación del concurso…”

Resulte lo que resulte, unos y otros serán sospechosos más allá de lo que dictamine una Justicia que tiene tanta credibilidad como los Pujol o el PSOE

… ni el coste total de las obras se ajusta jamás a los presupuestos iniciales…

Elcorreo.com:
“Barcelona, 15 abr (EFE).- El ex directivo de Ferrovial Pedro Buenaventura ha justificado hoy la generosa aportación de la constructora al Palau de la Música por su objetivo de proyectarse en Cataluña, como “imagen y marca”, y ha defendido la legalidad de los contratos por los que se le adjudicaron grandes obras públicas.”

Su imagen y marca estaban más que consolidadas en los ambientes adecuados, y si la añadimos a Agromán, desde el más profundo franquismo. No creo yo que pretendiera con sus patrocinios musicales que en lugar de una Coca Cola se pidiera un Ferrovial, ni siquiera que el común de los mortales que no contratará jamás la construcción de un Metro o una Ciudad de la Justicia tuviera la marca gravada en su subconsciente; con las vallas y las inauguraciones de las grandes obras, a nivel popular, es más que suficiente. A poco que se clique su nombre en Internet, o se consulte en la ‘Gran Corrupción’, se convence cualquiera que los 12 millones de euros se ajustan a la interpretación que le da Fiscalía. ¡Pero, y en honor a la presunción de inocencia, puede tener razón Ferrovial! El gasto publicitario no siempre parte de una razón objetiva.

Y si las tesis de la defensa de Ferrovial pudieran ser reales, las de Daniel Osacar de CDC, ex colaborador directo de Artur Mas, defendido con las consiguientes declaraciones de “me corto una mano” de todo su aparato político, y hasta acompañado en esta nueva comparecencia por nada menos que Oriol Pujol, también. No en balde quien acusa, Fiscalía, obedece al PSOE… formando parte del engrudo de la Justicia española.

En realidad, resulte lo que resulte, unos y otros serán sospechosos más allá de lo que dictamine una Justicia que tiene tanta credibilidad como los Pujol o el PSOE. El dinero que por los signos externos y documentación transcurrió y desapareció a través del Palau de la Música… es con seguridad la única realidad de una historia que cual película formará parte de los clásicos barceloneses tras la Guerra Civil: Muñoz del estraperlo, Serrano Suñer de la Barcelona Tracción y FECSA, FOC Fomento de Obras y Construcciones, Porcioles y su entorno, MATESA… etc., etc., etc.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 20/04/2011 en 22:16

    FERROVIAL

    Pedro Buenaventura Cebrián, trabajaba codo con codo conmigo en FERROVIAL y su “trabajo” consistía en conseguir contratos de Obra y una buena parte de ellos los conseguia así, como en el Palau.

    Puedo documentar otra gran obra de Barcelona, donde yo era gerente, donde este señor pagó las mismas comisiones que en el Palau.
    Buenaventura NUNCA decidía sobre estos casos. Era el contacto, el que daba la imagen.
    SIEMPRE era Joaquín Ayuso García, hoy vicepresidente de FERROVIAL quien ordenaba, permitía, y maniobraba.

    Mientras tanta mentira sirva de “Campo de juego” para quienes tienen poder, los ciudadanos iremos perdiendo por goleada.

    Ferrovial es una marca muy contaminante para nuestra sociedad.

    Controla demasiados resortes democraticos que hace servir a sus propios intereses, arrasando sin pudor con todo lo que se le opone.

Participa con tu comentario