Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Fin de año, corrupciones mayores: ¡feliz 2013!

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Los corruptos se lanzan a la independencia, su órdago estrella y total

Barcelona. Un título consecuente con hace dos años:

La Gran Corrupción:
Fin de año, corrupciones menores. ¡Feliz 2011!
31 Dic 2010 – Acabo el año entendiendo a la perfección lo ocurrido hace 30 en el caso Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, objetivo inicial de mis escritos y mi blog. Y me felicito porque si bien en España la Democracia Occidental ni de lejos se ha impuesto, como mínimo ya se publican las perversiones y corrupciones que entonces hicieron posible no solo el Caso Consorcio, sino otros más tétricos… Caso Escala, Bultó y Viola, etc., etc.
No insistiré sobre los selectos abogados que intervinieron en mi caso, condenados por su extrema amoralidad a través de estos 30 años, sino en las ‘pequeñas’ noticias de estos últimos días que si se transcribieran a entonces describirían perfectamente el ambiente de jueces, fiscales y policías (con perfecta e impune doble vida) donde se pervirtieron y enriquecieron mis abogados; 
El Confidencial.com publicaba ayer en cuanto al Juez Garzón:
“EL JUEZ ASEGURÓ AL TRIBUNAL SUPREMO QUE SÓLO TENÍA ABIERTA UNA CUENTA BANCARIA (…) La Guardia Civil descubre que Garzón ocultó una segunda cuenta en el Citibank de Nueva York”

Dos años después entiendo el resto del ‘ambiente barcelonés’, del pujolismo o la gran corrupción, con su deriva a la independencia

Si decía hace dos años que entendía lo que me sucedió 30 años atrás, dos años después entiendo el resto del ‘ambiente barcelonés’, del pujolismo o la gran corrupción, con su deriva a la independencia. De entenderlo, o mejor intuirlo, como demuestran mis escritos, lo comprendí desde el mismo 1980, pero mis intuiciones se han probado en los últimos juicios y casos abiertos. Mi primera autoeditada novela, quizá poco afortunada por contracorriente, en 1993, ya describía el pujolismo y hasta las tan de moda ahora cuentas suizas. La prensa entonces no quiso saber nada del tema, ni siquiera en Madrid.

Los corruptos se lanzan a la independencia, su órdago estrella y total. Tras arrasar y enfangar Catalunya, no tienen otro remedio. Aprovechan el caldo de cultivo de la crisis y al partido del esperpéntico tripartito, Esquerra Republicana de Catalunya, cuyo presidente Oriol Junqueras con unos 400.000 votos del cabreo se erige como árbitro de la gobernabilidad. TV3 es suya, y ya actúa como el Oráculo de Delfos, quitando y poniendo comas y fechas a la consulta independentista. La demagogia se le da a la perfección, cuestión de licenciatura.

La noticia que hoy más ‘gracia’ me hace la publica La Gaceta:

“Más coches de la flota familiar
¿Es delito el enriquecimiento de los hijos de Pujol?
El primogénito de Pujol, Jordi Pujol Ferrusola, dispone de 14 turismos de lujo. vive como multimillonario en México después de ejercer de muñidor de influencias en su despacho de Barcelona.”

Como cuento en ‘Barcelona, 30 años de corrupción’, cuando conocí en 1977-78 a Antonio De la Rosa descubrí que tenía una flota de los mejores ‘turismos de lujo’ del momento. Ignoro si eran 14, pero el número se le acerca. Ya había expoliado el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona a través del Banco Garriga Nogués dirigido por su hijo Javier De la Rosa, y vivía a lo magnate. Digo que formas y maneras se repiten en toda su extensión. Nada ha cambiado, solo las cifras que multiplican por mucho todos los desfalcos de entonces. Por ejemplo, repito, la Catalunya Caixa de Narcís Serra multiplica por más de 1.000 los 10.000 millones de pesetas de aquel desfalco que él denunció y utilizó para extorsionar a Javier De la Rosa. Mejor dicho, Narsís Serra solo denunció 1.200 millones… el resto ‘para negociar’ con Javier.

Nada ha cambiado, solo las cifras que multiplican por mucho todos los desfalcos de entonces

Me comentaba un abogado, esta semana en plena calle, que no entendía la actual actitud de Javier De la Rosa con Jordi Pujol. Las cuentas suizas, que todos sabemos, existían desde siempre, y tras utilizarlas para los ‘terceros grados’, me decía, poco o nada puede sacarles, al contrario. Además de todo prescrito, menos esas supuestas amenazas.

En cuanto a Narcís Serra, comentamos que a pesar de su triunfo en poder y dinero, saliéndose de rositas por el momento en CatalunyaCaixa, debió sufrir mucho metido toda la vida en su “armario”.

Escuché algunas discrepancias y críticas a mis escritos, convenciéndome a mí mismo que iba por el buen camino. No le gustaban mis ataques a su profesión.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario