Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Finísimas personas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Felipe de Jesús Calderón Hinojosa se encuentra en mitad de un gira de trabajo en España. Lo acompañan tres gobernadores, abanderados por los tres partidos políticos con mayoría en los poderes Ejecutivo y Legislativo. ¿Quiénes son estas finísimas personas?

Opinión

“En este país de
por lo menos 110 millones de habitantes, 80 millones no votaron ni a
favor de AMLO ni de FJCH. Sin embargo, padecen de la política de sus
gobiernos, legítimos o de facto”

En México, dos hombres ocupan sendos puestos, curiosos ambos. Uno se hizo nombrar en noviembre de 2006 presidente legítimo
y parece estar respaldado por unos 15 millones de hombres y mujeres que
votaron a su favor en las pasadas elecciones federales; su nombre:
Andrés Manuel López Obrador.

“Tal
vez no sería tan mala recepción, por parte de quienes están por
aquellas tierras, recordarles a éstas finísimas personas la clase de
alimañas que son”

El
otro, con el apoyo de los empresarios más encumbrados en el poder y la
clase política que teme por la pérdida de sus privilegios, tenidos o
por tener, se hizo colgar la banda presidencial que debería ostentar quien fuera presidente
constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. Emanado, claro, de un
proceso electoral limpio.

Somo éste no es el caso, el hombre apenas
alcanza el cargo de presidente de facto y parece estar
respaldado por otros 15 millones de personas que, según los desaseados
Instituto Federal Electoral (IFE) y Tribunal Electoral del Poder
Judicial de la Federación (TEPJF), sufragaron por él; su nombre: Felipe de Jesús Calderón Hinojosa.

Lo
anterior quiere decir, entre muchas otras cosas, que en este país de
por lo menos 110 millones de habitantes, 80 millones no votaron ni a
favor de AMLO ni de FJCH. Sin embargo, padecen de la política de sus
gobiernos, legítimos o de facto (también llamado espurio).
Podemos decir, en consecuencia, que lo que sucede en México, amén de
las corresponsabilidades que a todas y a todos nos toca, es en buena
medida producto de la responsabilidad o irresponsabilidad de estos
personajes.

Alguno
de ellos tendrá algo qué decir, entonces, de la muerte de doña Susana
Xocua Tezoco, encontrada semidesnuda y con rasgos de violencia sexual
en la comunidad La Independencia,
del municipio de Zongolica (sí, otra vez), Veracruz. O del enésimo
asesinato por homofobia, esta vez ocasionando la muerte de Alejandro
Contreras Rodríguez, apuñalado 48 veces en la capital del estado de
Aguascalientes. O de la interminable lista de feminicidios que tiene en
Consuelo Bahesa Rojas su víctima más reciente, quien a sus 32 años de
edad vivía en Yautepec, Morelos, y ha dejado huérfana a su hija de
escasos 5 años?

Quizás
no, quizás sí. Quizás uno, AMLO, guarde silencio como Atenco o
Chiapas, al fin que nada tiene que ver todo aquesto con una pretendida
defensa nacionalista del petróleo, ni con el respeto a la voluntad
popular que dice abanderar. Quizás el otro, FJCH, diga que estando en
la misma situación él haría lo mismo que los criminales, se apuraría a
diagnosticar una gastroenteritis, haría todo lo posible para que los
periodistas que cubren tales notas pierdan sus empleos porque no son
patrióticos y, ya entrados en gastos, hasta invitaría a una cena a los
gobernadores de Veracruz, Aguascalientes y Morelos.

Lástima
que no se enterara antes de haber sido así. Quizás sería a ellos a
quienes hubiera pedido que le acompañaran en su reciente visita a
España. Claro que no sería tan simbólico, pues para colgarse la medalla
de la tolerancia y la pluralidad se ha hecho acompañar del gobernador
panista de Baja California, el priista del Estado de México y el
perredista de Chiapas. Lo que no se ha dado cuenta, el presidente espurio
es que como AMLO, su reverso en la moneda, lo que se ha colgado es la
medalla del acuerdo político bajo lo oscurito, del crimen y de la
impunidad.

El conflicto entre ambos
personajes, los dos estrechos aliados de FJCH, llegó al grado de pactar
un acuerdo de cooperación del tipo que le gustan a Calderón Hinojosa y
hoy, así como Josefina Vázquez Mota y Elba Esther Gordillo hacen como
que se quieren, Aponte y Osuna se toman políticamente de la mano.El
panista José Guadalupe Osuna Millán fue señalado recientemente como
protector de narcotraficantes por el mismo general al mando de la II Región.

Enrique Peña Nieto es el flamante priista de cara bonita con quienes el jefe de Gobierno de la Ciudad
de México, Marcelo Ebrard, y Calderón se toman la foto de la
complicidad a falta de encontrar el espacio y los modos de tomársela
entre ellos. En sus manos, el Estado de México se ha convertido en una
de las entidades con más altos índices de feminicidios en el país,
donde Chimalhuacán ya le disputa el nada honroso primer lugar a Ciudad
Juárez. Pero lo que hizo más famoso al posible candidato del PRI (si
Manlio no dispone de otra cosa) a la presidencia de la República en 2012, fue la salvaje represión que orquestó con apoyo del PRD y el PAN en contra del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra.

Otra Campaña, la instauración del terror en Atenco y el asesinato de dos jóvenes.
(FPDT), de San Salvador Atenco, cuyo resultado está, por decir lo
menos, en las condenas de más de 67 años de prisión a tres dirigentes
del FPDT, las violaciones a medio centenar de mujeres como método de
tortura por parte de sus policías, la prisión política a centenares de
adherentes de Juan
Sabines Guerrero es, por su parte, el priperredista que sintetiza la
conjunción entre pragmatismo y congruencia.

Hijo del ex gobernador Juan
Sabines Gutiérrez, famoso entre otras cosas por ser hermano del poeta
Jaime Sabines y por ordenar la masacre de Wololchan, encabezada por el
entonces mando de la 31 Zona Militar, el ahora también ex gobernador Absalón Castellanos Domínguez; Sabines Guerrero recibió la Navidad de 2006 un regalo singular: en medio del gigantesco campamento ciudadano que significó el plantón de Paseo de la Reforma,
AMLO decidió darse un tiempecito para dejar allí a sus miles de
seguidores e irse a cenar con Sabines, alzarle la mano y felicitarlo
por su triunfo electoral.

Sabines, quien llegó a la gubernatura
chiapaneca luego de uno de esos fraudes internos que el PRD tanto gusta
de copiar al PRI (quizás porque los otrora mapaches tricolores trabajan ahora dentro del partido del sol azteca),
ha llamado a terratenientes, hacendados y priistas que apoyan a grupos
paramilitares con más que declaraciones políticas a trabajar con él en
su administración, y se ha convertido en el personaje más importante de
ambos gobiernos: el legítimo y el espurio,
para acotar y si se puede, exterminar, a la verdadera amenaza que pesa
sobre los intereses que ambos desgobiernos tienen en común con la clase
en el Poder: la dignidad y el ejemplo de las comunidades zapatistas.

Tal
vez no sería tan mala recepción, por parte de quienes están por
aquellas tierras, recordarles a éstas finísimas personas la clase de
alimañas que son; así, además de sumarse a la justa indignación que
asiste a Cristina Valls, quien ha demandado ante la Audiencia Nacional a autoridades mexicanas por las vejaciones recibidas en mayo de 2006 a
raíz de los acontecimientos en Atenco y de exigirles que salgan las
Fuerzas Armadas de Chiapas, quizás se puedan librar de próximas
comitivas igualmente aberrantes: ya están en la lista, para conservar
el toque pluripartidista, los gobernadores precioso de Puebla, piadoso de Jalisco y mafioso de Guerrero.



Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Denuncia

Image


Image

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Egresado del Centro Universitario de Teatro de la U.N.A.M. con estudios superiores en Actuación y diplomado por el Centro Morelense de las Artes en promoción y gestión cultural. Incursioné en las artes escénicas en agosto de 1990. A partir de 1993 alterné mi quehacer teatral con la promoción cultural y la docencia. Paralelamente, también desde 1993, he colaborado para diversos medios de comunicación impresos y electrónicos, y he trabajado con instituciones de defensa y promoción de derechos humanos de segunda generación.

3 Comentarios

  1. olgah 27/06/2008 en 4:58

    Sobre los asesinatos de mujeres en Ciudad Juarez y otros lugares he leído algo (poco, la verdad) y visto alguna película, y es un tema que resulta opaco, difícil de comprender el por qué ocurre, cuál es la postura de los gobernantes mexicanos, por qué da la sensación de que es un tema secundario (ya sé, como tantos otros temas importantes…).

    Me gustaría saber qué se piensa allá sobre esto, espero que Sebastián, u otros periodistas ciudadanos escriban más del tema.

    un cordial salduo

  2. Anónimo 11/06/2008 en 22:38

    Es verdad, Yogas; FJCH recién llegaba a Madrid, pero si tomamos en cuenta que la suya es la segunda de dos visitas que el gobierno de facto en México organiza para consultar con industriales y empresarios españoles la estrategia a seguir en materia de privatización energética sí se trata de la mitad de la gira; sin embargo, dado que eso no está dicho, en efecto: no está a la mitad.
    El uso de oraciones subordinadas provoca justamente esa redacción “enredada”, cosas del estilo del autor; procuraremos ser más directos, que nada nos cuesta.
    Muchas gracias por su lectura y por su comentario; sus aportaciones son la materia prima con la que mejoraremos nuestro trabajo periodístico ciudadano.

  3. Anónimo 11/06/2008 en 5:46

    Para empezar, Calderón no está \”en mitad\” de una gira, según sé, recie´n llega a Madrid.

    Los datos son interesantes pero la redacción es algo enredada, confunde al momento es estar leyendo. Tienes que leerlo ds veces para agarrar el hilo.
    saludos

Participa con tu comentario