Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Foro Asturias Ciudadano (FAC):¿sueño o pesadilla?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / Álvarez-Cascos ha sido elegido candidato en el congreso fundacional del nuevo partido asturiano

Se esperaba con ansia el congreso, primero y constituyente, de Foro Asturias Ciudadano, FAC, por la amplia militancia del nuevo partido. Aunque se recogieron afiliaciones hasta el día 18 de febrero con derecho a voto en el congreso, la cifra era mareante de afiliados con derecho al mismo: más de 6.000.

Semanas antes se formaron equipos y grupos de trabajo donde se discutieron en los distintos concejos (municipios) de Asturias las enmiendas a unos estatutos de “copiar y pegar” en procesador de textos y con un sospechoso tufillo a estatutos del PP.

La posibilidad de listas abiertas, la limitación del mandato a ocho años y “un afiliado, un voto” se diluye

En dichas reuniones tal vez se sentaron juntos en una mesa de debate y diálogo ciudadanos y ciudadanas de distintos ámbitos ideológicos, de comunistas a ultras reciclados pasando por centristas descentrados.

Pero la mayoría proceden de las filas del PP asturiano y su reclamación principal era poder votar listas abiertas a las candidaturas de presidentes de partido locales y candidatos electorales, aderezado de la consigna congresual de: un afiliado, un voto.

El sueño comenzó a escorar a pesadilla cuando 24 horas antes del congreso, el 2º de a bordo de Francisco Álvarez-Cascos y leal entre leales, Pelayo Roces, escupe en la prensa regional que no se celebrarán congresos locales. La chispa prendió como la yesca y en toda Asturias, en todos los equipos y grupos de trabajo de FAC, se pasó del pasmo a la sorpresa, y en cuestión de horas a la incredulidad, fiando todo al congreso constituyente, y donde toda la militancia procesada hasta el 18 de febrero tenía derecho a votar.

A primera hora de la mañana el aparcamiento del local estaba abarrotado y se desviaban los coches particulares a un cercano polígono, donde autobuses lanzadera contratados llevaban y traían a los congresistas.

Con la fórmula habitual: turno de ponencia con tiempo otorgado por la mesa y turno de réplica de la misma a favor o en contra, finalizando con el voto a papeleta alzada y recuento de buen cubero por parte de las fermosas doncellas que realizaban labores de azafata y cara bonita ante el monitor. Porque se hace necesario comentar al menos el despliegue de medios audiovisuales y de retransmisión por Internet, puesto que FAC y su ya candidato y presidente del partido, apuestan fuerte por llegar a la diáspora asturiana repartida por todo el mundo y especialmente en el continente americano, tal como recalcó en su discurso de investidura…

Pero antes de adelantar acontecimientos, conviene detenerse en la mañana de las votaciones. Enmiendas descafeinadas unas y retiradas otras por multiplicidad de distintos equipos y grupos de trabajo con coincidencia de enmienda, vaticinaban unas votaciones tranquilas con el entusiasmo de la gente congregada en lo que para muchos era la primera oportunidad de asistir y formar parte de la democracia en estado puro, la democracia de las bases de un partido que además nacía con la vítola de nuevo como formación política y nuevo en las formas y maneras de hacer política.

Las caras que los componentes de la mesa pusieron y mantuvieron durante casi una hora era la típica del poder cuando el pueblo vota lo contrario a lo deseado

Pero las caras que los componentes de la mesa pusieron y mantuvieron durante casi una hora era la típica del poder cuando el pueblo vota lo contrario a lo deseado: listas abiertas y duración del mandato por un máximo de ocho años. Cuando las papeletas del ‘Sí’ callaron los micros del defensor del ‘No’, Sr. Fernando González Landa, es muy probable que si cortaran las venas de los componentes de la mesa en ese preciso instante, no saliera una gota de sus venas…

Se llegó así, tras finalizar las votaciones con la aparente victoria de la mayoría de la militancia presente, al discurso de presentación de candidatura de Francisco Álvarez-Cascos, votación de una sola candidatura, la suya, y el posterior recuento que arrojó 3.076 votos emitidos: 4 nulos, 19 en blanco y 3.053 votos a favor.

Una vez acabado el congreso, dos cosas quedaron claras: que había empezado la campaña de FAC centrada en el PSOE, que tiene el gobierno en el Principado de Asturias, y un perfil bajo contra el PP, centrado en el cacique alcalde de Oviedo y la candorosa candidata oficialista de la que no es pecado no acordarse de su nombre, ya que ni Rajoy lo recuerda, pero que se llama Isabel…; así como que de ocho años de mandato ‘nanay’ y que lo de las listas abiertas y un afiliado un voto, se resolverá más adelante.

La expectativa sigue en los foros de las redes sociales, donde la nueva arma que es Internet se utiliza sin complejos, la ciudadanía asombrada de que los líderes de los equipos sean ninguneados por coordinadores sin fuerza electoral, y surge la pregunta de si FAC da prioridad a la victoria a la Junta General del Principado de Asturias sobre los ayuntamientos, tal vez porque el día después se pactaría con el PP en los mismos o no querer modificar los estatutos para no entrar en conflicto con un supuesto regreso a las filas del PP.

FAC tendrá muy buenos resultados electorales, pero las incertidumbres generadas tras el congreso siguen ahí y tarde o temprano deberán ser resueltas. Aunque Asturias vive un movimiento ciudadano de renovación política, pero Francisco Álvarez-Cascos se abandera como reformista, que FAC ha logrado catalizar. Y a nivel de calle resulta muy saludable democráticamente ver diálogo e intercambio de ideas en personas que hasta hace unos meses eran antagonistas, y algunos irreconciliables.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario