Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Las fortunas ‘pilladas’ en Suiza

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El delito por evasión de capitales, penado con hasta seis años de cárcel y suprimido en los 90 por el socialista Felipe González, fue de los más selectivos

Una de las serpientes de verano. Parecen inventadas campañas de disuasión, pues tras el mucho ruido de infieles empleados entregando listas a las haciendas europeas… pocas nueces. He oído de listas desde que era meritorio en banca por los últimos años 50. Entonces Radio Pirinaica informaba de las fortunas de los jerarcas del Régimen, y hasta corrieron listas donde aparecía Ramón Serrano Suñer y Zita Polo, cuñados de Franco, descubiertas en Suiza tras el embargo de las cuentas nazis por los aliados.

Y la noticia siempre se diluye con algún nombre y cifras insignificantes. Detenciones, alguna o ninguna, con o sin Franco. Las de Liechtenstein de hace dos años parecía que acabarían con los paraísos fiscales: “Acabaremos con los paraísos fiscales”, escribí entonces que gritaban todos los políticos españoles, europeos y hasta americanos.

Parecen inventadas campañas de disuasión, pues tras el mucho ruido de infieles empleados entregando listas a las haciendas europeas… pocas nueces

El delito por evasión de capitales, penado con hasta seis años de cárcel y suprimido en los 90 por el socialista Felipe González, fue de los más selectivos. ¿Quién se atrevería tras la muerte de Franco a decretar prisión a su hija por llevarse directamente a Suiza monedas de oro y joyas? ¿O a su marido cuadros vía Filipinas? Y si desde siempre aparcar fortunas en Suiza, o donde fuera, se imponía por la inquietante inestabilidad de la historia española, después se convirtió en obligado por el delito fiscal. La inmensa corrupción y economía sumergida inventó lo del ‘dinero negro’.

Es tan selectivo como el delito contra la Hacienda Pública, si nos atenemos al juicio por el caso Hacienda de Barcelona, donde tras las prescripciones al propio delegado de Hacienda, Ernesto Aguiar, por los ingresos del Grupo Torres-KIO en Suiza, se demuestra la supuesta corrupción de jefes e inspectores, tanto los acusados como los aparecidos testigos. Y lo peor, demostrándose por el juicio en Londres que la Justicia Suiza colabora, e incluso contesta las peticiones rogatorias de la española, la Fiscalía Anticorrupción no aporta las posibles y citadas cuentas suizas, es de suponer porque afectarían a comprometidos nombres. En el caso contra el juez Luis Pascual Estevill sucedió otro tanto con la exclusión del sumario por algún defecto de las rogatorias contestadas por el juez suizo Devaud, escandalizado por la simple y posible existencia de semejante juez.

La propia Presidente de la Sala, Doña Carmen Sánchez-Albornoz Bernabé, del actual juicio por el Caso Hacienda de Barcelona se extraña por la declaración de uno de los testigos inspectores que alega se permitían declaraciones complementarias o extemporáneas para regularizar, olvidándose la falsedad documental a pesar de la obligación legal de todo funcionario público de denunciar los delitos descubiertos en el ejercicio de su cargo.

La historia se repite y la noticia se esparce por Internet.


Subtítulo, destacado, enlace noticia Liechtenstein

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario