Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

Generalitat, Caixabank, parados, pensiones, inmobiliarias, Ley Sinde

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Entre estos temas de los telediarios de 3/24 de hoy no se encuentran las preocupaciones de mis amigos

Barcelona. Estas son el juicio por despido a Luis Toribio Troyano por parte del Ayuntamiento de Vilanova y la Geltrú fijado para el día 31, o en cuanto a los de A.V. Poblenou o ‘Salvem Can Ricart’ las obras y los inquietantes letreros, que por un lado la Generalitat para un extraña sede de “les llengües”, y el Ayuntamiento (compitiendo con la Generalitat en ánimo constructor) para una cooperativa de viviendas en ese Poblenou-Diagonal Mar que colecciona miles de pisos vacíos, han plantado justo enfrente de sus narices.

En nuestras conversaciones nos preocupa más la Ley Sinde, por amenazar la Libertad de Expresión en Internet, único vehículo de crítica ante ese guión oficialista de complacencia y mentiras

He de confesar que en nuestras conversaciones nos preocupa más la Ley Sinde, por amenazar la Libertad de Expresión en Internet, único vehículo de queja y crítica ante ese guión oficialista de complacencia y mentiras, o los atropellos masivos que sufrimos y hemos sufrido. Pero peor lo tiene algún familiar en paro, o los dos a los que les han reducido el sueldo, preocupaciones que hacen olvidar a Sinde, pensiones y Generalitat. Y ya ni comento sobre otro, propietario de una empresa mediana, que tras contarme y ¡no acabar! me hace jurar que ni por asomo haga referencia a sus confidencias, pues proveedores, bancos y algún amiguete político (que dice tiene), podrían torcer empeorando su muy complicada existencia.

Es decir, que no entiendo como en este ambiente en que, por lo visto, Artur Mar aún no sabe (yo supongo que sí lo sabe, pactando en lo político con Zapatero, y en lo financiero con Isidro Fainé, que a la vez también pacta con Zapatero) de donde sacará 10.000 millones para que su Generalitat sobreviva aún recortando el presupuesto el 10%, ¡que tampoco me lo creo!, y la euforia desatada en la bolsa ante la creación de CaixaBank, un día ayer en que el IBEX baja. Política y finanzas, o el banco antes caixa “benéfico social” de referencia para Cataluña y su Generalitat, se distancian de la realidad social girando entorno a su propio ombligo.

Pero si ampliamos a Madrid, allí la juerga continúa pariendo ratones entre pensiones y la Ley Sinde, ¡la juerga de un mal guión para la tele!, y el paro se agrava y las quiebras no las maquillarán ni esos nuevos bancos que las cajas benéficas, o sea, los financiero-políticos, se sacan de la manga.

Que el Ayuntamiento anuncie más pisos a través de una de esas inmobiliarias cooperativas que gestiona alguno de sus políticos, solo añade el coste de un letrero y alguna hormigonera (ver imágenes en lagrancorrupcion.blogspot.com y en el enlace Salvem Can Ricart), pero que ayer junto a Criteria (cuya especulación comprendo a la perfección como antes ya escribí) las inmobiliarias se disparen en bolsa, es de locos metidos en ese macabro juego de la especulación y las pérdidas sin límite:

Despropósitos que si no acaban como Túnez o Egipto, a los que tanto se parece la realidad social de una gran parte de España y Cataluña, será, digo yo, porque los euros europeos y la economía sumergida siguen boyantes

Según Cotizalia:

“Las inmobiliarias se disparan en bolsa por la creación del ‘otro banco’ de La Caixa”

Al tiempo que en puros ejercicios de prestidigitación contable aparcan las inmobiliarias como Metrovacesa o Colonial y otras (en un banco ‘malo’, dicen) anunciando beneficios. Ni recurriendo a mi experiencia en dobles contabilidades por los 70 adivinaría como les cuadra tanta pérdida con la declaración de beneficios.

Y si la Audiencia de Navarra pone en un brete todo el tinglado hipotecario, no menos los “concursos de acreedores” que en este momento dilucidan decenas de miles de millones de euros afectando ‘activos’ bancarios, publicándose sobre Sacresa, ex de la Metrovacesa de los Sanahuja:

“Los administradores, señalan fuentes judiciales, han iniciado ya la reclamación judicial de una de estas operaciones, la cesión de parte L’Illa Diagonal, propiedad del patriarca del grupo, Román Sanahuja Pons, a Urbanizaciones e Inmuebles SL, una sociedad controlada por sus hermanos, Juan y María Ángeles, en pago de tres préstamos que le concedieron para financiar las opas sobre Metrovacesa.
Fuentes judiciales explicaron que los administradores han iniciado también los contactos con BBVA, Caja Madrid y Banco Popular para anular las hipotecas que los Sanahuja les concedieron para garantizar el pago de la deudas por operaciones con derivados. Sacresa hipotecó a favor de estos bancos conjuntamente solares por valor de 280 millones de euros, entre ellos los terrenos de Finestrelles, en Esplugues.”

Despropósitos que si no acaban como Túnez o Egipto, a los que tanto se parece la realidad social de una gran parte de España y Cataluña, será, digo yo, porque los euros europeos y la economía sumergida siguen boyantes.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario