Martes 06 de mayo de 2014,
Bottup.com

Greenpeace quiere enterrar la bombilla de Thomas Edison

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La revolucionaria bombilla de filamento, que Thomas Edison ideó en 1879,  se ha convertido en uno de los artilugios más ineficientes del mundo, algo incompatible con el ahorro energético que exigen los nuevos tiempos.

Image
Logo de la Campaña

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra hoy, Greenpeace ha iniciado una campaña para cambiar masivamente las bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo, como una manera más de combatir el cambio climático. Las lámparas fluorescentes gastan un 80% menos de energía que las incandescentes para dar la misma luz, duran hasta 12 veces más y ahorran la emisión anual de 20 kg de CO2 a la atmósfera. Además, propone que los ciudadanos envíen un mensaje a los europarlamentarios para que voten a favor de la prohibición de las derrochadoras bombillas incandescentes.

La propuesta se enmarca dentro de la campaña ‘Revolución Renovable: el cambio empieza aquí ‘, con la que esta ONG pretende movilizar a la sociedad para lograr que mediante la eficiencia energética y las energías renovables se sustituyan las energías sucias, como forma de evitar un cambio climático peligroso.

Raquel Montón: “Un ciudadano puede cambiar sus bombillas incandescentes por otras más eficientes, pero los gobiernos pueden directamente hacer que todas sean eficientes”

“Un ciudadano puede cambiar sus bombillas incandescentes por otras más eficientes, pero los gobiernos pueden directamente hacer que todas sean eficientes” ,ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace. Por ello, pide al Gobierno español una ley que prohíba salir al mercado de iluminación doméstica bombillas menos eficientes que 25 lumen por vatio en el 2009 y 50 lumen por vatio en el 2012, hasta que se adopte para este producto una prohibición de ámbito europeo. El pasado mes de marzo, el Gobierno australiano decidió desterrar del país estas bombillas en el plazo de tres años.

En España, el 20 por ciento de la factura eléctrica de los hogares se debe al consumo de las bombillas. Con una media de 25 bombillas por hogar, tenemos unos 350 millones. Si se sustituyen todas, habría un ahorro de unos 10.000 gigavatios-hora cada año, un tres por ciento de la electricidad que se consume en España, y se evitaría echar al aire 6,5 millones de toneladas de CO2 al año.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 04/06/2009 en 18:48

    el invento
    hola esta bien que cuiden el medio ambiente .soy estudiande de ingenieria electrica y les cuento que estoy haciendo un proyecto para generar energia de otra forma mas sana , ustedes que piesan si lo llego a lograr como caeria en el medio empresarial, social y ambiental. chau y buena suerte con su marcha.

Participa con tu comentario