Martes 23 de mayo de 2017,
Bottup.com

Hacia la metanoia colectiva de la sociedad española

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

INTERPRETACIÓN / Análisis de la larga y dura catarsis a la que se verá sometida la sociedad española y que puede desembocar en una metanoia colectiva

Aunque previamente ya había diversos indicios que mostraban síntomas de desaceleración, la cruda realidad empezó a plasmarse a partir de enero de 2008 con el inicio del hundimiento bursátil, aunado con un escenario inflacionista debido a los galopantes incrementos de los precios de los carburantes y de los productos alimenticios y que finalmente terminaría por desencadenar lo que ha venido a denominarse la crisis económica de 2008.

La previsible subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo y un posible escenario inflacionista tendrían un inmediato impacto en hipotecas y préstamos bancarios

Dicha crisis sería sólo la punta del iceberg de una severa crisis económica global que terminará de dibujarse en el horizonte de 2012, dibujándose un escenario a cinco años en el que se podría regresar al proteccionismo económico y posterior desmembración de la actual Eurozona. En el caso de España, significaría el regreso a la peseta, la subsiguiente depreciación de la misma, el retorno a niveles de renta propias de la década de los 90 y el inicio del éxodo al medio rural de una población urbana afectada por la asfixia económica, embargo de viviendas e ingreso en las listas del paro, con la consiguiente revitalización de extensas zonas rurales, rejuvenecimiento de su población y regreso a escenarios ya olvidados de economía autárquica.

Posible subida de los tipos de interés en el segundo semestre de 2011

La previsible subida de tipos de interés por parte del BCE para el segundo trimestre de 2011 (entre 0,25 y 0,50 puntos), debido al riesgo de un escenario inflacionista (2,3% en los países de la Eurozona en el primer trimestre de 2011), tendría un inmediato impacto en hipotecas y préstamos bancarios, consiguiente asfixia económica de amplias capas sociales y un dramático aumento de la morosidad y los embargos de viviendas y locales comerciales.

Ello, aunado con la inevitable depreciación del euro frente al dólar debido a los problemas de deuda soberana de los países fleco de la Eurozona (PIGS y emergentes) y el alza galopante del precio del crudo (rondando el Brent los 110 dólares) debido a hechos geopolíticos desestabilizantes (crisis de Libia) y a que la recuperación de Japón en la fase de reconstrucción tras el seísmo sea muy lenta o acarree problemas de aprovisionamiento a otros países y en particular a China, podría dar lugar a episodios de estanflación para 2011 (inflación rozando el 4% y crecimiento del 0,5% del PIB) y producir un nuevo crash bursátil en el último trimestre de 2011.

Final del rally alcista bursátil

La reestructuración de la economía y el incremento de la tasa de paro puede aplazar ‘sine die’ el retorno a sendas de crecimiento positivo de la economía española

Los inversores han empezado a sentir el vértigo de la altura y a cuestionarse el estado de solvencia de las compañías (dado el elevado endeudamiento de las mismas que superan en algunos casos el 200% en relación a su valor añadido). Así, las sociedades cotizadas en las bolsas españolas tendrían unos compromisos financieros de 276.532 millones de euros (lo que supone 3,1 veces el beneficio bruto que van a obtener este ejercicio) y se espera que bajará el porcentaje de los resultados empresariales que se destinarán a dividendos, así como el número de empresas que repartirán el mismo.

Dicho estallido bursátil tendría como efectos benéficos el obligar a las compañías a redefinir estrategias, ajustar estructuras, restaurar sus finanzas y restablecer su crédito ante el mercado (como ocurrió en la crisis bursátil de 2000-2002) y como daños colaterales la ruina de millones de pequeños inversores todavía deslumbrados por las luces de la estratosfera, la inanición financiera de las empresas y el consecuente efecto dominó en la declaración de ERES.

Aunado con la brutal reestructuración de sectores básicos de la economía, provocará incrementos de las tasas de paro hasta niveles desconocidos desde la postguerra española (estimaciones del 21% para 2011 y un riesgo evidente de ‘Double Dip’ en la economía española), lo que aplazaría ‘sine die’ el regreso a sendas de crecimiento positivo de la economía española, rememorando la década de estancamiento económico de la economía japonesa (‘Década perdida’).

Escalada del Euribor

La subida de tipos del BCE originará que el Euribor pueda rozar el 3% en 2011, lo que aunado con el previsible endurecimiento de las condiciones de los futuros préstamos bancarios (con la implantación de un gravamen para las futuras hipotecas de 1´5-2 puntos por encima del Euribor), conllevará incrementos de las tasas de morosidad hasta al 7% para 2011 y según el Banco de España, los créditos morosos de los bancos, cajas de ahorros, cooperativas y establecimientos financieros de crédito supusieron en mayo el 6,5% del total prestado a familias y empresas españolas, su nivel más alto desde 1995 (el volumen total de préstamos de dudoso cobro ascendió a 117.592 millones de euros).

El euribor puede rozar el 3%, aumentando también las tasas de morosidad, que ya superan el 6%

En cuanto a los embargos, a fines de junio de 2010 se contaban 67.000 ejecuciones judiciales quedándose los Bancos con cerca del 50%, por lo que las entidades bancarias intentarán mediante subastas y la creación de sociedades de gestión de activos inmobiliarios dar salida a los pisos embargados que acumularán en sus carteras (considerados ‘bienes ilíquidos’), lo que originará drásticas caídas de los precios de los inmuebles que se moverían en la horquilla del 20% al 60% respecto a 2007, según estimaciones del BBVA y The Economist.

Severo estancamiento del mercado inmobiliario

Las grandes inmobiliarias integradas en el G-14 cerraron el pasado mes de junio de 2011 uno de los peores semestres de la historia después de vender 900 viviendas, lo que supone un desplome del 60% en comparación al mismo periodo de 2010 y, según la OCDE los precios acumulan una caída de alrededor del 20%, aunado con la sustitución de la obsesión de la vivienda propia por la cruda realidad del alquiler compartido (según una encuesta de Pisos.com, en 2010 habría aumentado la oferta de viviendas en alquiler del 13 al 20%), debido a las subidas previstas del Euribor para 2011 y del previsible endurecimiento de las condiciones de los futuros préstamos bancarios, pues los Bancos y Cajas estarán salvaguardados por las llamadas Cláusula de Blindaje de las Hipotecas.

A ello se añadirá la revitalización de los cascos antiguos y centros urbanos de las ciudades en detrimento de los barrios periféricos, motivado por la falta de liquidez de las arcas municipales (fruto de la ya mencionada desertización comercial y de la profunda recesión del mercado inmobiliario) que conllevará el subsiguiente endeudamiento crónico de los ayuntamientos. La agencia de calificación de riesgos Standard&Poor’s (S&P) calcula que el déficit de las comunidades autónomas ascenderá este año al 2,1% del PIB si la Administración central no les presta apoyo adicional, 0,8 puntos porcentuales por encima del objetivo fijado por el Gobierno (1,3 %).

Desaparición de ‘Papá- Estado’

Las grandes inmobiliarias vendieron en el primer semestre del año tan solo 900 viviendas, un desplome del 60% comparado con 2010

El finiquito del consumismo compulsivo imperante en la pasada década, debido a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores (0,1% en 2010) unido a la ausencia de la cultura del ahorro doméstico provocará una severa contracción del consumo interno y el aumento del consumo de productos de segunda mano.

Así, según Citi, la contracción del consumo en 2010 rondó el 0,2%, con el cierre de 15.000 pequeños comercios hasta marzo y la pérdida de 44.000 puestos de trabajo, aunado con la paulatina reducción de ingresos por publicidad (según las estimaciones del panel Zenthinela de ZenithMedia para 2011, la inversión publicitaria caería un 2,3% en televisión y un 10% en los diarios impresos, quedando Internet como refugio para navegantes con incrementos estimados de la factura publicitaria del 13,3%).

Entrada en déficit de la Seguridad Social

Asimismo, el drástico descenso de los ingresos del Estado y el bestial incremento de las prestaciones de desempleo (en 2011 serán necesarios 60.000 millones) originará el final de los superávits de la Seguridad Social para 2012, tras el exiguo superávit de 1.836 millones de euros en enero de 2011 (un 19% menos con respecto al ejercicio anterior), lo que podría provocar una dramática reducción de los subsidios sociales que afectaría a la duración y cuantía de las prestaciones de desempleo, a las pensiones de jubilación y viudedad y a la sanidad pública con la imposición del copago sanitario.

Así, según informa Expansión, la Seguridad Social sería ya deficitaria en 12 comunidades autónomas y por primera vez, los cotizantes de Cataluña no son suficientes para pagar a los pensionistas y su déficit asciende a 260 millones de euros. El País Vasco desde 2002 ha multiplicado por cinco su agujero, hasta los 1.300 millones. Asturias, Castilla y León y Galicia son las regiones en las que más pesa el efecto del envejecimiento de la población. Sus saldos negativos son de 1.825 millones, 1.850 millones y 2.000 millones, respectivamente, siempre según la información del rotativo económico.

El descenso de los ingresos del Estado junto con el incremento de las prestaciones por desempleo puede acabar con el superávit de la Seguridad Social

Además, en vistas a la optimización de recursos, no sería descartable una progresiva reducción de las competencias autonómicas que llevaría aparejada una drástica reducción del número de funcionarios y empleados públicos (en la actualidad rondarían los 2,5 millones y el 85% serían funcionarios con un consumo estimado del 1,5% del PIB) y la progresiva desaparición de las clases medias.

Finalmente, el hecho de que los diferenciales de rentabilidad entre las emisiones de deuda pública entre los diversos países del primer mundo han aumentado en los últimos meses (lo que conlleva un encarecimiento y mayores dificultades para obtener financiación exterior por parte de los países periféricos de la Eurozona) podría provocar la utilización de la ‘caja de las pensiones’ (dotado en la actualidad con unos 62.000 millones de euros) en el horizonte de 2012, y un recorte del gasto público para 2011-2012 de 6.045 millones de euros, que afectarán especialmente a la construcción de nuevas autopistas, embalses, colegios públicos, establecimientos penitenciarios, centros sanitarios y futuras líneas del AVE y que tendría como efectos colaterales el engrose en las listas del paro de unos 200.000 trabajadores.

Reforma del Mercado Laboral

A instancias de la Alemania de Merkel y con las bendiciones de los sindicatos comparsa (UGT y CCOO), el Gobierno accederá a la Reforma del mercado laboral, que implicará la progresiva implantación del despido libre sin indemnización; la instauración de la jornada laboral de 45 horas semanales y el retraso de la jubilación a los 67 años unido a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores debido a los exiguos incrementos salariales, congelación o dramática reducción de los mismos y la subsiguiente generalización de la precariedad laboral con salarios seiscieneuristas e interinidad vitalicia.

Todo ello conllevará la radicalización de los otrora aburguesados y sumisos sindicatos sedados por el chorro de millones que recibieron del Ejecutivo en 2009 (CC.OO. recibió 96.183.980,70 euros, y UGT 96.117.804,59), la ruptura del diálogo social con la patronal, frecuentes estallidos de conflictividad laboral y la aparición mediática de los grupos antiglobalización que, utilizando tácticas de guerrilla urbana, pondrán en jaque a las fuerzas de seguridad.

Los escenarios de reducción de déficit, rescates y exigencias del BCE podrían dar lugar a la desmembración de la actual Unión Europea

Por último, no sería descartable la agudización de los sentimientos xenófobos de la población española, agravado por el recorte de la oferta laboral, y consecuente feroz competencia por los puestos de trabajo, el espectacular auge de los grupos de ideología neonazi, la proliferación de insalubres poblados ilegales y la conversión de numerosos barrios periféricos en auténticos guetos de inmigrantes.

Posible salida de la Eurozona

Además, podríamos asistir en el horizonte de 2013 al inicio de la desmembración de la actual Eurozona y su sustitución por una constelación de países satélites dentro de la órbita de la alianza franco-germana (la llamada ‘Europa de los Seis’), debido a las exigencias del BCE de cumplir con el límite marcado para el déficit público del 3% para 2013.

Dicha empresa se antoja harto complicada para los países periféricos (Portugal, Italia, Grecia, España e Irlanda) y emergentes de Europa central, con tasas muy superiores a la media de la eurozona para 2011 (4%) y que superan con holgura el primitivo listón fijado por el BCE del 3%), por lo que corren el riesgo de ser excluidos de la eurozona en el horizonte de 2014 y retornar a sus monedas nacionales, significando en el caso de España el regreso a la peseta, la subsiguiente depreciación de la misma y regresión a niveles de renta propias de la década de los 90.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario