Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Helicópteros, Operación Macedonia, Palau de la Música… y Carme Chacón

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Estado de los grandes casos de corrupción en Cataluña

Y esta mañana están desalojando la Plaza de Cataluña, ¡por higiene!

Barcelona. Que en Tarrasa se fabriquen helicópteros de guerra a partir de material de desecho israelí y se vendan a Irán y Venezuela me impresiona. No imaginé que la capacidad de mis conciudadanos para los ‘negocios’ alcanzara tan refinado nivel, digno de las truculentas series televisivas americanas. Que tras ellos se esconda toda clase de documentos oficiales falsos, dinero negro o bancarización en sumas elevadísimas, es lógico, pero que además, ¡y siempre igual!, haya un juicio pendiente desde el 13 de junio de 2002 por la muerte de ¡ocho personas!, empleados y técnicos de FECSA Endesa (accidente en Lérida por uno de esos helicópteros), complica la noticia, y de nuevo cuestiona la Justicia.

Que en Tarrasa se fabriquen helicópteros de guerra a partir de material de desecho israelí y se vendan a Irán y Venezuela me impresiona

El Caso Helicópteros es digno de la ‘Gran Corrupción’: ocho muertos, nueve años de sumario, venta de material de guerra a Irán o a quien sea, material reciclado y defectuoso. Y tras la mano de pintura, sin calibrar la ‘fatiga del material’ por tratarse de viejos aparatos desechados, se vendían a las comunidades autónomas y bomberos, o a quien se terciara. Las seguras implicaciones oficiales y financieras deberían inundar la prensa y televisión, pero el tema es tan grave que ya ha desaparecido. Quien haya ejercido de empresario sabe de las decenas de inspecciones oficiales que sufre cualquier empresa… ¡y ésta parece que viene de lejos!

Una semana muy activa para los casos de corrupción en Barcelona. La Operación Macedonia (macedonia de policías) nos deleita con este comunicado de EFE:

La Vanguardia:
“Barcelona. (EFE).- El subinspector de los Mossos d’Esquadra Antoni Salleras ha acudido hoy a declarar como imputado ante el juez que le acusa de proteger a narcotraficantes, vestido de uniforme y arropado por su superior, el jefe de la División de Investigación, Jordi Bascompte.
Salleras ha llegado acompañado por su jefe y por responsables de prensa del Departamento de Interior y los Mossos d’Esquadra al juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, que lo acusa junto a otros cinco policías de haber encubierto a narcos y a otros agentes que estaban siendo investigados por el juez.
La presencia de Bascomopte, que también acompañó el pasado lunes durante su declaración a los otros cinco mossos imputados, supone un espaldarazo al subinspector Salleras, jefe de la Unidad Anticorrupción de los Mossos d’Esquadra y cuya honestidad ha sido defendida por el propio conseller, Felip Puig.
Tras la declaración de Antoni Salleras, está previsto que se celebre una vistilla para decidir si se adoptan medidas cautelares contra el imputado, ya que el sindicato ultraderechista Manos Limpias, que ejerce la acusación particular en la causa, ha anunciado su intención de solicitar su ingreso en prisión provisional bajo fianza.
La Fiscalía, que en la declaración de los otros cinco mossos imputados no formuló ninguna pregunta, se opone a la imputación de los agentes, que ha recurrido ante la Audiencia de Barcelona, por lo que es previsible que tampoco tenga intervención alguna en la declaración de hoy.”

Los mossos, repito, han alcanzado en el corto espacio de su existencia las mismas cotas de degeneración que aquella policía franquista que dominaba y explotaba el Barrio Chino

El caso que se inicia en y con los macroprostíbulos Riviera, Saratoga y Bailén 22, adquiere su máxima virulencia entre policías de todos los cuerpos operantes en Cataluña y sus amigos confidentes narcotraficantes cuando desaparecen o se sustituyen veinte paquetes de cocaína de un decomiso de veintiuno. Para quien haya cumplido prisión estas desapariciones son ‘normales’, y para mí (ya contado en otras ocasiones) no solo forman parte de las fantasías o fábulas carcelarias, sino de las fotografías en La Vanguardia de los clásicos aparadores repletos de kilos de droga y fardos de billetes con armas incluidas, y la correspondiente sentencia con solo un kilo de heroína. Años 90, me preguntaba mi compañero de celda si cuando saliera podría reclamar el dinero… ¡estás loco!, le respondía.

Un ‘complicado’ entorno el de Salleras; los mossos, repito, han alcanzado en el corto espacio de su existencia las mismas cotas de degeneración que aquella policía franquista que dominaba y explotaba el Barrio Chino… ¡pudiera ser inocente y sorprendido! Lo digo más por prudencia que por convencimiento.

Pero la ‘Gran Corrupción’ tiene esta semana más material. El Caso Palacio de La Música se complica, según El País de hoy:

“Las imputaciones de Juan Manuel Parra (Hispart), Pedro Luis Rodríguez (New Letter), Vicente Muñoz (Letter Graphic) y Miguel Giménez, Josefa Gregori y María del Carmen Mateu (Altraforma) forman parte de la pieza separada abierta hace meses para investigar el presunto pago de comisiones irregulares de Ferrovial a cambio de la adjudicación de obras de gran envergadura como la Ciudad de la Justicia y la línea 9 del metro. En esa causa está también imputado, entre otros, el extesorero del partido nacionalista Daniel Osácar, que actuaba, supuestamente, como hilo conductor de esas comisiones.”

Entre Carme Chacón y la anulación de las anunciadas primarias en el PSOE, ¿el fin de Corbacho, Montilla, los del Baix Llobregat, impulsados por Narcís Serra?… los recortes de CIU en auge… y el festival de ‘indignados’ de la Plaza Cataluña ¡con un excelente repertorio de jazz ayer por la tarde… o Grecia amenazando salir del euro y volver al dracma… casi lo de menos son los casos clásicos de mi ‘Gran Corrupción’… causa-efecto.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario