Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El ambiente ante la huelga general

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Mientras se prepara la huelga general, grupos ‘antisistema’ despiertan la simpatía de los viandantes con lemas que la mayoría suscribiría

Barcelona. Gran pancarta en el antiguo Banesto de la Plaza de Cataluña: “La Banca nos asfixia, la Patronal nos explota, los Políticos nos mienten, CCOO y UGT nos venden, a la mierda”. La foto muestra los tinglados municipales para las fiestas de la Mercé y el tenso ambiente de una callejera asamblea de minusválidos ante la actividad de los okupas en la puerta de lo que fuera el primer banco nacional.

Un espectáculo inquietante ante una crisis y sistema político que la agrava, e inimaginable cuando en 1958 yo trabajaba en la Plaza Cataluña ante el Banco Español de Crédito. Por muy minoritarios que parezcan los ‘antisistema’, y antiguo su discurso, las circunstancias aumentando miseria y paro no solo merecen el respeto de paseantes, sino a ojos vista, adhesiones calladas pero perceptibles.

Y diría que los políticos ni toman nota… y siguen a lo suyo. Montilla promete un inútil cara a cara con Mas que importa muy poco a la mayoría de la población, aunque les voten, y Méndez y Zapatero seleccionan las mejores frases de sus equipos de prensa y tele, tomadura de pelo:

Cándido Méndez: “La ola del 29 de septiembre hará rectificar al Gobierno en la reforma laboral”.

Zapatero contesta: “Retomar el diálogo social tras la huelga”… pero insistiendo en la reforma de las pensiones.

Montilla promete un inútil cara a cara con Mas que importa muy poco a la mayoría de la población, aunque les voten, y Méndez y Zapatero seleccionan las mejores frases de sus equipos de prensa

Paseo ante el banco, tomo unas fotos, oigo el triste discurso de los minusválidos, y pienso que no me apetece escribir sobre aquel revoltijo de turistas, okupas y paseantes, aunque no me quepa duda que quizá se esté escribiendo el fin de un Régimen, al que yo califico como la degeneración del duro y corrupto franquismo… que se convertirá en más duro para millones de españoles.

Las huelgas que ya como empresario padecí tras la muerte de Franco, convocadas por unos sindicatos que juraría no tienen nada que ver con los actuales, que sí se parecen a aquellos ‘verticales’ del Régimen, los millones de manifestantes pidiendo “libertad, libertad… sin ira libertad…” o ante un Tarradellas sorprendido por la cambiante y caprichosa Historia, han conducido a un callejón cuya salida es difícil de predecir… pero que anuncia poco bueno… y vacía de ilusiones y sueños.

Y más paradojas de la historia (en minúsculas), hoy se inicia el mayor juicio a la corrupción urbanística: Marbella, Caso Malaya. Mayor por el número de acusados, que no por el peso económico y político del caso y sus protagonistas, aunque la tele, al no afectar a miembros directos del Régimen excluida la Junta de Andalucía, lo haya endiosado hasta el más puro esperpento.

Fotografía: Rafael Del Barco Carreras


Titular, subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 29/09/2010 en 11:37

    Suscribo en general esta opinión; pero, respecto a los okupas, cuanto mas lo pienso mas me convenzo que no son otra cosa que mercenarios a sueldo de los archisubvencionados sindicatos amarillos y partidos de izquierdas para hacerles los trabajos sucios. Y esta okupación de la antiguo edificio de Banesto parece paradigmática .
    La tradicional tolerancia ante las okupaciones,y en concreto de ésta y la cancha propagandística que se les facilita en los medios de comunicación controlados,(tambien en este caso ) constituyen dos buenos indicativos. Cada vez me caben menos dudas de que, a pesar de sus apariencias, forman parte del entramado político que parasita este país.

Participa con tu comentario