Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

¿Adiós sequía? Una primavera como las de antes

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Registro de las precipitaciones de mayo de 2008

El pasado mes de mayo ha sido uno de los más lluviosos de la historia en muchos puntos de España

La primavera de 2008 se recordará por sumergir en el fondo de unos embalses más llenos la sequedad de las ‘guerras del agua’

Image
Lluvia acumulada desde septiembre de 2007 a mayo de 2008
Image
El Levante ha sido una de las regiones más beneficiadas

Sequía. Esa maldita palabra que parece perseguir la historia climática de España. Ese vocablo cuya pronunciación espanta a agricultores, asusta a Gobiernos anti-trasvase y contagia con su sequedad al discurso político y social de un país divido en autonomías y en cuencas hidrográficas hasta el punto de que aparezca otro término aún peor, ‘guerra’, las ‘guerras del agua’. Y en medio de este secarral de hirientes ortigas, la primavera de 2008 ha querido traer la paz y la ha lanzado sobre nuestras cabezas en forma de interminables chaparrones: esta primavera está siendo la más húmeda en muchísimos años.

Mayo se ha despedido batiendo récords que hacía tiempo no se veían y
registraban en cuanto a la persistencia y días de precipitación. Aunque en el inicio de la
primavera se amortiguaba la sequía de los meses anteriores, mayo se
despidió con precipitaciones generalizadas en el centro y norte
peninsular. En algunas localidades septentrionales se superaron los 20
días de precipitación a  lo largo del mes que acaba de terminar. 

Destaca el carácter extremadamente húmedo observado en una amplia
franja que se extiende por toda la meseta norte excepto Salamanca y
llega hasta la desembocadura del Ebro, abarcando Logroño, Zaragoza,
Huesca, Teruel y Tarragona. También ha correspondido un carácter
extremadamente húmedo a la isla de Mallorca y a Valencia y sus
alrededores. En el resto del territorio peninsular el mes ha resultado
muy húmedo a excepción del suroeste (Extremadura, Andalucía Occidental
y algunas zonas de Castilla La Mancha) y de la mitad occidental de
Galicia, donde ha tenido un carácter húmedo o normal.

En
Canarias el mes de mayo ha resultado muy húmedo en La Palma y en el sur
de la isla de Tenerife y húmedo en el resto a excepción de Lanzarote y
del norte de Tenerife, donde ha sido normal.

La lluvia en la Comunidad Valenciana, una de las zonas más necesitadas, ha sido 2,5 veces superior a la normal
La radiación solar fue también mínima en casi todo el país, haciendo que la tierra absorba más la humedad, que no se evapora. Los embalses aumentan semana a semana

Los
valores normales se han superado con creces y de forma amplia en gran
parte de la península.
A su vez la presencia de nubes en abundancia ha hecho que el suelo
se empape con generosidad y la evaporación fuera mínima, los ríos
fluyan con agua en abundancia y los pantanos se recuperen de una forma
que nadie lo hubiera imaginado, hablándose de incluso de saturación en
amplias zonas de la mitad norte. Las crecidas de los ríos
cantábricos, los tributarios al Ebro y el mismo Ebro han provocado
crecidas indeseadas. La Expo de Zaragoza se ha visto amenazada por la
crecida de su río a principios de junio.

Donde más falta hacía

Lo más positivo es observar que el agua, por fin, ha caído en las zonas donde más falta hacía. Una de ellas es sin duda la Comunidad Valenciana, donde este mes es ya oficialmente el tercero más lluvioso desde 1940. La precipitación media estimada en el País Valenciano en los primeros 29 días de mayo ha sido 2,5 veces superior a lo normal.

Pero son más las estaciones en las que se han registrado nuevas
hitos de precipitación acumulada para el mes de mayo. Destaca por
la longitud de la serie de referencia el valor de 229,3 mm registrado
en el Observatorio del Ebro en Tortosa, y que constituye el valor más
alto desde el comienzo de la serie en 1880. Otras estaciones de la
región mediterránea en las que se han registrado nuevas efemérides han
sido Palma de Mallorca (196,9 mm), Valencia (143,2 mm) y Murcia (75,3
mm).

El sol, escondido

Es también destacable que los valores de radiación solar obtenidos
durante el pasado mes de mayo en prácticamente todo el territorio
peninsular fueron inferiores o muy inferiores a los normales del mes,
dándose en muchos casos mínimos históricos para el mes de mayo.
Solamente en algunos puntos del País Vasco y Canarias, los valores
obtenidos fueron los normales del mes o ligeramente superiores.

Los embalses, recuperándose

El agua total embalsada en España a 3 de junio era de 32.183 hectómetros cúbicos (Hm3), lo que representa un 59,27% de la capacidad de todos los embalses del país. En comparación sólo con la semana anterior a ese dato, el aumento es ya del 0,92%. Por cuencas, es precisamente la de Cataluña Interna, una de las más necesitadas, la que más ha subido en sólo una semana: un 11,08%, pero estando aún al 47,16% de su capacidad. Por contra, la cuenca interna del País Vasco está desde hace tiempo al 100% de su capacidad. La del Júcar, históricamente una de las más castigadas por la sequía, está al 25,55% de su capacidad, aunque esa cifra supone un 2,12% más que la misma fecha del pasado año.

Y, por si todos estos datos no fueran suficientes, sólo tenemos que acudir a la previsión meteorológica para los próximos días: esta primavera de 2008 parece decidida a seguir mandando paz en forma de agua.

Más información:
Estado de todos los embalses españoles

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

Participa con tu comentario