Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

¿Caída en desgracia de Putin?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

INTERPRETACIÓN / Análisis del ascenso al poder y presumible caída en desgracia del otrora hombre fuerte de Rusia, Vladimir Putin

Silenciando las voces y medios de comunicación disidentes mediante el miedo escénico, la asfixia económica, la incoación de arbitrarios expedientes por delitos fiscales y las vías expeditivas, Putin habría conseguido la desaparición de la oposición propia de los países democráticos y la instauración del oficialismo: doctrina política que conjuga las ideas expansionistas del nacionalismo ruso, las bendiciones de la todopoderosa Iglesia Ortodoxa, los impagables servicios del FSB (sucesor del KGB), la exuberante liquidez monetaria conseguida por las empresas energéticas (GAZPROM) y parte del ideario jruschoviano simbolizado en un poder personalista autocrático al intentar reunir en su persona la Jefatura del Estado y la Presidencia del Partido.

En 2010 Putin debió hacer frente a la sequía, la inflación y la pérdida de cosechas, que podría dar lugar a la escasez de productos básicos

Sin embargo, las reformas para aligerar la burocracia aunado con la reducción del poder de los Gobernadores regionales, el recorte de los superávits (un 2,2% menos en el primer trimestre de 2011), la devaluación del rublo (un 30% desde que comenzara la crisis) y los pavorosos incendios que habrían consumido un millón de hectáreas de bosque en 2010, habrían mermado la popularidad de Putin.

Putin, en su particular ‘annus horribilis’, debió hacer frente a la sequía sin precedentes que afectó a la parte occidental de Rusia en julio de 2010 y que habría provocado que el 20% de las 10 millones de hectáreas de sus tierras cultivables hayan quedado arruinadas por la sequía (las estimaciones de la cosecha de trigo serían de 60-65 millones de toneladas, en vez de la media anual de 90 millones, según Ría Novosti), y el posterior embargo de las exportaciones de trigo previstas para 2010 (Rusia es uno de los graneros mundiales con el 8% de la producción mundial de trigo y en 2009 exportó 21,4 millones de toneladas), recientemente levantado.

El trigo ruso del Mar Negro podría ayudar en parte a reponer la producción perdida por la sequía en la UE y Estados Unidos en 2011 con el riesgo de desabastecimiento del mercado interior y tener que precisar de masivas importaciones de cereales en 2012 con el consiguiente incremento de los precios de productos básicos.

Así, según la agencia rusa Interfax, “el país podría sufrir una escasez de ciertos productos alimentarios y un alza vertiginosa de sus precios, que podrían subir hasta un 60%”, lo que producirá una desbocada inflación cercana al 8,4% en 2011 y rondando el 6,5% en 2012, lo que conllevará en la ‘sui generis’ democracia rusa un severo recorte de libertades, por lo que podrían reeditarse los disturbios y protestas sucedidas con Jruschov debido a la carestía de la vida y cuyo primer síntoma sería la llamada Primavera Rusa de la Plaza de Bolotnaya.

¿Revolución naranja en Rusia?

Desde las elecciones legislativas de 2011 se suceden las protestas sociales por el presunto fraude electoral

Uno de los líderes del movimiento opositor Solidarnost, Ilia Ponomarev, citado por la agencia Interfax, afirmó que unas 50.000 personas se habrían reunido en la plaza Bolotnaya, en el centro de Moscú.

Los indignados convocados por el movimiento Solidarnost, denunciaron el fraude en las elecciones legislativas del domingo pasado y exigieron nuevos comicios parlamentarios, la liberación de los presos políticos (como el ex magnate petrolero Mijail Jodorkovsky), la investigación de todos las irregularidades electorales y la destitución del presidente de la Comisión Electoral Central (CEC), Vladímir Churov.

Dicho fenómeno de movilización no tiene precedentes en Rusia desde que Vladimir Putin llegó al poder en 2000 y estaría encabezado por Alexéi Navalni, (famoso bloguero y azote de la corrupción en Rusia) junto con Ilya Yashin, el citado Ponomarev y el ex jefe de gobierno Mijail Kasyanov y alentado según Putin por EEUU.

Putin, presidente de 2000 a 2008, aspira a un nuevo período en las elecciones presidenciales de marzo de 2012, pero la pérdida de la mayoría de 2/3 en las recientes elecciones a la Duma y las protestas de fraude electoral han mermado su popularidad y según el analista Alexei Malachenko, del Centro Carnegie de Moscú, “ha dejado de ser el líder nacional a los ojos de su equipo, la clase dominante política y la sociedad”.

El fracaso en las legislativas de 2011 y las consiguientes protestas sociales por presunto fraude electoral podrían hacerlo impopular en el partido y en la Administración y debilitar el otrora poder omnímodo de Putin, permitiendo que se fraguara una conspiración en vísperas de las Presidenciales de 2012 (alentada por oligarcas defenestrados por Putin y obligados a exiliarse en el extranjero como Berezovksy y que tendría como brazo ejecutor al FSB), siendo acusado de los mismos cargos con los que decapitó a la camarilla oligarca: abuso de poder, corrupción y delitos fiscales, y siendo sustituido probablemente por Medvédev (reviviendo el golpe de mano contra Jruschov en 1964 y su sutitución por Leoniv Brézhnev tras ser acusado de culto a la personalidad y errores políticos).


Destacados y enlaces

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario