Lunes 05 de diciembre de 2016,
Bottup.com

¿Cuánto gana y cómo de feliz es usted? Contabilizar la dicha en Francia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Expertos en economía proponen a Sarkozy que contabilice el bienestar de los ciudadanos dentro del PIB del país

París (FRANCIA) /- Incluir en las estadísticas un poco más de la felicidad del ser humano y menos sobre la riqueza producida por una nación. Probablemente el mismo Epicuro (filósofo griego, 341-270 a.c) hubiera podido entusiasmarse ante esta idea. Pero si ella proviene del presidente francés, Nicolás Sarkozy, quizás el mismísimo Epicuro cedería su lugar a otro colega, Pirrón (filósofo griego 365–275 a. c.), quien entendió antes que todo se debe dudar como estrategia de reflexión.

En febrero de 2008, Sarkozy solicitó a una comisión de 22 expertos la misión de identificar y renovar los índices del producto interior bruto (PIB) en Francia. Entre los 22 expertos figuran el premio Nobel de Economía 2001, el americano Joseph Eugene Stiglitz, el economista bengalí Amartya Sen (Nobel de Economía en 1998) y el economista francés Jean-Paul Fitoussi. La idea de una Felicidad Interna Bruta (FIB) no es novedad en la comunidad planetaria. Desde 1972, el ex monarca Jigme Singye Wangchuck, integró el FIB en su pequeño reino de Bután (sur de Asia). En Francia, desde 1995, Pierre Le Roy (ex funcionario público), fundador y director general de la revista electrónica Globeco, ofrece resultados estadísticos (por medio de una larga y variada base de datos) sobre lo que podría ser la felicidad mundial (la última data de 2006).

El presidente galo declaró la obligación de “moralizar al capitalismo” y a un año del crack financiero planetario las intenciones siguen siendo… intenciones

El reporte (300 páginas) fue entregado el 14 de septiembre al presidente galo. Uno de los aportes interesantes de la comisión es la de contabilizar el bienestar de las personas (calidad del medio ambiente, seguridad personal, económica, del habitad, etc.) dentro del PIB. Sarkozy enunció su intensión de atacar la costumbre de la “cultura de las cifras” en Francia, cambiar su metodología indicativa del PIB, sin dejar de pensar en Europa y en varios organismos internacionales. “En el mundo entero, los ciudadanos piensan que les mentimos, que las cifras son falsas y, peor aún, que son manipuladas, nada es más destructor para la democracia”, pronunció Sarkozy en el anfiteatro de la Sorbona, sede de la reunión. Según el dignatario francés, “Francia luchará para que los organismos internacionales modifiquen sus sistemas estadísticos… Francia propondrá a sus socios europeos que sea Europa quien dé el ejemplo. Francia adoptará su propio aparato estadístico en consecuencia”, expresó.

Contra “la religión de las cifras”
Una buena frase ‘shock’ en el discurso Sarkozy, quien continúa pregonando por un cambio mundial que rige las economías de las naciones. Cabe recordar que fue él mismo quien declaró la obligación de “moralizar al capitalismo” (un oxímoron de hecho); a un año del crack financiero planetario las intenciones siguen siendo… intenciones.

Discurso bien escrito el que leyó el presidente francés: “Los servicios que se ofrecen al interior de una familia, el ocio o la calidad del servicio público”, emitió Sarkozy; detengámonos un momento en lo que concierne al servicio público (o privado), quizás pueda aplicarse de facto sin intermediación de estudios ni expertos, se trata de la real situación que atraviesa France Telecom (operador de telecomunicaciones donde el estado francés es accionista), ya que se han suicidado 23 empleados en un periodo de 18 meses… todos ellos “motivados” por el extenuante ritmo de trabajo y las presiones de “management” en los que son infligidos los asalariados. France Telecom empresa nacional, privatizada en parte en 2004. Seamos como Pirrón entonces, demos “crédito” a la duda ante la fineza retórica del Eliseo, pues en Francia no pasa una semana sin que haya un plan gubernamental bien construido, bien publicitado en los medios pero muy a menudo sin efecto al momento de intentar aplicarlo.

En Francia no pasa una semana sin que haya un plan gubernamental bien construido, bien publicitado en los medios pero muy a menudo sin efecto al momento de intentar aplicarlo

Stiglitz: “La confianza en el mercado (financiero) nos ciega”
Por su parte, Stiglitz esboza sus razones e intenciones por las cuales aceptó participar en la comisión: “El hecho de ser apoyados por un gobierno de peso, en un país sensible a este tipo de cuestiones, dará más resonancia a nuestros trabajos”, respondió el Nobel americano en una larga entrevista concedida al diario Liberation. “Las cosas han cambiado… pero a peor. Con el viento de la concentración, los bancos son aún más grandes (…) Pero siguen teniendo su actividad orientada a la especulación en vez de la gestión del crédito y préstamos. Las finanzas sigue asemejándose a un casino”. Sobre los paraísos fiscales: “No mencionamos el hecho de que los países ricos han tenido siempre sus paraísos fiscales (…) Debe haber una respuesta global, un G-192 de países y no únicamente de un G-20”, señaló el Nobel americano.

La condición humana como eje principal en la abstracción económica es posible si las naciones pretenden forjar un nuevo sistema público en las finanzas: “Podemos asomarnos en la red social, ver la manera en la que organizamos nuestra economía, cómo influye ella en nuestra soledad o, por otro lado, en el desarrollo de nuestras relaciones humanas, por lo tanto, de nuestra dicha”, dijo Stiglitz. Vivir para producir o intentar sobrevivir; las opciones de Epicuro son actuales, son aplicables, alternativas y quizás posibles; por “el puro deseo de existir”.

{xtypo_sticky}Si desean contactar con el autor pueden hacerlo desde su carnet de prensa o directamente a su correo: ivanovichtorres@yahoo.fr {/xtypo_sticky}

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario