Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

¿El final de Karzai?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

INTERPRETACIÓN / Análisis del posible golpe de mano contra Karzai auspiciado por la CIA

“La ministra de Asuntos Exteriores paquistaní, Hina Rabbani Jar, señaló tras un viaje a Kabul que “se habían solucionado parte de los problemas y que Islamabad presionaría a los grupos milicianos afganos para que buscarán la paz si Kabul se lo pedía”, tras lo que los talibán anunciaron el mes pasado la apertura de una oficina política en Catar”, según ABC.

Así, según la agencia Efe, el portavoz talibán Zabiulá Muyahid declaró desde un lugar no especificado: “Hemos alcanzado un principio de acuerdo sobre la oficina de Catar. Además hemos pedido la puesta en libertad de los presos talibanes que continúan en Guantánamo”. Por su parte, el portavoz de la embajada de EE.UU. en Kabul, Gavin Sundwall declaró: “Apoyamos un proceso de reconciliación liderado por los afganos en el que los talibanes renuncien a la violencia, rompan con Al Qaida y acepten la Constitución del país”.

La reciente matanza de 17 civiles a manos de un soldado estadounidense en la provincia de Kandahar ha aumentado las tensiones hacia las tropas extranjeras

Sin embargo, “la multiplicación de los incidentes que implican a soldados estadounidenses en los últimos meses (matanzas, coranes quemados, vídeo que muestra a algunos soldados orinando sobre cadáveres, ataque de soldados afganos contra ellos) ha alimentado fuerte tensiones entre Washington y el gobierno de Kabul” y ha complicado “las negociaciones en curso sobre las modalidades de la presencia estadounidense en Afganistán después de 2013, fecha en la que la fuerza de la OTAN (ISAF) prevé haber retirado todas sus tropas de combate del país”, publica rnw.nl.

Por último, la reciente masacre de 17 civiles en la provincia de Kandahar por parte de tropas norteamericanas ha llevado a talibanes a la suspensión de las negociaciones preliminares con Estados Unidos para poner fin al conflicto en Afganistán y a prometer a los familiares de las víctimas que “vengarán el brutal asesinato de cada uno de los mártires a manos de los invasores”, según un comunicado publicado en la página web de los talibanes y citado por la agencia de noticias DPA, lo que augura una primavera borrascosa.

Resistencia del Pentágono a la retirada agresiva de tropas de Obama

Para evitar una peligrosa ‘vietnamización del conflicto’, Obama habría ordenado al Pentágono la retirada progresiva de tropas de Afganistán, pero dicha decisión difícilmente será compartida por el Pentágono. Así, el almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto reconoció en una audiencia en la Cámara de Representantes que, “las decisiones del presidente son más agresivas y suponen más riesgos de los que originalmente me preparé para aceptar”, y a pesar de que midió cuidadosamente sus comentarios, dejó entrever el descontento del Pentágono con la agresiva retirada de Afganistán.

Por su parte, apunta intereconomia.com, “The New York Times publicó un artículo en el que apuntó que la administración Obama estaría analizando una posible reducción adicional de unos 20.000 efectivos este año a raíz de la muerte de 17 civiles” (entre ellos mujeres y niños, en la provincia de Kandahar), aunque encuentran la ‘firme oposición’ del mando militar en Afganistán, que apuesta por mantener en ese país la mayor parte de las tropas hasta el fin oficial de la misión de la OTAN en 2014.

Obama habría ordenado la retirada progresiva de las tropas de Afganistán, contraria a los deseos del Pentágono

Además, la CIA contaría además con informes que confirmarían el inicio de la ayuda militar rusa (asesores militares, logística e información de los satélites-espías) a las milicias talibanes de Afganistán en su lucha contra las fuerzas de la ISAF allí desplegadas, con el objetivo de alargar el conflicto. Además, la falta de liquidez monetaria de los aliados europeos podría derivar en su gradual retirada de Afganistán en 2012 dejando en soledad a EE.UU. (Francia ha anunciado la salida en 2011 del primer grupo de 200 soldados de Afganistán como parte de sus planes de retirada total en 2012, decisión que por mimetismo podrían adoptar el resto de países europeos aliados de EE.UU.).

El incierto futuro de Karzai

A raíz de la citada masacre de 17 civiles en la provincia de Kandahar, el Parlamento afgano exhortó por unanimidad al presidente Hamid Karzai a revocar el acuerdo de inmunidad a las tropas extranjeras que invadieron esta nación en el 2001 y según AFP, Karzai indicó a León Panetta que “su país se propone hacerse cargo de la seguridad en 2013 y no en 2014 como estaba previsto”.

Convendría además recordar que cuando irrumpieron en el tablero afgano los talibán (milicia ultraintegrista procedente de las madrazas deobandis del norte de Pakistán) el actual Presidente Karzai dispuso lo necesario para facilitarles el control de las ciudades en las regiones de influencia popalzai, ya que pese a su fanatismo religioso los consideraba como una milicia de hombres virtuosos que buscaban pacificar un país sumido en los desmanes de los numerosos señores de la guerra, por lo que la CIA habría iniciado la búsqueda de un sustituto a Karzai al no gozar ya de su confianza.

Los desencuentros de los últimos meses podrían hacer pensar en el derrocamiento de Karzai por alguien más afín a los aliados de la ISAF

Así, mediante una operación de propaganda orquestada por la CIA, sería acusado del inicio de conversaciones secretas para la gestación de un Gobierno de Coalición islamista entre pastunes y talibanes (con el objetivo de conseguir en unas elecciones anticipadas la legitimación democrática en las urnas en el horizonte de 2013 y proceder a la creación de la República Islámica de Afganistán), lo que exigiría la retirada de las tropas de EE.UU. y la consecuente pérdida de presencia en un país considerado por el alto mando de EEUU “como pieza geoestratégica vital” en el rompecabezas del Oriente Medio.

Por todo ello, no sería descartable la creación de un ambiente propicio al golpe de Estado y posterior derrocamiento de Karzai, reviviendo uno de los aspectos más oscuros de la política exterior de Kennedy: el derrocamiento y asesinato del presidente survietnamita Diem, en 1963, y el posterior incremento de su apoyo militar a Vietnam, acelerando la escalada que llevaría a los Estados Unidos a un callejón sin salida (Estados Unidos y la OTAN tienen más de 130.000 efectivos en Afganistán, cifra que se elevaría a 150.000 en agosto en el marco de una estrategia para contrarrestar la ofensiva de los talibanes).

Fotografía (cc) World Economic Forum


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario