Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

¿Estados Unidos de Europa?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

O los Estados Desunidos de España y su Constitución

Barcelona. Es difícil encajar la problemática que en estos momentos se discute en Alemania, es decir, Europa, dirigida en primer lugar a salvar el euro (comprometido única o principalmente por el desproporcionado endeudamiento de los países mediterráneos y su progresivo déficit) con el discurso de los dirigentes catalanes, que para los europeos representan no menos del 25% de la indisoluble deuda española, el mayor de los problemas de la Eurozona.

Y si comparamos con el discurso en el semanario ‘Der Spiegel’ de la ministra alemana de Trabajo y persona de confianza de Angela Merkel, Ursula von der Leyen, sobre la necesidad de unos EE.UU. de Europa, a su juicio única solución a las diferencias económicas que separan a los gobiernos europeos, esa problemática se sitúa a años luz de la actual realidad española.

España un engendro político donde dos dirigentes se permiten reformar la Constitución en dos semanas, solo posible en una Dictadura

Pero si además consideramos que Alemania es una Democracia en mayúscula y España un engendro político donde dos dirigentes se permiten reformar la Constitución en dos semanas (solo posible en una Dictadura) los caminos de encuentro se convierten en rectas paralelas sin posible unión. Reformar la Constitución para complacer a los alemanes ¡que tampoco les complace lo reformado! cae en el ditirambo.

Según las noticias, Merkel ha conseguido el apoyo de los socialdemócratas frente a los de su propio partido en la votación de septiembre por las ayudas a los países de la Eurozona con problemas de deuda soberana.

Buena noticia para una España metida en un guirigay resultado del desconcierto político ante la insoluble crisis. La Partitocracia actuando de Partido Único ante diecisiete ‘autonomías en quiebra’ y el desastre del Sistema Financiero (cajas de ahorros) define sin lugar a dudas la incapacidad de un Régimen; el callejón sin más salida momentánea ¡muy momentánea! que la atrapada Alemania.

Y para los también atrapados ciudadanos catalanes y españoles no debería haber otro camino que barrer a su corrupta clase política, y establecer una Democracia real que definiera la situación del país, o sea, cuánto se debe y qué exactas reglas de juego se impondrán para pagar.

Reformar una Constitución para limitar el endeudamiento futuro cuando ya resulta imposible endeudarse más, y la sola renovación de la deuda añadidos intereses sobrepasaría los porcentajes fijados, con las consabidas escepciones españolas de “hecha la Ley, hecha la trampa”… es cómico.


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario