Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

¿Feminista y Femenina? Sin contradicciones

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La feminidad y el feminismo no están reñidos, como demuestran numerosos ejemplos de ilustres mujeres representantes del movimiento feminista comtemporáneo

“(…) Sólo con la ayuda de las mujeres, el mundo conocerá la paz verdadera, el perdón, la comunión con el Creador y la victoria definitiva de los valores humanos más excelsos (…)”, Carlos Cuauhtémoc Sánchez.

Hacia la primera mitad del siglo XIX un sentimiento de independencia y de ansias de liberación despertó en medio de todas las esferas del quehacer femenino en Francia.

Se avecinaba una época de cambios sin precedentes para la sociedad de entonces.

Roles sociales cuya ejecución se había ‘reservado’ a los hombres, comenzaron a ser reclamados por las mujeres, que resultaban estar tanto o mejor preparadas para su desempeño.

Roles sociales cuya ejecución se había reservado a los hombres, comenzaron a ser reclamados por las mujeres

Sin haberse acuñado aún el término francés ‘feminisme’, el movimiento que en la actualidad se conoce bajo esa denominación empezaba a gestarse.

Definiendo su esencia
Una serie de eventos sociales y políticos ocurridos en Francia hacia 1968 desencadenaron en la llamada ‘segunda ola mundial del feminismo’.

En su Diccionario de la Lengua, la Real Academia Española define el vocablo como la “(…) doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres (…)”.

Pero, ¿compromete en la mujer esa concesión de “derechos reservados antes a los hombres” su privilegiado atributo de la femineidad?

La respuesta, en nuestra humilde opinión, sería absolutamente negativa.

Lejos está el existir algún tipo de contradicción entre el hecho de ser una fémina consciente de su valor como ser humano, de su capacidad y talentos, así como de su prerrogativa de exigir “iguales derechos que para los hombres” (Diccionario de la Lengua Española); y al mismo tiempo ser una digna, elegante, sofisticada y cultivada mujer.

La encarnación de la femineidad
Ha sido precisamente este último atributo el que a través de los tiempos ha llevado a femeninas damas comprometidas en diversas causas del quehacer mundial a ser consideradas, sin necesariamente proponérselo, verdaderos íconos del feminismo.

Una de ellas, de quien se asevera “(…) comunicaba un dinamismo contemporáneo (…)”,

Nicole Kidman, Cristina Fernández de Kirchner, Michelle Bachellet o Hillary Clinton son algunos de los ejemplos contemporáneos de lucha por los Derechos Humanos de las mujeres

una “(…) forma de expresarse con un nuevo lenguaje de liberación (…)” (Revista Vanidades, Año 49, Nº.1, enero de 2009), es la leyenda de la moda Gabrielle ‘Coco’ Chanel (1893 – 1971).

“(…) Por su capacidad innovadora y liberadora, ‘Coco’ Chanel se adelantó al feminismo antes de que el concepto fuera enunciado (…)”.

Como artista del diseño de modas y como empresaria, Coco rompió paradigmas y derribó las fronteras que, de forma tácita, imponía al desarrollo y realización de las féminas la sociedad de su época. Todo ello sin menoscabar su inconfundible elegancia y su orgullo de ser mujer.

De forma más reciente en la historia, una inculcada indignación (su madre se activó como feminista) por toda clase de ‘violencia contra las mujeres y niñas’ ha llevado a la actriz y defensora de los Derechos Humanos, Nicole Kidman, a involucrarse en la denuncia audaz de la que podría ser “(…) la violación más amplia y sistemática de los Derechos Humanos en el mundo (…)”.

La diva australiana, ganadora del Oscar y, desde 2006, embajadora de las Naciones Unidas para el Fondo de Desarrollo para la Mujer (UNIFEM), ha abogado por el establecimiento de ‘fuertes alianzas’ con líderes humanitarios masculinos, así como con autoridades religiosas, para que cese la inobservancia de las leyes y la impunidad en los casos de violencia de género.

Otro activo perfil en defensa de los derechos humanos – tanto en su natal Argentina, como en el resto de Iberoamérica – lo ostenta la ex primera dama y actual mandataria de esa nación suramericana, Cristina Fernández de Kirchner.

Abogada de profesión, y desde sus épocas de estudiante en la Universidad de La Plata, una reconocida defensora de la actividad política de las féminas, la gobernante argentina es una de las más prominentes feministas contemporáneas – junto a figuras como su homóloga chilena, Michelle Bachelet, y la ex primera dama y Secretaria de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, Hillary Clinton.

Su denodado compromiso con la lucha por los Derechos Humanos a nivel de la región le ha impulsado también a realizar gestiones humanitarias en favor de rehenes por el conflicto armado en la República de Colombia.

Como los anteriores, podríamos mencionar muchos otros ejemplos de ilustres mujeres que por su valentía, esfuerzo, capacidad y alto sentido de la femineidad, son dignas exponentes del movimiento feminista contemporáneo.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

The fantastic world of Cinema using a different point of view about the best films based on books.

1 comentario

  1. Anónimo 28/07/2011 en 16:51

    Excelente!

Participa con tu comentario