Sábado 16 de diciembre de 2017,
Bottup.com

¿Gobierno de coalición en Navarra?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Repaso de los últimos acontecimientos acaecidos en la política navarra  y de las posibles sorpresas que nos puede deparar el 2009

Image
Sanz y Alli en la firma del último pacto de Gobierno, en agosto de 2007

A lo largo de la breve pero intensa historia del CDN como formación política (desde su fundación por Juan Cruz Alli en 1995) el maquiavelismo ha sido unas de sus notas predominantes, encontrándonos en estos momentos en la antesala de una nueva estrategia que intentará hacer renacer el partido de sus cenizas y perpetuarse en la vida política navarra.

Alli intentará una arriesgada jugada política: hacer salir a sus dos consejeros del
Gobierno minoritario UPN-CDN e iniciar una aproximación a
las filas del PP con vistas a lograr un pacto de coalición PP-CDN

Tras su ingreso en Unión del Pueblo Navarro (UPN) procedente de UCD, Juan Cruz Alli llegará a la Presidencia del Gobierno de Navarra (1991-1995), desde donde abogará por llevar a UPN a posiciones más centristas y menos intransigentes en su “navarrismo” al propugnar un mejor entendimiento con la Comunidad Autónoma del País Vasco y con el nacionalismo vasco en general.

En 1994, debido a su “deriva nacionalista” entrará en conflicto con su partido y será sustituido por un suplente de circunstancias (Miguel Sanz), lo que le llevará a abandonarlo en 1995 y reconvertirse en Convergencia de Demócratas de Navarra (CDN). Desde su nueva atalaya, volverá a ejercer de mago político y sacará de su chistera el Tripartito de Otano (PSN-CDN-EA) del que será Vicepresidente y Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra entre 1995 y 1996, convirtiéndose desde entonces en la “bestia negra” de UPN.

Tras la dimisión de Javier Otano como Presidente del Gobierno de Navarra al estar implicado en un caso de corrupción política, ejercerá el cargo de Presidente en funciones entre los meses de junio y septiembre de 1996 y será posteriormente sustituido por uno de sus discípulos menos aventajados pero más permeables a las tesis antivasquistas de UPN (Miguel Sanz), haciendo añicos su sueño de una Navarra plural y progresista.

En el año 2000, (a pesar de su reconocida animadversión personal con Sanz), comenzará un paulatino acercamiento a UPN en aras de la supervivencia del CDN, plasmado en un pacto presupuestario, y tras las Elecciones Autonómicas de 2003, en un pacto de Gobierno de Coalición entre UPN y CDN que alcanzará la mayoría absoluta, aunque no entrará a formar parte del mismo dadas sus diferencias insuperables con la dirección de UPN .

Tras la pérdida de la mayoría absoluta del centro-derecha navarrista en el 2007 y el acuerdo tácito alcanzado in extremis entre Pepe Blanco y Jaime Ignacio del Burgo, se constituirá un Gobierno en minoría UPN-CDN, quedando el PSN como árbitro de la contienda y ejerciendo una oposición tan leal y constructiva que serán en realidad sus propuestas las que serán apoyadas por el Gobierno minoritario en un espléndido ejercicio de ventriloquismo escénico por el que recibirá todo tipo de cargos y prebendas políticas.

En la altivez de su nueva posición, el PSN practicará una política de acoso y derribo de los consejeros de CDN en el Gobierno de Navarra (Esparza y Pérez Nievas), acusándoles de “falta de compromiso en el cumplimiento del Pacto de Gobernabilidad de Navarra” firmado entre Miguel Sanz y Pepe Blanco, y exigiendo a Miguel Sanz actuar en consecuencia.

Esta oportunidad será aprovechada por el cerebro privilegiado de Alli (conocido por sus adversarios políticos como el “sibilino Señor de Torres de Elorz”) para en una arriesgada jugada política hacer salir a sus dos consejeros del Gobierno Minoritario UPN-CDN e iniciar una política de aproximación a las filas del PP con vistas a lograr un Pacto de Coalición PP-CDN, que se presentaría en las próximas Elecciones Europeas de Junio del 2009, asegurando una supervivencia de CDN que quedaría plasmada en una posible presencia en el Parlamento Europeo, Parlamento Navarro y Congreso de Madrid.

Asimismo, dicho pacto arrojaría a UPN en brazos del PSN, por lo cual no sería descartable (tras el Congreso de UPN en abril del 2009) un posible Gobierno de Coalición UPN-PSN en aras de la “gobernabilidad e integridad de Navarra” o en su defecto un adelantamiento de las Elecciones al Parlamento Navarro (aprovechando las Elecciones Europeas de Junio) para clarificar la convulsa situación política creada.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario