Jueves 19 de enero de 2017,
Bottup.com

¿Movimiento edupunk, socialismo educativo o educación 2.0?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Análisis:
“Confieso que sigo fiel a las ‘versiones’ de la Web, o de la Web en educación: 2.0. Me sigue pareciendo un término positivo, no creado en base a  ningún antagonismo”

Opinión

Image
Edupunk

Es una discusión abierta en la esfera anglosajona. Casi un meme conversacional en el ámbito educativo. Si realizáis la búsqueda del término en Google
os daréis cuenta de los muchos posts que ha generado durante las
últimas semanas y sigue generando. El término de la polémica es el de edupunk,
algo así como la extensión del cyborg o los rasgos culturales que dan
forma al hombre 2.0, el educador rebelde, inter e hiperconectado que
intenta cortocircuitar los vicios del sistema desde dentro.

Stephen Downes también habla del tema en un extenso artículo que intenta resumir el estado de opinión mayoritaria.Y es que, a pesar de las connotaciones negativas que podemos
atribuir a un adjetivo tan impactante como controvertido, la verdad es
que son muchas las características de la nueva cultura que podrían
haber sido consideradas en otra época como punk, ciberpunk o cualquier
otra combinación de términos que incluya lo punk o “revolucionario en
extremo”. Incluso se ha abierto en wikipedia una discusión al respecto.

El resumen de la discusión está en si el término ‘punk’ puede ser aplicado al educador. ¿Hay algo más punk que la educación?
Algunas de las interpretaciones hablan de lo comunitario, del
anticonsumismo, del antiautoritarismo, del espíritu intelectual y
librepensador, del nuevo socialismo, o en términos más técnicos del
crowdsourcing, la arquitectura de la participación, la sociedad de la
conversación, etc. O si el objetivo de la educación es y ha sido siempre la formación
de  gente más creativa de acuerdo a los requerimientos de las
instituciones o empresas que les darán trabajo, ¿hay algo menos punk que la educación?

Creo que la opinión de El caparazón,  formado por personas vinculadas tanto
al mundo del aprendizaje como a la consultoría web es relevante: Estoy
de acuerdo con los autores en que la terminología, como la de
Web2.0, puede ser técnicamente incorrecta. Hablar de sociedad de la
conversación o de la construcción social de los medios y la
comunicación podría ser más adecuado.

En el caso de “edupunk”, si implica una visión más libre y
social de la educación, si nos mantiene en cierto modo en una utopía
(la de la formación libre)
necesaria, tampoco me parece especialmente mal. Aunque no necesario…

Porque confieso que sigo fiel a las ‘versiones’ de la web, o de la web en educación: 2.0. Me sigue pareciendo un término positivo, no creado en base a  ningún antagonismo, que reconoce el papel de las nuevas tecnologías en la ‘liberación’ comunicativa, educativa, relacional que vivimos.

Respeta además el carácter idiosincrático de los términos que nacen y viven en la Red y que nos sitúan en una línea de evolución constante hacia
un estadio superior (¿3.0?), que no parece que tenga ya que ser logrado
en base a luchas políticas radicales que ya creo anacrónicas.

Además, web2.0, educación2.0, elearning2.0 o cualquiera de las
acepciones, contienen, también desde el lenguaje propio de la web, una carga viral, de transmisión,  de democratización
importante y que creo que, en un momento de necesaria y progresiva
alfabetización digital de la población, no puede ser alegremente  y
bajo criterios puramente intelectuales, coartada.

Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de:  Sociedad y ciudadanía

Image


Image

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. tupperver 11/06/2008 en 22:42

    ¿Realmente creen que esta nueva “esfera”, llámenla como les plazca, no es PERMITIDA por el PODER?
    ¿Más democracia? ¿Cuál? Si quitando los ordenadores, no la había más que de boquilla. ¿Qué tiene el ordenador de participativo?
    Somos las personas las que nos comportamos aisladamente o en grupo, y que ahora exista internet “al alcance de todos” es 1) mentira, y 2) está al alcance de unos pocos A COSTA de la pobreza de otros muchos.
    Como todo en este régimen mundial de libre (y capitalista) salvajismo.
    Por supuesto que, para los que tienen / tenemos la oportunidad de acceder al crowdsourcing, a fuentes de información diversas, es afortunado, y dependiendo de la capacidad crítica del individuo, así será de útil, pero no creo que exista una conexión inmediata ni necesaria entre más interconexión y mejor instrucción del individuo.
    Y para muestra, una pedrada en mi propio tejado: mi blog no es mío, es de blogger.

Participa con tu comentario