Miércoles 26 de julio de 2017,
Bottup.com

In memoriam

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)


Image
Autoridades guardan un minuto de silencio en el pabellón de Canarias en la Expo


El funeral por las víctimas del accidente de Barajas será por fin el próximo día 11 de septiembre en la Catedral de la Almudena de Madrid



Una terrible impotencia y pánico absoluto serían los últimos sentimientos de los indefensos miembros del pasaje del vuelo siniestrado de Spanair, viéndose abocados al inminente accidente aéreo ante el cual sólo les cabía aferrarse inútilmente a sus asientos con fuerzas desesperadas. Y en cuestión de segundos, tras el violento tambaleo y el tremendo choque, la explosión y un infierno ‘dantesco’ de metal en llamas, cuerpos calcinados y maloliente queroseno. Un infierno que, como tal, sólo perdurará en la conciencia de los pocos e incrédulos supervivientes. Entre los cuales, curiosamente, se encuentra Beatriz, como la protagonista de los Cantos del Paraíso de la Divina Comedia de Dante, y cuyo nombre significa ‘dadora de felicidad’.

Otro bien distinto, pero también cruel, prolongado en el tiempo como sentimiento, es el infierno que sufrirán en su corazón los afectados familiares y allegados de las víctimas apenas conocieran la luctuosa noticia del espeluznante accidente de Barajas. Desde ese instante, se agolparán en sus mentes preguntas e injustas respuestas buscando una razón para explicar la pérdida de sus seres queridos.

Pero el gélido dato de un nuevo y desgraciado siniestro a engrosar la fatal estadística de accidentes aéreos, será lo que les golpeará brutalmente mostrándose como cruda realidad; una realidad muy dolorosa que les llevará algún tiempo asimilar, pero nunca olvidar.
                                                                                                                                           
                                                                                                                                                                          In memoriam



Primeras palabras de ‘Adiós’:



 ¡El otoño ya! –Pero ¿por qué añorar un sol eterno, si estamos comprometidos con el descubrimiento de la divina claridad, –lejos de las gentes que mueren durante las estaciones?  
                                                                                                                  

Arthur Rimbaud




{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Escritor, fotógrafo y periodista ciudadano, también escribe en su blog personal Novalis y publica sus libros en Bubok y Editorial Nemira.

Participa con tu comentario