Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Independencia, rescate y Barça… o el arte de tomar el pelo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

En el gran derby de la demagogia la entelequia ‘independencia-rescate’ gana por goleada a la realidad ‘paro-recortes’

Barcelona. Crear cortinas de humo es la mejor de las habilidades de nuestros políticos. Para escapar de una realidad de infarto, paro y recortes, quiebras y despidos, cazan al vuelo cualquier problema secundario y lo transforman en vital y prioritario.

Para escapar de una realidad de infarto, paro y recortes, quiebras y despidos, cazan al vuelo cualquier problema secundario y lo transforman en vital y prioritario

Ni la independencia de Cataluña ni ese clamado rescate conducen a la solución del paro, los recortes y subida de impuestos, repito el muy al contrario: la independencia es el imposible espantajo que se saca Artur Mas de la chistera para escapar a responder por el paro, las quiebras, los recortes ¡y la corrupción! Insisto e insistiré, el primer mandatario catalán no ha dicho ni una palabra clarificando o informando sobre la mayor quiebra de la historia de Catalunya, CatalunyaCaixa y las demás caixas fusionadas. Y Rajoy, ya metido en un rescate continuo inundándonos de leyes cada viernes al dictado de Bruselas o Berlín, marea la perdiz sobre ese rescate final donde deberá recortar hasta la total desesperación ciudadana.

Legión de periodistas y cámaras se han dedicado la pasada semana a perseguir a Rajoy y todos los ministros con la pregunta del rescate. Y otra legión preguntando a Artur Mas sobre la independencia. El paro y los recortes apenas si han aparecido en la eterna rueda de prensa en que viven inmersos nuestros líderes.

En Marruecos o Nueva York, se podría asegurar que periodistas, cámaras, maquilladores o tramoyistas, superan a los clásicos cortesanos o políticos. En cada viaje el cortejo no baja de las cien personas, para acabar, uno negando el rescate, y el otro proclamando que Cataluña sería uno de los países más ricos de Europa.

En la entrevista de Artur Mas en el ‘New York Times’, además del éxito personal por colocarse entre las noticias de relevancia mundial, nos cuenta que Catalunya independiente estaría por delante de una docena de países de la UE, y si la imposible ficción entusiasmará a sus bobalicones o subvencionados seguidores, por supuesto no llenará la barriga del que busque en los contenedores. Y sobre que ve inconcebible que Cataluña tenga problemas de liquidez, él sabe, por técnico en quiebras, que hasta las más brillantes y prósperas empresas se hunden por el despilfarro y corrupción.

El primer mandatario catalán no ha dicho ni una palabra clarificando o informando sobre la mayor quiebra de la historia de Catalunya, CatalunyaCaixa y las demás caixas fusionadas

Hoy nos cuentan que Navarro, el socialista que no ha roto un plato, le pide a Mas que cumpla con las entidades sociales. Ignoro si es otra de las frases periodísticas, o realmente en alguna entrevista, pues el incómodo escenario del Parlament ya se ha cerrado, cual acreedor, el líder del PSC le haya presentado la lista de subvenciones impagadas o agravios sociales, a lo que el mesiánico conductor hacia la independencia le habrá contestado que lo supedita al resultado del 25 -11. Habrán acabado la entrevista abrazados en una de esas risotadas nerviosas. También pueden terminar con una porra sobre el Barça-Madrid.

Si el New York Times le coloca en el Gary Cooper de las películas del oeste, hoy el Barça-Madrid ante 400 millones de espectadores se convertirá, gane o pierda, en otro triunfo personal. Si gana el Barça, su anunciado próximo viaje por Europa para recabar adhesiones a la independencia… solo tiene un inconveniente… que a Merkel no le gusta el fútbol… y mucho menos que le hablen de otro inmenso problema con la deuda y descalabro español.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario